13 de diciembre de 2019
13.12.2019
Diario de Mallorca
Transparencia

Cargos de Podemos cobran el plus de 22.000 euros pese a vivir en Mallorca con su familia

Un director general reside en la casa de su hija y un jefe de gabinete ha trasladado a sus familiares, lo que les obligaría a renunciar al sobresueldo

13.12.2019 | 01:10

Altos cargos de Podemos en el Govern balear procedentes de otras regiones cobran el plus de 22.000 euros por tener su residencia en la península pese a haberse establecido de facto en Mallorca con su familia. La ley es muy clara al respecto: si el político beneficiario se traslada a vivir a la isla, "debe comunicar esta circunstancia (...) y pierde el derecho a percibir la indemnización".

Al menos dos de los cinco podemitas que este año se quedaron sin trabajo en sus respectivas comunidades –por el retroceso electoral de Podemos– y que han sido recolocados en el Govern por su partido, perciben este complemento salarial aunque residen habitualmente en Mallorca con parientes de primer grado. (El sexto recién llegado, un profesor de la Universidad del País Vasco, es el único que no ocupaba un cargo público en el momento de ser nombrado).

Los dos altos cargos que estarían cobrando irregularmente el plus de 22.000 euros, pensado para compensar los desplazamientos y pernoctaciones en Mallorca por razón de su trabajo en la Administración balear, son el jefe de gabinete de un Conselleria y un director general de otra cartera. En el primer caso, el alto cargo ha trasladado a Palma a su familia directa, donde viven integrados en el ámbito social y escolar.

"Él está empadronado en Palencia, pero una parte de la familia sí que está empadronada aquí", confirmaron ayer desde su Conselleria. Otras fuentes del Govern apuntan que el motivo de seguir censado en la península "es para no perder los 22.000 euros". Recuerdan que es un requisito legal acreditar el empadronamiento fuera de la isla, mediante un certificado. En cuanto a sus parientes, se habrían empadronado en Mallorca "para poder tener el descuento del 75% de residente cuando vuelan hacia su tierra".

En el segundo caso, el director general –según él mismo ha explicado a colegas del Govern– vive en la misma casa que su hija, mayor de edad, con lo que se ahorraría los gatos de alquiler u hoteles. Aun así, continúa percibiendo los 22.000 euros anuales, cuyo desembolso no debe justificarse. Desde su Conselleria se niegan a confirmar esta residencia compartida, escudándose en que "son datos personales". El Govern obliga a publicar las declaraciones de la renta y el dinero en las cuentas bancarias de sus altos cargos, en virtud de la transparencia.

La situación del director general de Podemos no sería nueva, en el pasado ha habido cargos menorquines y/o ibicencos del PP y PSOE que teniendo casa propia en Mallorca, o bien de amigos o familiares, se embolsaban el sobresueldo como si vivieran de alquiler.

El PP: Debe mantenerse

En línea con el vicepresidente podemita del Govern Juan Pedro Yllanes, para el PP balear 22.000 euros es "una remuneración razonable", sostuvo ayer el diputado y portavoz adjunto de los populares, Toni Costa. "No conviene hacer demagogia con los salarios de los cargos públicos", enfatizó. En declaraciones a Canal 4 radio, añadió que "desde el Partido Popular pensamos que sería discriminatorio pagar un complemento a cargos que tienen su residencia en Menorca o Eivissa y no hacerlo a quienes tienen su lugar de residencia habitual en la península y son contratados por la administración pública en nuestra comunidad".

De hecho, fue el presidente del PP, Biel Company, quien en 2011 como conseller de Medio Ambiente hizo cambiar la ley para poder fichar a un colega de Asaja que vivía en Madrid. Hasta entonces, la indemnización de 22.000 euros anuales estaba restringida a los cargos del Govern ibicencos, menorquines y formenterers para evitar un gabinete balear integrado solo por mallorquines.

Costa solo arañó un poco a Podemos: "Lo que sorprende y mucho es su hipocresía con los salarios y los pluses de los cargos públicos, los mismos salarios que criticaban desde la oposición y ahora defienden".

De las críticas suscitadas entre las bases podemitas, destaca la de Podemos-Pollença: "Habíamos llegado para cambiar las cosas, no caigamos en el error de olvidar esta premisa". Tras considerar que 22.000 euros anuales "son más que excesivos para poder asumir un alquiler", desde Podemos-Pollença se recalca que "este tipo de medidas no son las adecuadas, ni las que la ciudadanía espera de la clase política". También considera "inexplicable" que una retribución de esta índole "no tenga ningún tipo de control sobre su uso". Los podemitas pollencins cuestionan además que "fuese necesario traer de fuera a estos seis cargos de confianza", y les sorprende que en la cúpula del partido "no hayan podido encontrar personas cualificadas, y de Balears, para desarrollar el mismo cargo".

"Si trasladan su residencia a Mallorca, deben comunicarlo y pierden el derecho a la indemnización"

La ley de Presupuestos del Govern regula el pago del plus de 22.000 euros para los altos cargos que proceden de fuera de Mallorca, "por el coste de su residencia temporal en la isla". El articulado deja claro que "en caso de que los perceptores de la indemnización trasladen su residencia definitiva a la isla de Mallorca, deben comunicar esta circunstancia [...] y, en todo caso, pierden el derecho a percibir la indemnización". Dos altos cargos de Podemos estarían en esta situación, al vivir 'de facto' con su familia en Mallorca pero mantener el plus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.