Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPINIÓN

La incidencia no es un mero incidente

Hay que denunciar la suprema incultura científica del Robert Koch Institut alemán, donde los presuntos mejores epidemiólogos del planeta insisten en utilizar el número de casos de coronavirus como el termómetro de las denominadas «áreas de riesgo incrementado». De acuerdo con este criterio, Balears y el resto de España se convierten en destinos poco recomendables y con cuarentena obligatoria, sustituible por las pruebas de inmunidad.

Después de meter a la sociedad mallorquina en cuidados intensivos durante un año por culpa de un aumento hipotético de casos, la llegada de un contagio masivo coincide con el desprecio de las autoridades sanitarias a la incidencia, relegada a incidente. En cambio, los salvajes alemanes reconocen que «el primer paso» para desaconsejar a Mallorca es «determinar regiones con 50 casos por cien mil habitantes en los últimos siete días». Ergo, la incidencia.

El castigo a «España incluidas las Baleares» demuestra que Mallorca no tiene nada que ver con los españoles, aunque deberían ingresar hermanados en las «áreas de elevada incidencia», son tozudos estos alemanes. Se engloban en esta categoría agravada las zonas del planeta «por encima de 200 casos en los últimos siete días», por si se insiste en que la incidencia no importa.

Berlín señala a sus ciudadanos el «elevado riesgo de infección» en Mallorca. Esta admonición carece de efectos decisivos, pero los alemanes que desobedezcan a su Gobierno son por propia definición turistas incívicos. Pese a ello, nadie va a tratarlos con la saña reservada a los viajes de estudio.

Si la incidencia es baladí, de dónde surge el menosprecio francés y alemán en días consecutivos. Afrontar el rechazo sería preferible a insistir en que esto no está pasando, por no hablar de la influencia sobre la población. No es casualidad que el 14 de julio de 1789 que Francia conmemorará el próximo miércoles fuera el día del siglo XVIII en que el pan fue más caro.

Compartir el artículo

stats