Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gran comercio de Mallorca se suma hoy a unas rebajas abocadas al «fracaso»

Los pequeños y medianos establecimientos llevan días ofreciendo fuertes descuentos y la reactivación del consumo ha sido «mínima»

Las rebajas del pasado invierno ya se saldaron con descensos en el consumo.

Las rebajas del pasado invierno ya se saldaron con descensos en el consumo.

Las grandes empresas del sector comercial se suman hoy a la campaña de rebajas de invierno que la inmensa mayoría de los pequeños establecimientos pusieron en marcha a finales del pasado año en un intento por reactivar las ventas y que hasta ahora se han saldado con un notable «fracaso», según se reconoce desde sus organizaciones empresariales. Eso lleva a pronosticar que durante las próximas semanas se va a desarrollar la campaña invernal de descuentos con peores resultados de la historia.

Las grandes empresas del ramo, que han esperado al tradicional día 7 de enero para colgar el cartel de Rebajas, son las que optan por una actitud más optimista, pese a reconocer que las ventas que se esperan para los próximos días nada van a tener que ver con las de ediciones anteriores.

Las esperanzas están puestas, para empezar, en la agresividad de los descuentos que se van a aplicar, en un intento por animar a unos consumidores que llevan meses moderando sustancialmente el gasto en productos no esenciales. También se destacan las bajas temperaturas que se están registrando como un factor que puede animar a la adquisición de prendas de abrigo. Y finalmente, se subraya que, debido a la baja demanda de los últimos meses, en esta ocasión hay stock de prendas en todo tipo de tallas. Todo ello lleva a pronosticar que se va a dar una reactivación apreciable de las ventas en los grandes centros.

Sin embargo, desde el pequeño comercio se recuerda que la inmensa mayoría de las tiendas de modas tradicionales iniciaron la aplicación de descuentos del 30% al 50% hace ya días sin que esa subida de la demanda haya sido significativa desde entonces, aunque sí se ha dado un ligero incremento en su facturación. Y que ese fracaso se está dando pese a disponer igualmente de todo tipo de tallas y del frío de las últimas jornadas.

Eso explica que el presidente de la patronal Pimeco, Antoni Fuster, reconozca que las expectativas del sector son nulas ante una posible reactivación del consumo a partir de hoy, y subraye el enorme daño que la pandemia está provocando en su sector.

El presidente de la asociación de Jaume II, Pedro Mesquida, afirma que son muchos los establecimientos del ramo que durante esta campaña navideña apenas han alcanzado la mitad de las ventas obtenidas doce meses atrás. Y hay que recordar que durante el pasado invierno ya se lamentaba el descenso en el consumo que comenzaba a registrarse entre los residentes.

Sector más golpeado

Hay un punto en el que coinciden grandes y medianas empresas: entre las ramas del comercio que más duramente se han visto impactadas durante esta crisis está la de la moda y complementos, frente a los descensos más moderados en su facturación de la alimentación o las nuevas tecnologías. La explicación que se da es que las familias han primado los gastos básicos o vinculados a su actividad laboral, como los dos antes señalados, y han recordado drásticamente otros como los relacionados con su vestuario.

A ello suman duras críticas a algunas decisiones adoptadas por la Administración, como adelantar el apagado de las luces navideñas sin comunicarlo previamente al sector por parte del ayuntamiento de Palma.

Compartir el artículo

stats