Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia dispara un 70% la acogida de víctimas de violencia machista

La demanda sigue en aumento y en estos momentos hay 50 personas en protección

La pandemia dispara un 70% la acogida de víctimas de violencia machista

La pandemia dispara un 70% la acogida de víctimas de violencia machista

El Consell de Mallorca ha sido pionero en toda España en advertir que con la pandemia de la covid-19 se incrementarían los casos de violencia machista. Por ello incrementó el servicio de acogida habilitando unos 20 pisos más en la isla. Si en 2019 la media de personas víctimas de violencia de género fue de 16 personas, entre mujeres y menores, en 2020 se ha disparado en 53. Ello supone un incremento del 70% de un año para otro.

El departamento insular de Igualdad y Diversidad, adscrito a la conselleria de Presidencia, cuenta en estos momentos con 50 personas víctimas de violencia machista acogidas en sus pisos tutelados, 26 mujeres y 24 menores a su cargo. Durante la pandemia han llegado a contar con 57 personas, entre mujeres y sus hijos, bajo la protección del Consell de Mallorca.

En el inicio del confinamiento fue cuando se puso en marcha la contratación de unos 20 pisos y apartamentos, la mayoría en la Part Forana de Mallorca, para alejar a las víctimas de sus maltratadores. Para estas mujeres se hacía muy difícil convivir durante 24 horas con sus acosadores y, por este motivo se decidió incrementar el servicio desde el Consell, ya que hasta la fecha contaban con un centro específico para estas víctimas, el Casal Ariadna, pero las plazas se presumían del todo insuficientes como así ha sido.

El Consell de Mallorca tiene en estos momentos en protección a 29 personas (12 mujeres y 17 menores) en el Casal Ariadna y 21 personas (14 mujeres y siete menores) en los pisos tutelados. Todos ellos han solicitado protección desde los servicios municipales o bien por orden judicial. Hay que recordar que el Consell recibió la pasada legislatura las competencias de acogida de víctimas de violencia machista del Govern.

Se trata, según indican los técnicos de la institución insular, de un servicio complicado. Entre otras cosas debido a que las mujeres víctimas, en la mayoría de los casos, tienen menores a su cargo que deben convivir con ellas. Además, muchos de los menores también han sufrido episodios de violencia en el entorno familiar.

Sube el presupuesto

El Consell ha tenido que aumentar el presupuesto destinado al servicio de acogida a víctimas de violencia machista para poder hacer frente a la demanda en un 35% con respecto al año pasada. Asimismo, se ha doblado la aportación para el servicio de atención psicológica a mujeres víctimas de violencia de género. De esta manera se ha pasado de 200.000 euros a 400.000 euros anuales, lo que supone una inversión de 1,2 millones en los próximos tres años de legislatura.

Desde el departamento insular de Presidencia que dirige la consellera Teresa Suárez explicaron que el aumento presupuestario ha permitido contar con más plazas de acogida en los nuevos 20 pisos tutelados. Ello ha propiciado que las mujeres víctimas de violencia machista puedan realizar estancias más largas en estas viviendas de acogida y se ha podido trabajar mucho mejor su inserción laboral y en la sociedad, así como la vuelta a la normalidad lejos de sus maltratadores.

Por otra parte, el Consell declaró el servicio de acogida a estas víctimas como esencial incluso antes de la declaración del estado de alarma, en previsión de un incremento de la demanda. El objetivo de la institución insular era que ninguna mujer se quedara desatendida durante el confinamiento y el proceso de desescalada de la pandemia.

Sin embargo, pese a esta desescalada y que no se ha vuelto a producir un nuevo confinamiento, el Consell ha decidido mantener el servicio con los pisos tutelados habilitados antes del estado de alarma. El motivo es que desde el Consell entienden que «esta infraestructura da respuesta a un colectivo que continúa necesitando ayuda y protección pública». La prueba son los datos del espectacular incremento de la demanda de acogida, pasando de 16 víctimas en 2019 a 53 en 2020.

La ubicación de los pisos tutelados para acoger a estas víctimas se mantiene en el más absoluto secreto. El objetivo es que sus maltratadores no puedan dar con ellas para seguir acosándolas. Es por ello que estas viviendas están distribuidas en diferentes puntos de la Part Forana de Mallorca, ya que en Palma el ayuntamiento cuenta con un servicio municipal similar para las víctimas de la ciudad.

Las víctimas Mujeres que buscan alejarse de su maltratador

El perfil de las víctimas de violencia machista acogidas por el Consell de Mallorca son mujeres que necesitan alejarse de su maltratador para poder rehacer su vida. En la mayoría de los casos tienen hijos a su cargo y dependen económicamente de su pareja. Por ello es fundamental la inserción laboral para conseguir independencia económica. Durante sus estancias en los pisos tutelados reciben ayuda psicológica y les dan las herramientas para encontrar una salida y comenzar una nueva vida lejos de la violencia machista.

Compartir el artículo

stats