Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ‘cuarta edad’ sufre la mayor subida de población de la década en Baleares en el año de la pandemia

La natalidad se ha situado en mínimos históricos

La ‘cuarta edad’ «empieza a tener un peso importante», según el demógrafo Pere Salvà.

La ‘cuarta edad’ «empieza a tener un peso importante», según el demógrafo Pere Salvà. B. Ramon

Tres datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran el grado de envejecimiento de Balears, aunque el 2020 haya sido el año de la pandemia, con la gran vulnerabilidad de la población mayor que eso ha conllevado. Primeramente, el grupo conocido como la ‘cuarta edad’, que contiene la población mayor de 75 años, ha crecido más rápido en esta comunidad que en el conjunto de España en los últimos cinco años. De hecho, en las islas el año pasado fue el de más incremento de la última década (3,16%), superando por casi un punto al total del país (2,21%), y llegando así a las 83.772 personas, un 50% más que en el comienzo del siglo.

En segundo lugar, en el 2020 en Balears se alcanzó una cifra récord con el índice de envejecimiento: por cada cien menores de 16 años hubo 105,68 personas mayores de 65 años, mientras que en el 2011 se situaba en los 85,45 individuos. La subida ha sido progresiva y, como con el aumento de la cuarta edad, este año también se ha sucedido la mayor subida de la década (3,5%).

Por último, y muy relacionado con este último dato, la tasa de natalidad de las islas se ha situado en mínimos históricos, con solo 7,72 niños nacidos por cada mil habitantes, que son 2,28 menos que hace diez años. Aunque la natalidad del archipiélago se sitúa por encima de la media estatal año tras año, no deja de ser preocupante que cada vez nazcan menos niños, y a su vez la población envejezca más. «Los nacimientos de diciembre a marzo se han reducido entre el 10 y el 25% en relación al año anterior, según las proyecciones del INE. Se tiene que confirmar, pero no se alejará demasiado de estas cifras», afirma el catedrático de Geografía Humana y experto en Demografía, Pere Salvà.

La población mayor de 65 años de Balears ya tiene más peso (15,97%) que los menores de 15 años (14,85%)

decoration

«Esta gente que vino en los 70 desde la Península, que entonces tenía 25 años o más, hoy supera los 75. La suma de la población envejecida de antes y la inmigración hizo que desde finales de los 90 en Balears se empezara a notar el incremento de la tercera edad primero, y últimamente de esta cuarta edad, que empieza a tener un peso importante», explica Salvà. Con los datos del censo de enero del 2021, la población mayor de 65 años ya tiene más peso (15,97%) que los menores de 15 años (14,58%).

Mortalidad

«A pesar de sufrir la pandemia, en general no hemos tenido una mortalidad excesiva. Nos movemos en unas 8.000 muertes anuales, y si lo comparamos con 2019 sí que hemos tenido 500 muertes más, pero en relación al 2017 o 2018 no nos hemos alejado mucho», detalla el demógrafo. La incidencia del coronavirus sí que se ha notado más a partir de los 85 años, aunque «en muchos casos la enfermedad no ha sido la causa directa de la mortalidad, sino que ha agravado otras afectaciones que ya se tenían anteriormente del corazón, por ejemplo».

Pensiones

El envejecimiento progresivo y la baja natalidad arrojan algunas preocupaciones de cara al futuro. Por un lado está la sostenibilidad de las pensiones, uno de los temas más candentes en el seno del Ejecutivo español. «Aunque desde un punto de vista del bienestar es un éxito poder vivir con cierta calidad de vida hasta edades avanzadas, si tenemos que mantener a estas personas con las mismas cantidades que ahora, o subimos impuestos o tenemos que sacar más dinero de algún lugar», relata Salvà. Tal y como se publicó a principios de julio, las pensiones de Balears son las sextas más bajas del Estado, y esto sumado al «nivel de vida caro que tenemos» y a la soledad de las personas mayores, especialmente de las mujeres de esa cuarta edad, puede comportar «una peligrosa reducción de la calidad de vida».

"Con la pandemia no hemos tenido una mortalidad excesiva, estamos en las 8.000 muertes anuales"

decoration

Por otro lado, tal y como apuntan diversos estudios demográficos de Naciones Unidas y del Centro para el Desarrollo Global, la conjunción de estas dos variables, la baja natalidad y el alto grado de envejecimiento, prácticamente obliga a la Unión Europea a abrir las puertas a la inmigración: «Europa necesita 60 millones de inmigrantes antes del 2050 para sobrevivir», explicaba el periodista Xavier Mas de Xaxàs en La Vanguardia.

«Se deberán hacer políticas en Balears para suplir la necesidad de inmigración. Además, esta tiene que venir de áreas donde la población sea joven. En España, en general la población es envejecida, así que no podemos esperar inmigración peninsular, sino que debería estar compuesta por latinoamericanos, africanos o también asiáticos», finaliza Salvà.

Compartir el artículo

stats