Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vierten toneladas de escombros cada semana en las cunetas y zonas vacías de las autopistas de Mallorca

Investigan a organizaciones que se llevan los restos de obras para vender los metales y lo que no les interesa lo tiran en zonas públicas

4

Vierten toneladas de escombros cada semana en las cunetas y zonas vacías de las autopistas de Mallorca D. M.

Las cunetas y zonas vacías entre ramales y carriles de las autopistas son espacios públicos poco controlados y nada vigilados. Se convierten en lugares ideales para vertidos de todo tipo de residuos. En los últimos cuatro o cinco meses se ha detectado un incremento de vertidos, especialmente escombros procedentes de obras, que son esparcidos por estas zonas. Los servicios de mantenimiento de las autopistas del Consell de Mallorca han contabilizado que deben retirar toneladas de escombros recientes cada semana.

Entre el kilómetro siete y ocho de la autopista del aeropuerto a Llucmajor es una de las zonas que se ha convertido en epicentro de los vertidos. Llevan unos meses retirando unas tres toneladas (3.000 kilos) semanales de restos de obras. Pero este no es el único punto donde los trabajadores de la concesionaria del mantenimiento de las autopistas de Mallorca, Aceinsa, deben emplearse a fondo en la retirada de escombros. En los ramales y accesos de puntos como el de Can Pastilla o s’Arenal también han detectado grandes cantidades de restos de obras.

Fuentes del Consell apuntaron que la Policía Local de Palma ha investigado estos vertidos y las pesquisas apuntan a organizaciones ilegales que se encargan de retirar los escombros de obra, con la finalidad de seleccionar los metales para vender, y después tiran lo que no les interesa en estas zonas públicas. No obstante, para las autoridades es difícil descubrir al autor de los vertidos salvo que lo encuentren cometiendo el delito o bien alguien lo denuncie.

En la autopista del aeropuerto se recogen 3.000 kilos semanales y en la de Calvià supera la tonelada cada 15 días

decoration

La autopista de Palma a Llucmajor no es la única donde se han detectado estas prácticas. También se han descubierto vertidos de escombros de forma semanal en la de Calvià, como es el caso de zonas de vegetación en los ramales hacia Costa d’en Blanes o Calvià pueblo. Allí se han llegado a retirar más de una tonelada semanal en los últimos meses por parte de los operarios de mantenimiento.

Hay que recordar que Mallorca cuenta con un servicio específico para la eliminación de los escombros. El Consell tiene una concesionaria que se encarga de reconvertir este material en áridos y se obliga a todos los constructores y promotores a pasar por el servicio que ofrece Mac Insular. Lo que ocurre es que desde hace años existe la picaresca de verter los escombros en el campo para evitar pagar las tasas de la concesionaria del Consell. La propia Mac Insular ha contratado a detectives para descubrir actividades ilegales de vertidos de escombros en canteras sin autorizar que realizaban el servicio más barato. Estas actuaciones han terminado en manos de la Justicia.

En el caso de las autopistas, los infractores buscan una zona pública, que no es de ningún particular que pueda descubrirlos, y se aprovechan de que estas zonas vacías entre carriles y ramales están cubiertas de vegetación para tirar los escombros sin ser vistos.

El Consell ordenó instalar cadenas en algunos de estos espacios de la autopista de Llucmajor para impedir el acceso de gente que acudía a tirar residuos. Lo que ocurre es que a los pocos días se encontraron con que habían roto la cadena y cambiado la cerradura para no levantar sospecha.

Compartir el artículo

stats