Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balears registra en septiembre el mayor deterioro del mercado laboral de toda España

El número de desempleados de las islas prácticamente se duplica, registra la mayor destrucción de puestos de trabajo del país y el número de asalariados en ERTE vuelve a crecer

Balears registra en septiembre el mayor deterioro del mercado laboral de toda España

Balears registra en septiembre el mayor deterioro del mercado laboral de toda España

Una cifra de parados que prácticamente duplica la de hace un año. La mayor destrucción de puestos de trabajo del país. Y el número de asalariados afectados por un ERTE registra por primera vez desde junio un repunte. Este es el desolador panorama que el mes de septiembre ha dejado en el mercado laboral de las islas y el reflejo de que Balears es la comunidad autónoma más duramente golpeada por la crisis del coronavirus.

El primer dato a destacar es que el mes pasado se cerró e el archipiélago con 77.112 desempleados, lo que supone un crecimiento interanual del 91%, una tasa sin parangón en el resto de zonas del país. Como referencia, señalar que el segundo lugar lo ocupa Cataluña, con un incremento del 28,3%, y que la media española es de un 22,6%. Respecto al mes anterior, el paro ha crecido un 4,6% en Balears, cuando en el conjunto del país se ha reducido un 0,7%.

Segundo dato: la cifra de personas con un puesto de trabajo se situó en 500.077, con una caída del 13% respecto a 2019, a la que de nuevo no se aproxima ninguna otra autonomía. En este caso, el segundo descenso más acentuado ha sido el de Canarias, con un 5,3%, mientras que esa bajada en el conjunto de España se ha situado en el 2,3%. Respecto a agosto, el número de ocupados en las islas ha bajado un 2,5%, frente a la subida del 0,4% del total nacional.

Más gente en los ERTE

A ese liderazgo balear en el deterioro de su mercado laboral se suma una novedad destacada por el director general de Empleo, Llorenç Pou: por primera vez desde junio (cuando se puso en marcha la prueba piloto para la llegada de los primeros turistas alemanes) se rompe la tendencia a la baja de los asalariados del archipiélago afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En concreto, se ha pasado de los 58.801 del cierre de agosto a los 69.531 de finales del mes pasado, lo que supone que se han incorporado 10.730 personas a este último grupo.

De estos 69.531 asalariados en ERTE, 64.141 son de fuerza mayor y 5.390 por causas productivas.

Según puso de relieve el director general de Empleo, la especialización turística de Balears hace que sea la comunidad con el porcentaje de puestos de trabajo protegidos por ERTE más alto del país, con un 14,1%, seguida de canarias con un 10,7%. La media estatal es de un 3,9%. En cualquier caso, se destacó que estos expedientes han permitido proteger un elevado número de empleos.

En este sentido, Llorenç Pou señaló la importancia del acuerdo alcanzado el pasado martes entre Gobierno y agentes sociales, que no solo permite prorrogar estos ERTE hasta el 31 de enero, sino que además facilita la salida de los mismos de los fijos discontinuos para pasar a quedar protegidos por una prestación especial que les permite percibir el 70% de su salario también hasta finales de enero, y sin consumir las prestaciones por desempleo a las que tuvieran derecho. Hay que tener en cuenta que este colectivo agrupa en el archipiélago a unos 85.000 empleados.

Volviendo a los datos del paro, hay que subrayar que el sector de la hostelería ha sido el más afectado a causa del parón en la llegada de visitantes que comenzó a registrarse a mediados de agosto. En septiembre, el aumento en su cifra de desempleados fue del 158,6%. También se pueden destacar el incremento del 86,5% del comercio.

Hay que indicar también que este aumento es especialmente destacado entre los menores de 25 años (155,4%) y entre los extranjeros no comunitarios (170,2%). En el caso de los jóvenes, el director general de Empleo recordó que son los que padecen la mayor precariedad en la contratación, con unas tasas de temporalidad muy elevadas.

Hay un matiz importante a señalar. Aunque el deterioro del mercado laboral balear está siendo mucho más notable que el del resto del país, su tasa de paro administrativo se sitúa en un 13,6%, cuando la media española es de un 16,6%. El hecho de que las islas aparezcan todavía en una mejor posición se explica porque su punto de partida antes de la pandemia era mucho más positivo que el de la inmensa mayoría de las autonomías, liderando durante años la generación de nuevos puestos de trabajo.

Destrucción de empleo

En relación al número de personas con un empleo, aunque se cifre en 500.077, si se excluyera a los que están en ERTE ese número bajaría hasta los 431.000.

En cualquier caso, la mayor destrucción de puestos de trabajo aparece en la hostelería, con una bajada del 29,6% respecto al mismo mes de 2019. También el impacto en el comercio es notable, con una pérdida de asalariados de un 11,3%.

Tal y como admitió Llorenç Pou, una de las poquísimas noticias positivas relacionadas con el mercado laboral balear es que el empleo sí crece en la construcción, con un alza del 1,9% respecto al ejercicio anterior.

Por otro lado, se puso de relieve que el 36% de las personas desocupadas y demandantes de un empleo está recibiendo algún tipo de ayuda económica. En este grupo no se incluye a los autónomos, pero se recordó que el Gobierno central ha aprobado una prestación extraordinaria para ellos, que está beneficiando a 48.991 personas en las islas.

Reacciones

Ante estos datos, patronales y sindicatos de Balears coincidieron en destacar que el estado del mercado laboral de las islas es notablemente peor que el del resto del país.

La presidenta de la patronal CAEB, Carmen Planas, puso e foco en el hecho de que el incremento del paro balear más que cuadruplica el de la media española, y que la destrucción de puestos de trabajo multiplica por más de cinco la estatal. Por ello, insistió en la necesidad de una colaboración público-privada para hacer frente a esta situación.

Su homólogo en PIMEM, Jordi Mora, calificó de «desastre esperado» los datos del paro en el archipiélago, provocado por la «profunda herida» generada por una «temporada turística inexistente», aunque expresó su esperanza de que la prolongación de los ERTE hasta enero pueda mantener a flote el empleo.

La secretaria de Acción Sindical de UGT en las islas, Ana Landero, indicó que los pesos datos de empleo reflejan la «parálisis total» de la economía balear y defendió que los recursos europeos deben de servir para reducir la dependencia del turismo.

La secretaria de Empleo de CC OO en el archipiélago, Yolanda Calvo, reivindicó un plan que potencie la reinserción laboral y la formación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats