Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumento de los gastos por no ejecutar reparaciones a tiempo

Uno de los problemas a los que se enfrentan muchas comunidades de vecinos es que la precariedad financiera en la que se encontraban algunos de sus propietarios, o por problemas en el cobro a algún vecino, se ha ido aplazando la ejecución de obras de mantenimiento o de reparaciones, lo que ha hecho que el problema se haya ido agravando con el tiempo y que a su vez el presupuesto necesario para afrontarlo se haya multiplicado, según lamenta el presidente del colegio de administradores de fincas de Balears, Pau Bonet.

Estas situaciones se vuelven especialmente graves cuando esos trabajos de mantenimiento dejan de hacerse en zonas del edificio cuyo deterioro puede generar desprendimientos y causar daños a los viandantes, como podría ser el caso de fachadas o balcones, por citar algunos ejemplos.

Otro problema que evoluciona al alza en las comunidades de propietarios es el del alquiler de viviendas a turistas, debido al auge que se está dando en este tipo de prácticas.

En este sentido, Pau Bonet recuerda que el alquiler de temporada es perfectamente legal, y que el que está prohibido es el de pisos cuando se ofrece algún tipo de servicio turístico al inquilino, como el cambio de la ropa de cama o la limpieza, por citar algunos ejemplos.

Bonet opinó que lo ideal sería que se regulara este tipo de alquileres para poner fin a los vacíos legales existentes, lo que a su vez facilitaría un mayor control sobre este tipo de viviendas.

Según el presidente de los administradores, muchos problemas que se registran son de convivencia, lo que depende en buena medida del tipo de cliente al que se ofrecen estos pisos.

Compartir el artículo

stats