Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informe

La pérdida de empresas de Balears supera a la anterior crisis económica

El pasado mes de junio se cerró con 42.778 centros de trabajo de alta en el archipiélago y se situó incluso por debajo del desplome registrado en 2012

La baja actividad en el sector turístico explica en que la mayor caída se dé en las empresas de servicios.

La baja actividad en el sector turístico explica en que la mayor caída se dé en las empresas de servicios. B. Ramon

El impacto que la crisis del coronavirus está teniendo en el tejido empresarial de Balears es incluso más negativo que el que se registró en los años más duros de la anterior crisis económica, con el sector servicios y la industria como principales perjudicados, según se desprende de la información facilitada por la Tesorería General de la Seguridad Social.

El ultimo informe elaborado por este organismo cifra las empresas de las islas de alta en el régimen general durante el pasado mes de junio en 42.778. Para valorar el alcance de este dato hay que tener en cuenta dos aspectos. El primero es que eso supone 6.510 menos que las contabilizadas hace un año, con un recorte del 13,2%, lo que permite estimar el frenazo económico que el archipiélago ha registrado.

Pero hay un segundo aspecto igualmente relevante: la cifra del pasado junio queda incluso por debajo de la del mismo mes de 2012, siendo este último el ejercicio con el balance más negativo durante la anterior crisis.

La diferencia es que mientras que en 2012 la caída se produjo en gran medida por la desaparición de estos centros de trabajo, lo que está sucediendo este año es que muchos de estos negocios han entrado en 'hibernación', optando por no abrir de momento ante la evidente falta de clientela, a la espera de determinar si podrán hacerlo en julio o agosto, y con la duda de cuántos de ellos podrán sobrevivir hasta 2021, según destacan los economistas consultados.

En este sentido, se recuerda que junio es habitualmente el mes con la cifra de empresas en activo más elevada de todo el año, mientras que en esta ocasión se apunta que durante este ejercicio previsiblemente se verá superada por la de julio y agosto, a medida que se vaya ampliando la apertura de establecimientos hoteleros.

Impacto por sectores

Si se analiza el impacto que la Covid-19 está teniendo sobre los diferentes sectores económicos, se comprueba que todos muestran caídas respecto al pasado año, pero son los servicios (en los que se incluye la actividad turística) y, en menor medida, la industria los más perjudicados.

En concreto, junio se cerró con 33.751 empresas de servicios de alta en el régimen general, con un evidente desplome respecto a las 39.528 contabilizadas en ese mismo periodo de 2019. Pero este número queda además por debajo de las 34.806 de 2012, reflejando que el parón en la actividad económica causado por el coronavirus no tiene precedentes.

En la industria, el mes pasado se cerró con 2.777 empresas de alta, también por debajo de las 3.105 de 2019 y de las 2.832 de 2012.

La construcción también presenta un deterioro, con 6.071 centros de trabajo de alta este año, cuando durante el pasado había 6.463. Pero en este caso se coloca por encima de los 5.094 de 2012, ya que hay que tener en cuenta que durante la crisis anterior este sector fue el más golpeado.

Mayores golpes

El debilitamiento del tejido empresarial a causa del coronavirus está alcanzando a la totalidad de los municipios de Mallorca, salvo unas pocas excepciones correspondientes a poblaciones de limitada actividad económica. Pero está siendo especialmente intenso en las zonas con mayor dependencia del turismo, como Palma y las zonas de litoral.

En concreto, Palma presentaba durante el pasado mes de junio un total de 15.264 empresas de alta, claramente por debajo de las 16.914 contabilizadas un año atrás.

El golpe también es importante en Calvià, ya que los 2.306 centros de trabajo en activo del mes pasado suponen un fuerte recorte en relación a los 2.836 de 2019. En Manacor la reducción también es apreciable, con 1.399 altas en este ejercicio frente a las 1.583 del anterior. Llucmajor muestra una evolución similar, con 990 empresas en 2020 y 1.153 en 2019.

Inca muestra un descenso, aunque no tan acentuado, con 915 empresas este año, cifra inferior a las 1.002 del anterior.

Las excepciones hay que buscarlas en Costitx, Sant Joan y Santa Eugènia, con pequeños aumentos sobre su limitado tejido empresarial.

Compartir el artículo

stats