Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nieta de un fusilado por el franquismo: «Estuve meses sin ser capaz de leer el expediente de mi abuelo»

El socialista Antoni Frau fue «acribillado» por falangistas, pero el caso se cerró como un asesinato común

Antoni Frau.

Antoni Frau.

El de Antoni Frau es uno de los miles de nombres que aparecen en los expedientes judiciales del franquismo que la asociación Memòria Històrica de Mallorca ha digitalizado y que el Govern catalogará y pondrá a disposición del público.

«Yo sabía lo que le había pasado a mi abuelo porque más o menos me lo habían contado, pero mi abuela hablaba muy poco de aquello y me faltaban datos. Hasta que un día me llamaron de Memòria Històrica y me dijeron que tenían el expediente de mi abuelo junto con el informe de su autopsia. Cuando lo tuve en mis manos estuve meses sin ser capaz de leerlo, no me atrevía. Y cuando lo hice fue como una catarsis», relata Rosalía Magdalena Frau, nieta de Antoni Frau. 

Su abuelo «estaba condenado de antemano», afirma. «Era secretario del partido socialista de Palma y presidente de la federación socialista de Santa Catalina. Organizaba obras de teatro dirigidas a la gente con poca formación. Y poco antes de la guerra se había enfrentado al Obispo por una obra en la que hablaba del adulterio y del aborto, casi nada en aquella época», recuerda la nieta. 

El 25 de noviembre de 1936 se lo llevaron de su casa de la calle Mir, en el corazón de Santa Catalina, y ya no volvieron a verle vivo. «Fue un grupo de falangistas. En ese momento su familia pensaba que no lo matarían, que como mucho le darían una paliza. Pero se lo llevaron al cementerio y lo ejecutaron. Llegaron a tiempo de recoger el cadáver antes de que lo tiraran a la fosa común, así que pudieron enterrarlo. Tenía 53 años», explica Frau.

El expediente judicial fue una farsa. «Lo hicieron pasar por un asesinato común, fue una vergüenza. Dijeron que había desaparecido sin más y que le habían asesinado. Al cabo de un año obligaron a ir a su familia a la policía para certificar el archivo del caso, que por supuesto se cerró sin culpables. Fue todo una comedia», rememora la nieta de este represaliado.

Lo que más impactó a Frau fue descubrir los detalles de la muerte de su abuelo. «Siempre me habían dicho que le habían pegado dos tiros. Pero por lo que decía la autopsia fue acribillado. Y se deduce que además lo arrodillaron para humillarlo más. A un hombre de paz, amante del arte y la cultura», evoca emocionada.

Asimismo, aplaude que los expedientes judiciales del franquismo como el de su abuelo se hayan digitalizado porque «hay que conocer lo pasó para que no se vuelva a repetir una monstruosidad como aquella».

4

Rescatan del olvido casi tres mil causas judiciales del franquismo entre 1936 y 1939 en Mallorca

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats