Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Antoni Bassas: "Que se pregunte Rajoy por qué teme un contagio de Cataluña en Balears"

El popular periodista catalán tilda de "vergüenza" los avisos del Gobierno central al archipiélago y señala que "se empieza por aquí y se puede acabar con un 155"

El periodisa Antoni Bassas.

El periodisa Antoni Bassas. cedida por diario ´ara´

P Con la designación de Quim Torra como nuevo presidente de la Generalitat, ¿Cataluña vuelve a la normalidad?

R La normalidad no volverá a Cataluña mientras haya presos políticos, exiliados y mientras el Estado tenga intervenidas las cuentas de la Generalitat. Torra será un presidente legitimado por unas elecciones a las que la gente fue a votar masivamente pero que fueron convocadas por la Moncloa, algo que no había pasado nunca en España. Todo en conjunto es muy anormal desde hace tiempo y exige una diálogo político que sería normal en cualquier otro lugar del mundo pero en España no.

P Para los mallorquines, Quim Torra es un completo desconocido. ¿Quién es y por qué es el elegido por Carles Puigdemont?

R En Cataluña tampoco es muy conocido. Es un abogado que se ha dedicado más a la actividad privada y su actividad pública empieza al ser vicepresidente del Ómnium y director del Museo del Born. Su actividad política ha empezado ahora como independiente en la lista hecha a contrareloj por Puigdemont. Es una persona con alergia a la lógica de partido. Es un puente entre Puigdemont y las últimas elecciones y una persona dispuesta a compartir su autoridad con la de Puigdemont. No empieza una etapa nueva, sino una etapa de continuidad de los postulados de Puigdemont, que no hay que olvidar que encabeza la mayoría parlamentaria.

P En su investidura fallida, Jordi Turull hizo un discurso en que no habló de "república" y que sonó a autonomismo. ¿Una vez se levante el 155, cuál será el camino del independentismo?

R El discurso de Torra será muy diferente al de Turull. Cabe recordar que Turull tenía en mente que al día siguiente lo meterían en la cárcel y no quería perjudicar su defensa. Torra de momento está hablando de la "república", pero habrá que ver cómo lidia con la realidad. Cataluña seguirá en libertad vigilada y él deberá equilibrar el proyecto con la realidad.

P Hace unas semanas, en un acto en Palma

R Me parece una vergüenza. ¿Que significa avisar o amenazar? Balears hará lo que sus ciudadanos quieran, que, como todo el mundo, es vivir bien, pero también ser respetada en su cultura y su lengua. Rajoy debería preguntarse por qué teme que haya un contagio de Cataluña en Balears. Seguramente porque hay gente en las islas que ve que su manera de ser está en peligro ante determinadas políticas del Estado. La solución debería ser hablar. España lo hizo hace cuarenta años con la transición y la puesta en marcha del modelo autonómico. Esta tutela que se hace sobre Cataluña o sobre Balears es insoportable y explica que en octubre dos millones de personas quisieran votar a pesar de la brutalidad policial.

P Esta semana se han conocido los recursos del Estado contra las ayudas al catalán en Balears. Hay quien lo ve algo así como la aplicación de un 155 en las islas.

R Se empieza por aquí y se puede acabar con un 155. No digo que vaya a acabar así, pero es evidente que para el núcleo del poder político español que piensa que sólo es español el castellano. Una cosa tan normal como que en Mallorca se hable en catalán se combate. España debe decidir si quiere ser un estado plurinacional. Lo tiene todo para serlo y mientras no lo sea habrá incomodidad. Tanto para Cataluña como para Balears.

P Viene el martes a Mallorca a hablar de las relaciones de la prensa con el poder. ¿Cuál ha sido la influencia del poder sobre los medios durante la crisis entre el Gobierno y Cataluña?

R La prensa española ha actuado como prensa de Estado, la expresión es de Francesc Serrés. En su momento Javier Arzalluz ya hablaba de la Brunete mediática y hemos visto cómo la prensa española ha cerrado filas con el Estado y ha ayudado a perpetuar clichés que hacen muy difícil el diálogo: ha hablado de desafío, de odio y finalmente de golpe de Estado, cuando golpe de Estado es lo que hizo Tejero, aquí no ha habido ningún golpe de Estado. Algunos medios sólo repiten las consignas del Gobierno y otros se dedican a ser más duros que el Gobierno para dificultar que sea tibio. La prensa española tiene una gran responsabilidad en conformar la idea de que Cataluña está en algo así como un estado de guerra.

P También se señala a la prensa catalana de haber actuado de la misma manera y una de las cabeceras que enseguida apunta la gente es la del diario ARA

R Evidentemente todos los partidos quieren influenciar los medios y hay que resistir a las presiones. En el caso del diario ARA, como todos los medios, tiene una línea editorial, que en nuestro caso es muy clara a favor de un referéndum. Pero nosotros no hemos actuado nunca, nunca, con la misma irresponsabilidad que lo han hecho medios de Madrid.

P Antes del ARA

R El trabajo que ha hecho TV3 es el de un medio de un país sometido a unas tensiones políticas muy grandes. Ante manifestaciones millonarias, ¿qué debe hacer la televisión pública?¿Poner las cámaras? Alguien dirá que si las pone multiplica el efecto de las manifestaciones, pero es lo que pasa con la televisión. Creo que, en general, TV3 puede mirar atrás con la cara muy alta. El nivel de pluralidad de sus informativos y espacios de opinión es mucho más alto que el de otras televisiones públicas y privadas de España. Hace tiempo que hay un intento de acabar con la televisión de Cataluña. La gente a la que le molesta TV3 es la misma a la que también le molesta Cataluña.

P Seguro que después de haber sido corresponsal en TV3 sigue aunque sea de reojo la actualidad de Estados Unidos todavía hoy. ¿Cómo valora un año y medio de administración Trump y qué augura después de la ruptura del acuerdo nuclear con Irán?

R Es curioso, porque en las formas Trump es una ruptura total con las formas de la presidencia de Estados Unidos. Sin embargo, después, las presidencias norteamaricanas producen resultados muy similares. Creo que hay mucha gesticulación en la política de Trump. Es sin duda una buena noticia que pueda dar la mano al presidente de Corea del Norte, pero es una mala noticia romper el acuerdo nuclear con Irán. Supongo que se ha intentado contrarrestar una cosa con la otra y es posible que en ambas hay más gesticulación que otra cosa. Pero en las cosas de la guerra y de la paz no se pueden hacer bromas y si la guerra está representada por armas nucleares, la seriedad es exigida y Trump no me parece un presidente serio, sino peligroso.

Compartir el artículo

stats