Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Diego González Rivas: "Con un robot desplegaremos una serpiente de brazos y cámaras por el tórax con una mínima incisión"

"Ahora intervenimos a pacientes despiertos, mínimamente sedados, sin intubar y sin ventilación mecánica"

El cirujano González Rivas señala el punto para el abordaje subxifoideo, más indoloro.

El cirujano González Rivas señala el punto para el abordaje subxifoideo, más indoloro. HUSE

P ¿Qué hace básicamente un cirujano torácico?

R Básicamente el cirujano torácico opera el pulmón. Interviene todo lo que está dentro de la cavidad torácica, pero fundamentalmente el pulmón. Y dentro del pulmón, el cáncer, que supone aproximadamente el ochenta por ciento de nuestra cirugía.

P ¿Pueden llegar a extirpar un pulmón entero en estos casos? ¿Se puede vivir con uno solo?

R Sí, se puede vivir. Lo normal es extirpar un lóbulo que es lo que hicimos ahora (el cirujano concedió esta entrevista tras la primera de las dos operaciones magistrales que realizó ayer en Son Espases). El pulmón derecho tiene tres partes y hemos quitado una de las tres, un tercio del pulmón. Hoy en día se quitan menos partes. Quitar uno entero es como matar moscas a cañonazos. No se hace salvo que sea necesario.

P ¿Y cuándo empezaron este tipo de cirugías...

R En sus inicios no sabían dividir el pulmón, quitar solo un trozo. Se quitaba el pulmón entero porque era lo fácil. Pero te estoy hablando de hace 70 años. Hoy se tiende a hacer menos resección de pulmón. Se quita el tumor y un pequeño trozo de pulmón de alrededor. Generalmente se quita un lóbulo (lobectomía) o un segmento (segmentectomía).

P Y extirpando un lóbulo o un segmento del pulmón, ¿el resto sigue operativo?

R Normalmente sí. Un paciente puede funcionar con un pulmón y dos tercios o un tercio del otro, depende de lo que quites.

P Dirige el programa de entrenamiento videotoracoscópico uniportal en el Shanghai Pulmonary Hospital. ¿Puede traducírmelo?

R Es el hospital del mundo que tiene mayor volumen de cirugía torácica. Operamos cada año 15.500 pacientes de cirugía mayor de cáncer de pulmón, no biopsias ni cosas pequeñitas. Para que te hagas una idea, en un hospital de España la media es de 200-300 intervenciones anuales. Y en Estados Unidos el que más realiza no creo que haga más de dos mil. Ese volumen me permitió plantearles, cuando me invitaron a que les enseñase la cirugía uniportal, que entrenásemos allí a cirujanos de todo el mundo. Ese volumen permite que puedan ver hasta ochenta casos al día durante un par de semanas. No intervenciones mías, claro está, yo haré cuatro o cinco diarias. Es la meca de la cirugía torácica a nivel mundial. Soy el director de ese programa de entrenamiento y hago siete cursos al año y paso entre 4 y 5 meses al año en Shanghai. Hacemos charlas, sesiones teóricas y los alumnos se mueven de quirófano en quirófano.

P ¿Y qué enseñan? Ha mencionado la cirugía uniportal...

R No. Enseñamos a operar todo tipo de tumores torácicos. Lo que pasa es que usamos la técnica uniportal que yo diseñé en el año 2010 y que consiste en operar a través de un único corte de 3 ó 4 centímetros sin abrir y sin necesidad de realizar más cortes.

P ¿Cómo es el nivel de la medicina china?

R Los mejores cirujanos del mundo están allí. De cualquier especialidad. Es normal porque tienen un gran volumen y si haces una cosa mil veces es casi imposible que la hagas mal. Hay una percepción del país equivocada. Cada ciudad es como Nueva York, es una pasada. Es la potencia mundial ahora.

P ¿Cuál es el futuro de la cirugía torácica?

R El futuro es difícil de predecir pero ya he diseñado un robot con una empresa norteamericana con el que ya hemos hecho cirugías con cadáveres y ya ha sido presentado en Europa. En un mes o dos haremos con él las primeras cirugías con pacientes en Shanghai. Probablemente cambie el rumbo de la cirugía torácica mundial.

P ¿Por qué?

R Porque hasta ahora el robot, en pulmón, no da ventajas. Sí lo hace en urología. ¿Por qué? Porque con videocirugía, con laparoscopia, haces lo mismo y lo haces mejor. Por eso estamos detrás de un robot que, a través de una mínima incisión, despliegue brazos y cámaras por el tórax, como una serpiente.

P De todas las cirugías, ¿en qué lugar del podio situaría a la torácica por su progresión?

R Es la que más ha avanzado en los últimos años. Hace 20 estaba en pañales. Con la videocirugía se ha evolucionado mucho. Se opera a más pacientes, se hace de forma menos invasiva... La progresión de la cirugía torácica no la ha habido en ninguna otra especialidad.

P ¿Y la cirugía cardiaca?

R La mínimamente invasiva va muy lenta porque es muy complejo hacerla en el corazón. Por eso casi toda la cirugía cardiaca que se hace en el mundo es abierta, es la misma que se practicaba hace cuarenta años.

P Póngame un ejemplo claro de esa evolución.

R Hace 20 años, y todavía ahora en las intervenciones más complicadas, se abría y con una especie de gato hidráulico se separaban las costillas para intervenir a través de una hendidura de 15-20 centímetros. Antes, esta intervención, que era muy dolorosa porque suponía una agresión brutal al paciente, era la estándar. Hoy, a través de una mínima incisión de 3-4 centímetros metemos todo el material e intervenimos.

P ¿Qué otros avances se han registrado?

R Ahora también hacemos un abordaje subxifoideo, por aquí (se señala la parte inferior del esternón). Entrando por ahí evitamos el dolor porque, a diferencia de cuando lo haces por el tórax, aquí no hay nervios intercostales. Lo que ocurre es que es más difícil porque estás más lejos. Y también intervenimos a pacientes sin intubar, despiertos, mínimamente sedados y sin ventilación mecánica.

P ¿Qué le hace situar a su cirugía por delante de los avances de otras que han pasado de ser abiertas a muy poco invasivas?

R El avance es incomparable porque el tórax es lo que más duele. Otras no significan un cambio tan radical para el paciente porque no duelen tanto. El abordaje que más machaca al enfermo es el que se hace a través del tórax. Te puede dejar con un dolor crónico el resto de tu vida.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats