Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más coronavirus en los pasillos de los hospitales que en las habitaciones

Un internista de Son Espases achaca la mejor ventilación a que las estancias son nuevas

Los respiradores filtran el aire y dificultan la difusión en la UCI. | M.MIELNIEZUK

El coronavirus SARS-CoV-2 está más presente en los pasillos de los hospitales adyacentes a habitaciones donde están ingresados enfermos con covid-19 que en las propias habitaciones donde se encuentran hospitalizados los pacientes.

Así ha quedado demostrado en un estudio realizado por el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el hospital de Son Espases recientemente publicado en la revista Environmental Research.

El internista Francisco Fanjul explica que fue el CSIC el que les ofreció realizar un estudio que finalmente se llevó a cabo entre los pasados meses de noviembre y diciembre del año pasado. «Nos ofrecieron unas bombas de análisis de aire que detectaban las partículas inorgánicas ambientales y pasamos mes y medio tomando muestras tanto en los pasillos como en las habitaciones de las plantas reservadas para la covid-19 así como en las unidades de críticos reservadas para ellos», comienza.

Fue un trabajo laborioso porque cada bomba de aire tardaba unas cuatro horas en analizar un metro cúbico de aire. Pero las conclusiones fueron sorprendentes: Detectaron más presencia de virus SARS-CoV-2 en los pasillos de las áreas covid que en las propias habitaciones que acogían a los enfermos con esta patología.

«Proporcionalmente, las habitaciones están mejor ventiladas que los pasillos porque tienen un sistema de aireación individual mientras que en los pasillos hay una sola entrada de ventilación por cada cuatro habitaciones», explica el por qué el internista del hospital de Son Espases.

Los resultados indicaron que en las habitaciones con enfermos de covid había, en promedio, 2.600 copias de ARN del virus por metro cúbico. En cambio, en los pasillos adyacentes la concentración era mucho más elevada: 4.000 de media.

El doctor Fanjul es de la opinión que los resultados de este estudio están en parte condicionados por la reciente construcción del hospital, «porque es muy nuevo y la ventilación en las habitaciones es muy buena», razona.

Las mediciones en los pasillos y en los boxes de las unidades de críticos covid arrojaron concentraciones víricas mucho menores. Y el internista atribuye esta circunstancia a que, en todas las UCI con pacientes covid, los enfermos están intubados y conectados a respiradores que filtran el aire que exhalan para evitar que el virus se extienda. Esto también dificulta que el patógeno llegue a los pasillos.

El primer autor del trabajo e investigador del IDAEA-CSIC, el mallorquín Joan Grimalt, realizó esta valoración: «Estos resultados son importantes, ya que se toman muchas precauciones para entrar en las habitaciones, pero menos en los pasillos.»

Los autores reconocen que la presencia de ARN del SARS-CoV-2 al aire no implica un riesgo directo de contagio y habría que medir la actividad viral.

Compartir el artículo

stats