Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trabajo

El Gobierno refuerza la inspección balear con cuatro expertos en seguridad laboral

Sólo ocho autonomías reciben a los nuevos equipos de subinspectores y únicamente Madrid supera a las islas en el número de incorporaciones

Imagen de uno de los accidentes laborales registrados en la construcción balear. g. Bosch

Balears es una de las pocas comunidades autónomas que ve reforzada su plantilla de Inspección de Trabajo con la incorporación de un nuevo equipo especializado en seguridad y salud laboral, y además lo hace con intensidad: los cuatro subinspectores que se han sumado a la plantilla del archipiélago solo se ven superados por los siete que se han asignado a Madrid.

Los nombramientos aparecen publicados en el Boletín Oficial del Estado del pasado día 11. Solo la mitad de las comunidades autónomas, en concreto ocho, reciben la incorporación de los primeros equipos especializados en la seguridad en los centros de trabajo. Estos 32 nuevos funcionarios se han destinado a Madrid, con un equipo de siete; a Balears, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana, con grupos de cuatro; y a Aragón, Galicia y Castilla-La Mancha, con tres incorporaciones en cada caso.

Todo ello supone que Balears pasa a contar con el 12% de estos refuerzos en el ámbito estatal, y además ve ampliada su plantilla estable de Inspección, que pasa de 51 a 55 inspectores y subinspectores.

Consultados sobre el impacto que estas incorporaciones van a tener para las islas, tanto el conseller como la directora general de Trabajo, Iago Negueruela e Isabel Castro, valoran muy especialmente el que este personal esté especializado en materia de seguridad y salud laboral, y que su trabajo no vaya a ser el control de documentación, sino exclusivamente de las medidas materiales existentes en los centros de trabajo para garantizar que los trabajadores no sufran accidentes.

Isabel Castro destaca además el esfuerzo que se ha hecho para que las islas formen parte de las autonomías beneficiadas en el reparto de estos refuerzos. Aunque se trata de una escala que se va a seguir ampliando en el conjunto del país, en esta primera fase no había nuevo personal para todas las autonomías. El argumento esgrimido desde el citado departamento autonómico es sólido: Balears es la comunidad con la tasa de siniestralidad laboral más alta de toda España, y por tanto no podía verse relegada a la hora de aplicar medidas para frenar este problema. Además, la directora general subraya la formación de estas personas, dado que esta escala de subinspectores está compuesta por profesionales técnicos, normalmente con la titulación de aparejadores o de arquitectos.

El trabajo de este nuevo personal (dos mujeres y dos hombres) se va a desarrollar de forma especial en el sector de la construcción, dada la gravedad de algunos de los accidentes que ha registrado, pero obviamente su labor se va a extender también a otras actividades, como la hostelería.

Un dato a tener en cuenta: estas personas han entrado a formar parte de la plantilla estable de la Inspección de Trabajo del archipiélago, que ha pasado a estar formada por 55 personas. Y a ellas se sumarán durante el verano los equipos de inspectores y subinspectores llegados de la península (el año pasado lo formaron 16 funcionarios), que se ocupan de intensificar los controles contra el fraude laboral durante los meses de julio y agosto.

La tasa más alta de accidentes

Como se ha indicado, el elemento clave que ha permitido al Govern defender ante el ministerio de Empleo la necesidad de que Balears se beneficie desde el primer momento de la incorporación de la nueva escala de subinspectores ha sido el hecho de ser la comunidad con la tasa más alta de accidentes. Durante el pasado año contabilizó un total de 19.972 siniestros, de los que 19.866 fueron leves, 92 graves, tres muy graves y once mortales. Esa cifra supone un crecimiento del 2,1% respecto a 2016, aunque este alza es más moderada que la que se dio en los ejercicios anteriores (durante el lustro anterior se estuvo moviendo entre el 5% y el 7% anual).

Esta subida ha sido especialmente intensa en el sector de la construcción, lo que explica que finalmente patronales del ramo, colegios profesionales, sindicatos y el Govern hayan decidido impulsar medidas destinadas a elevar la vigilancia sobre las obras que se desarrollan en el archipiélago.

Para empezar, personal de la Fundación Laboral de la Construcción de las islasFundación Laboral de la Construcción de las islas lleva semanas visitando obras (se estima que se alcanzarán las 245) para informar de las deficiencias en materia de seguridad que se detecten y asesorar para subsanarlas.

A partir de septiembre, la fundación estatal pondrá en marcha otras 300 visitas. Finalmente, un convenio que se espera firmar entre septiembre u octubre entre la fundacion balear y el Govern permitirá realizar unos 400 controles más, aunque éstos serán más intensos que los anteriores.

Compartir el artículo

stats