Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Colorear el universo de Albert Pinya

El pintor mallorquín participa en 'The Colouring Book', un proyecto de la Milano Art Guide para sobrellevar el encierro

Colorear el universo de Albert Pinya

Colorear el universo de Albert Pinya

Llenar de color una obra de arte. Esta es la propuesta de la Milano Art Guide para hacer más llevadera la cuarentena. La plataforma digital independiente, que da cuenta de la rica vida cultural de Milán, ha contactado con más de cien artistas reconocidos para llevar a cabo The Colouring Book. Entre los convocados, el pintor mallorquín Albert Pinya y otros nombres destacados como Maurizio Cattelan, Paola Pivi, Patrick Tuttofuoco, Alice Ronchi, Jonathan Monk, Trisha Baga y Olaf Breuning. Rossella Farinnotti, comisaria de arte, y Gianmaria Biancuzzi, director de la Milano Art Guide, han sido los impulsores de la iniciativa. La idea es sencilla. Cada artista ha dibujado una obra en blanco y negro expresamente para este proyecto. Las ilustraciones pueden descargarse gratuitamente desde la web de la Milano Art Guide y colorearse con los únicos límites de la imaginación. Albert Pinya no dudó en que tenía que estar en este libro: "Siempre he trabajado mucho en Italia y era evidente que tenía que apoyarles". La idea surgió de manera espontánea y se ha ido completando sobre la marcha, según explica Pinya. El dibujo que el mallorquín ha cedido es "una especie de abecedario, con diferentes elementos donde mezclo la palabra con la imagen, algo que me gusta mucho", relata. Dice Pinya que le ha gustado participar en esta iniciativa, "dentro de este contexto histórico y sin precedentes". Sin embargo, el pintor se muestra crítico con la avalancha de contenidos en redes: "Lo que no comparto, y no soporto, son los egos hipertrofiados por la sobreexposición en las redes. Afortunadamente, no dispongo de redes. Pero sí de televisión. Y siento vergüenza ajena cuando me encuentro, en la pantalla, las caras de músicos, poetas, artistas plásticos, disc-jockeys, actores, dándonos consejillos y contándonos sus miserias".

Para Pinya el contexto actual puede abrir nuevos caminos: "Todo lo que nos rodea nos afecta y nos da un punto de partida". Admite que es un momento de incertidumbre, pero cree que es "estimulante y con un punto seductor. Los artistas somos supervivientes. Cuando estás perdido llegas a lugares que de manera racional no alcanzarías". Todo esto no significa que Pinya no vea la realidad: "Muchos proyectos han quedado en stand by, pero como decía Einstein, en tiempos de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento. No me da miedo, pero siempre desde la humildad y con los pies en el suelo".

Compartir el artículo

stats