Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern compensa la prevista caída de ingresos propios con 636 millones estatales y de la UE

El Ejecutivo balear aprueba el techo de gasto para 2021 que asciende a 4.726,52 millones, lo que representa un 7,8 por ciento más que este año y supone el paso previo para los presupuestos

La consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, ayer durante la presentación del techo de gasto para el próximo año. CAIB

El Ejecutivo balear aprobó ayer en un Consell de Govern extraordinario el techo de gasto no financiero para el próximo año, que asciende a 4.726,52 millones de euros, lo que supone 342,7 millones más que lo presupuestado inicialmente para 2020, con un incremento del 7,82%. El techo de gasto se enviará de inmediato al Parlament para que se apruebe el próximo martes, de tal modo que el Govern pueda dar luz verde a los presupuestos en las primeras semanas de noviembre con el fin de que estén aprobados antes de que acabe diciembre, según resaltó la consellera de Hacienda, Rosario Sánchez.

El techo de gasto aprobado es el mayor en la historia de la Comunidad Autónoma, con el objetivo de «hacer frente a la crisis de la covid, la recuperación de la economía y la mejora del modelo económico», además del impacto social de la pandemia, según declaró Sánchez, quien incidió en que el coronavirus ha supuesto una «caída de la economía a nivel mundial y estatal» y de «los ingresos públicos».

Así, el techo de gasto aprobado incluye fondos extraordinarios estatales y unos 100 millones de fondos europeos, hasta alcanzar los 636,83 millones que compensan la caída generalizada de tributos propios y cedidos, tasas y otros ingresos. Los 100 millones de fondos europeos se incorporan como una primera previsión a través del mecanismo React-EU, uno de los instrumentos que componen el fondos creados por la UE para hacer frente a a la crisis sanitaria, económica y social y que se destina a inversiones en infraestructuras de servicios públicos fundamentales. El otro mecanismo del fondo europeo es el de Recuperación, al que Balears presentará proyectos para optar a la financiación.

La previsión de ingresos por la ecotasa es del 55% menos que lo que se esperaba para este año, que cayó a los 36 millones

decoration

Estos fondos extraordinarios compensan la caída de tributos propios y cedidos, tasas y otros ingresos de las arcas autonómicas, según resaltó Sánchez, quien precisó que el total de ingresos no financieros previstos para el próximo año será de 4.370,73 millones, lo que supone 81,64 millones más que lo que se presupuestó para 2020.

Añadió que en el caso de los tributos cedidos (en especial el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados), la previsión es que asciendan en 2021 a los 622,58 millones, lo que supone 203,53 millones menos de lo presupuestado para este año. En el caso de los tributos propios, la caída será del 34,1 por ciento, pasando de los 214,25 millones presupuestados para este año a los 141,12 millones, debido sobre todo a la disminución de la previsión de ingresos por el impuesto de estancias turísticas del 55 por ciento.

En este sentido la consellera explicó que la crisis por la pandemia ha hecho que los 128 millones que se habían previsto de ingresos por la ecotasa para este año hayan caído a los 36 millones y para 2021 el Govern calcula que supondrá 57 millones. En lo que se refiere a transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, el Govern había previsto para este año unos ingresos de 604 millones de euros, que se han quedado en la práctica en 427 millones y para el próximo año prevé que sean de 416 millones.

La mayor parte de los ingresos para el techo de gasto aprobado ayer para 2021 procede del sistema de financiación autonómica, que con 2.887 millones representa el 66 por ciento del total, un 1,7 por ciento más que en 2020 que se traduce en 49,11 millones más.

LAS CIFRAS

2.887 Millones

Estos serán los fondos procedentes del sistema de financiación autonómica para 2021, 49,11 millones más que este año.


636 Millones

Los fondos estatales y europeos extraordinarios previstos suponen 321 millones más que este año.


295 Millones

Es el déficit previsto en el techo de gasto del Govern para el próximo año.

Los 636 millones previstos de fondos estatales y europeos suponen un 15 por ciento de los ingresos no financieros, es decir, 321 millones más que en el presupuesto inicial de 2020. De ellos, 295 millones son del fondo Covid del Estado para las comunidades autónomas, para paliar el 1,1 por ciento del déficit mientras que el otro 1,1 por ciento correrá a cargo del endeudamiento de la Comunidad, a los que se suman los 100 millones de partida preliminar del fondo europeo. En la partida de fondos estatales, según explicó Sánchez, también se incluyen ingresos de distintas sectoriales y parte de la deuda estatal del antiguo convenio de carreteras, «con una previsión muy prudente de 60 millones» ya que correspondían 120 millones.

Así, en lo que se refiere al déficit previsto en el techo de gasto, a financiar con gastos financieros, es de 295 millones. Respecto al «endeudamiento vivo» de la Comunidad Autónoma, Sánchez detalló que las amortizaciones previstas, que se pagan con deuda, son de 1.183 millones por cuotas que vencen en 2021.

Compartir el artículo

stats