Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Boulevard | El cambalache del rescate del Túnel de Sóller por la autopista a Campos

Es curioso que no se precise que los restaurantes de hoteles están exentos de las restricciones a la restauración de calle, los turistas conservan derechos mutilados a los nativos

Político mallorquín circula la semana pasada por Palma con la mascarilla protegiéndole la mano, sin ser culpable sino víctima.

Político mallorquín circula la semana pasada por Palma con la mascarilla protegiéndole la mano, sin ser culpable sino víctima.

Es curioso que no se añada a cada oportunidad que los restaurantes de hoteles están exentos de las limitaciones de la restauración de calle. Un turista mantiene por tanto los derechos mutilados a los nativos. Puedes comer en un restaurante, solo tienes que inscribirte antes en un hotel, por si les quedaba alguna duda sobre quién manda aquí.

Mallorca vive los coletazos de un cambalache pecaminoso, el rescate del Túnel exigido por Més a cambio de la autopista a Campos comprometida por el PSOE. No solo para pagar las hipotecas socialistas, un partido que tiene los mismos amigos que Luis Bárcenas, sino también para desmembrar a los ecosoberanistas y a Podemos. Se remataron ambos objetivos, sobre las espaldas de los mallorquines.

En la gráfica expresión de Lluís Apesteguia a una representante del partido de Pablo Iglesias, «hemos tenido que pasar por el tubo de la autopista». La absurda y carísima contrapartida del Túnel solo ha agravado el ridículo, aparte de permitir que el sector cínico de Podemos se adueñara del partido, un proceso que nos ahorraremos detallar porque lo desmigaja Victoria Nauda en ¿Qué hemos hecho?

La ponente de la sentencia que anula el rescate del Túnel de Sóller es Carmen Frigola, con varios cargos dirigentes en la ultraconservadora Asociación Profesional de la Magistratura. En el tribunal también consta Gabriel Fiol, redactor de las primeras sentencias en catalán y portavoz en Balears de la conservadora Jueces para la Democracia. (El fulcro ideológico se establece a partir de la definición de Luis Reigosa, «todos los jueces somos conservadores»). Completa el trío Pablo Delfont, magistrado de obligatorio seguimiento por independiente y original.

Reproducimos una esclarecedora cita del Supremo contenida en la sentencia del Superior, sobre el concepto de «interés público» que define el rescate. «Estamos en presencia de un ‘concepto jurídico indeterminado’, y como tal, su determinación iría contra la esencia de la indeterminación del concepto jurídico indeterminado». Ni Groucho. Es decir, voten ustedes lo que quieran, que nosotros sentenciaremos lo que nos dé la gana. Ante tan pluscuamperfecta indeterminación, podría encomendarse la decisión a la voluntad popular expresada en las urnas antes y después del rescate, pero eso equivaldría a convalidar la democracia.

De hecho, la propia sentencia reconoce que «las razones esgrimidas (por el Consell) ciertamente satisfacen una reclamación social». Entonces, y dado que la política y la justicia están al servicio de sus clientes... Pues no, porque esos argumentos «no son jurídicamente suficientes». La sociedad no prevalece frente al Olimpo. Mi opinión es la misma, la sentencia empeora el disparate de Miquel Ensenyat y Mercedes Garrido en el Consell Asfaltador de Mallorca. El «interés público» de aquel regalo a los coches de alquiler, los únicos beneficiarios de la gratuidad, deben decidirlo las urnas. Y en 2019 se votó aprobando la decisión.

Montar una rueda de prensa de la Delegada del Gobierno en Palma, cuando la presidenta del Govern del mismo partido está en Madrid ante ministros de idéntico partido, no solo es descortesía, sino un ejemplo de la ambición rediviva de Aina Calvo. Esperemos que no se derrumbe al primer zarpazo de Armengol, como en su catastrófico asalto al PSOE balear.

En la imagen andarina captada por J.B. que hoy nos ilustra, un político mallorquín circula la semana pasada con la mascarilla en la mano, vulnerando media docena de ordenanzas. No es culpable de nada, sino otra víctima de la saturación confinada y confitada. En un mismo día, Mbappé (22) se desembaraza de Messi (33) con la misma soltura desplegada por Tsitsipas (22) para descalificar a Nadal (34). La edad es neutra en el deporte, siempre que ganes. Hablando de victoria sobre el Mal, Su Inmunidad Sebastià Taltavull reapareció el pasado domingo en la misa catedralicia televisada por IB3, por primera vez desde su vacunación. Los feligreses advirtieron una extraña fluorescencia facial, que igual podría deberse a una indeseable secuela que a un fluido espiritual. Monseñor Pfizer portaba una bendita mascarilla, que se quitaba en ocasiones. Dichoso él que puede.

Reflexión dominical capilar: «Un periodista solo ha de saber lo suficiente para que no le tomen el pelo».

Compartir el artículo

stats