03 de enero de 2015
03.01.2015
En contra

Miguel Puig: "Si no sales de Mallorca, no serás nunca nadie"

Primer mallorquín en el real madrid, comandante de vuelos transoceánicos

03.01.2015 | 00:27
Miguel Puig
  • Miguel Puig (Palma, 1936) fichó por el Real Madrid de baloncesto en 1957, el primer mallorquín en el club blanco. Tras jugar la primera Copa de Europa, fue comandante en las compañías Transeuropa, Air Europa y pilotó los Airbus 310 de Oasis en viajes intercontinentales que le permitieron sumar 35.000 horas de vuelo antes de jubilarse en 1996. Su hijo y su hija también se formaron como pilotos.

–Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿Cuánto cobraba en 1957 una estrella del Madrid de baloncesto?"
–No cobrábamos. Me daban todo lo que necesitaba. Estudios, ropa, libros y el alquiler del piso, vivía gratis en Madrid. La prima por partido ganado era de 50 pesetas. Entrenábamos tres veces por semana, yo era un alero de 1.82 y 64 kilos que vio la evolución del baloncesto primitivo al casi moderno.

–¿Cuándo estuvo el comandante Puig más cerca de la catástrofe?
–Despegando con Oasis en República Dominicana, me explotó un motor del Airbus 310, lleno de combustible y de pasajeros, unos 280. No podía vaciar los depósitos, por lo que aterrizamos a gran velocidad y pisando el freno a fondo. Me comí toda la pista.

–¿Qué se siente cuando una revista escribe que "el comandante Puig ha salvado la vida del pasaje..."?
–Que has cumplido con tu obligación. Igual que un médico o un sacerdote, pilotar es un trabajo vocacional, porque un susto te lo llevas alguna vez, y entonces, el que no tiene vocación se retira. Es una profesión guapa y encima te pagan bien. Ahora ha bajado la carne de piloto.

–Disputó con el Madrid la primera Copa de Europa.
–Era 1957 y, tras derrotar a los portugueses, nos tocaron los letones del Riga en semifinales. Franco dijo que no podíamos viajar a la Unión Soviética, que por entonces era el diablo. Raimundo Saporta explicó al gobierno que éramos deportistas, y que la FIBA nos sancionaría. La multa fue de 40 mil dólares de la época, y la pagó el Estado. El Riga ganó la primera Copa de Europa.

–¿Era el Madrid de Bernabéu o de Saporta?
–Saporta llevaba todo el baloncesto y, como tesorero, gobernaba también los aspectos económicos del Madrid de fútbol. Bernabéu era el rey.

–¿Cómo le explicamos a Saporta a los niños?
–Un hombre muy raro. Soltero, sin vicios, melifluo, te daba la mano blanda. Intachable, cumplió todo lo que me prometió al ficharme. Los futbolistas firmaban en blanco, mira si confiaban en él. Y cuando no les servías, puerta. Lo llaman equipo del régimen, pero señor.

–¿En el extranjero les recibían como franquistas?
–Después de jugar en Villeurbanne, un exiliado español me preguntó: "¿Todavía siguen matando a la gente por la calle?". Me dejó perplejo, le repliqué que yo no había visto muertos.

–En cambio, festejaron la victoria de Fidel Castro.
–Jugamos y ganamos en Suiza, por lo que el club nos invitó al cabaret Bataclan a finales de 1958. Las bailarinas cubanas vieron que hablábamos castellano, destaparon botellas de champán y nos decían "bebed, españoles, que Fidel va a entrar en La Habana".

–Siempre habrá una categoría superior.
–Estando en el Madrid vino el Syracuse, campeón de la liga profesional norteamericana que todavía no se llamaba NBA. No tenían un solo jugador negro, nos dieron 40 puntos de ventaja y aun así nos ganaron por 110 a 90. Es decir, el marcador real fue de 110 a 50.

–Fue preseleccionado para los Juegos de Roma´60.
–Ya había sido internacional sub´21, y me colocaron entre los 24 preseleccionados. Por entonces ya no pensaba en el baloncesto, sino en pilotar. Podría haber pedido una prórroga del servicio militar, pero no lo hice. Siempre me ha picado el gusanillo de saber qué habría pasado. El fútbol era entonces de clase baja, pero baloncesto y rugby tenían nivel universitario.

–Ahora tenemos tantos mallorquines en la ACB, que ni me interesa entrevistarlos.
–Nunca lo hubiera imaginado, una selección balear de baloncesto podría ser nacional. Lo atribuyo a la posibilidad de marcharse. Si no sales de Mallorca, no serás nunca nadie. Mi prima Margaluz hubiera sido una Carmen Sevilla, con un lanzamiento fuera de la isla.

–Hoy pilotan las máquinas, aunque los comandantes siguen siendo decorativos.
–Ahora se vuela menos. Decorativos desde luego que no son, pero la tecnificación permite volar con facilidad. El piloto va más descansado, pero ha de vigilar y emplearse a fondo cuando hay una emergencia, o el avión se va a hacer puñetas. Sigue siendo fundamental, siempre mantiene alerta su sexto sentido.

–¿Son comparables las presiones en las pistas de baloncesto y de aterrizaje?
–El baloncesto es más espontáneo, en el avión cumples un protocolo a rajatabla. Somos terrícolas, el aire es para nosotros un medio hostil, aunque no un enemigo. Por eso pierdes cada seis meses la capacidad de volar, y has de someterte a chequeo, simulador,...

–¿Es madridista con Florentino?
–A rabiar, y mi mejor amigo es barcelonista. En aquellos tiempos se jugaban los Castilla-Cataluña, y yo estaba seleccionado con los castellanos. Cuando pronunciaron mi apellido "Puig" en Barcelona, recibí una pitada monumental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.