Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Instan al Govern a usar el cambio climático para diversificar la economía

Catalina Torres, de Economía Aplicada, y el biólogo Miguel Ángel Miranda presentaron el estudio.

Un equipo de investigadores del Laboratorio Interdisciplinar de Cambio Climático (LINCC) de la Universitat de las Illes Balears (UIB) ha recogido 38 medidas de mitigación y 31 de adaptación que sería necesario implementar antes de 2030 para reducir los impactos del cambio climático en este archipiélago. 

Todas estas medidas fueron presentadas ayer por Catalina Torres, del departamento de Economía Aplicada, y por el biólogo Miguel Ángel Miranda, dos de los investigadores del más ambicioso estudio multidisciplinar llevado a cabo hasta el momento por la UIB y que ha sido publicado recientemente en Regional Environmental Change, una revista científica de prestigio internacional. No menos de nueve departamentos diferentes han participado en su elaboración.

Los investigadores han estudiado los cambios físicos proyectados para las próximas décadas como consecuencia del cambio climático y han analizado sus impactos sobre las variables ambientales, económicas y sociales.

Y tanto Torres como Miranda animaron al Govern a aprovechar estas acciones propuestas de mitigación y de adaptación al cambio climático como una «oportunidad» para diversificar el actual modelo socioeconómico de esta comunidad autónoma basado en el uso intensivo de energías fósiles y materiales por parte del sector turístico, uno de los mayores contribuyentes al calentamiento global.

No obstante, ambos se mostraron pesimistas respecto a la receptividad de un Govern que, recordaron, asistía en pleno a la World Trade Market de Londres mientras la cumbre climática avanzaba en sus deliberaciones.

«El planeta no espera»

Preguntados los investigadores sobre su opinión sobre la cumbre climática que se está celebrando en estos días en Glasgow (Escocia), señalaron que «no somos muy optimistas sobre sus resultados y previsiblemente nos decepcionarán. Llevamos más de treinta años hablando de medidas contra el cambio climático y las emisiones han seguido creciendo año tras año. Y el planeta no espera», advirtió Torres.

«La gráfica de las emisiones no baja. Tan solo durante esta pandemia de covid se ha estabilizado un poco por la escasa actividad económica», abundó Miranda.

«Llevamos más de 30 años con medidas contra el cambio y las emisiones han seguido creciendo año tras año»

decoration

Las variables analizadas por los investigadores muestran que el aumento esperado de la temperatura y el nivel del mar, la disminución de las precipitaciones medias y el aumento de la evapotranspiración, las sequías, el aumento de la acidificación y la desoxigenación en el océano representan las principales amenazas para las Illes Balears, tanto en términos de sus ecosistemas como de la salud de sus habitantes como para su economía, dada la alta vulnerabilidad del sector turístico al cambio climático.

El hecho de que Balears sea una potencia turística mundial hace que el análisis realizado por investigadores de la UIB pueda servir de guía a otras islas mediterráneas, que también basan su economía en el sector turístico y se enfrentan a escenarios similares de cambio climático, resaltaron ambos investigadores.

El estudio propone llevar a cabo acciones de mitigación y adaptación en el ámbito de los ecosistemas terrestres y marinos, los recursos hídricos, la energía, las infraestructuras y la planificación urbana, la salud humana, la economía, la legislación y la educación. La movilidad sostenible y el tratamiento de residuos también son áreas de acción recomendadas para la mitigación.

Ya para concluir y habida cuenta de que el sector turístico habrá de tener menos peso en la economía a consecuencia de las condiciones que impondrá el cambio climático, los investigadores instaron a ir avanzando en un nuevo turismo de proximidad y bajo en emisiones de carbono que «relocalice» empresas e infraestructuras.

LOS PELIGROS

  • Más calor y aumento del nivel del mar

El aumento de la temperatura y el nivel del mar, la disminución de las precipitaciones y el aumento de la evapotranspiración, las sequías, el aumento de la acidificación y la desoxigenación en el océano, principales amenazas para las Illes Balears.

  • Medidas para mitigar los efectos 

Proponen llevar a cabo acciones de mitigación y adaptación en los ecosistemas terrestres y marinos, los recursos hídricos, la energía, las infraestructuras y la planificación urbana, la salud humana, la economía, la legislación y la educación. La movilidad sostenible y el tratamiento de residuos también son áreas de acción recomendada.

  • Cambio de modelo urístico

La actividad turística perderá peso y variará hacia la proximidad baja en carbono y la relocalización empresarial.

Compartir el artículo

stats