Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retraso

Docentes de concertada están sin cobrar por falta de personal en Educación

Hay colegios al límite para pagar nóminas al personal de administración por los impagos del Govern

Alumnos de un colegio de Palma llegando a clase el primer día del curso.

Alumnos de un colegio de Palma llegando a clase el primer día del curso. m. mielniezuk

Algunos profesores de concertada llevan sin cobrar desde el inicio de curso o están cobrando menos de lo que les corresponde por falta de personal en el departamento de nóminas en la conselleria de Educación, que no da abasto y va actualizando las nóminas correspondientes al curso 2014-2015 poco a poco. Desde Educación, confirman un par de bajas en dicho departamento, aunque señalan que es normal cierto retraso antes de cobrar la primera nómina cuando se produce una nueva contratación ya que los centros han de enviar toda la documentación que certifique que el contratado cumple los requisitos y la conselleria debe revisarla.

Desde USO confirman que ese retraso es habitual, pero señalan que este año se ha agravado por la falta de personal responsable de gestionar las nóminas, una cuestión que ya se ha expuesto y denunciado en mesas sectoriales de concertada.

Ismael Alonso, secretario general de la federación de enseñanza de USO, explica que hay profesores que han pasado de trabajar media jornada a una entera este curso y que sólo están cobrando media; profesionales que debían haber empezado a cobrar un trienio u otro complementos y aún no han visto crecer su nómina; y, en el peor de los casos, profesores que han sido contratados por primera vez este curso y que llevan sin cobrar desde septiembre. Todo depende de si el servicio de nóminas de Educación ya ha actualizado los datos de su centro, o no, algo que en opinión de Alonso "es un desastre absoluto". Fuentes de la Conselleria reconocen el problema, pero añaden que si algún docente no ha cobrado antes de fin de año es que no cumple los requisitos.

Ése es uno de los problemas que tiene la red concertada ahora mismo, pero no el único. Hay problemas con las nóminas del personal docente, que se abonan por pago delegado (la Conselleria se encarga), pero también puede haber dificultades con las del personal de administración y servicios, ya que las pagan los centros con parte del dinero de los módulos de conciertos que Educación lleva sin abonarles desde septiembre.

Los directores de los institutos públicos denunciaron el pasado viernes que hacían tres meses que no recibían el dinero para gastos de funcionamiento (calefacción, luz, material...) y ese impago afecta aún más a la concertada, ya que las partidas que se les adeudan partidas incluyen también el gasto para pagar al personal de administración y servicios (colectivo de entre 300 y 400 trabajadores en Balears).

Los centros más pequeños son los que realmente viven la situación con más ahogo, al tener menos remanente. Y el número de padres que abonan las aportaciones voluntarias va en descenso desde el inicio de la crisis. Así, si no hay un movimiento rápido por parte de la Conselleria hay colegios que advierten que tendrán problemas para asumir las nóminas de diciembre de estos trabajadores.

"Lo antes posible"

Desde el Govern achacan la situación a problemas de tesorería e insisten en que se resolverá "lo antes posible". Fuentes a las que ha tenido acceso este diario aseguran que hoy o mañana podría tener lugar un ingreso correspondiente al mes de septiembre.

Además de los módulos de concierto, los centros también están esperando a que Educación les pague lo correspondiente a los auxiliares de conversación desde hace un año y el complemento retributivo (CRIB) que los sustitutos tienen derecho a cobrar según una sentencia ganada por USO y cuyo pago están adelantando los colegios. Alonso señaló además que de no solucionarse pronto esta situación los afectados pueden tener problemas a la hora de hacer la declaración de la renta, al tener que incluir en el ejercicio de 2015 ingresos del año 2014.

El sindicalista recordó que esta situación de impagos empieza a recordar al principio de la legislatura, cuando hubo centros concertados que tuvieron que pedir créditos para asumir pagos al no llegar el dinero de la Conselleria.

Compartir el artículo

stats