Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El videojuego

Inmutable calidad

En el mundo de los videojuegos hay muchas sagas de calidad, pero muy pocas tienen tanta calidad en todas sus entregas

Inmutable calidad

Por una vez me voy a permitir el lujo de destacar un detalle de un videojuego. Pero un detalle que demuestra, una vez más, la categoría de la saga Forza Horizon. Y es que, queridos míos, la cuarta entrega de esta gloriosa serie de videojuegos de conducción incluye...

¡Todos los coches de James Bond!

Sí, lo sé, debería estar hablando de su calidad gráfica, de sus excelentes decorados, de la inagotable imaginación de sus creadores, de la excelente música que incluye, de los kilates de calidad del conjunto o del inconmesurable 4K en la One X. Pero eso ya lo sabemos. Lo sabemos de sobra porque los Forza Horizon nunca fallan. Siempre son superlativos.

Así que en esta ocasión me voy a poner exquisito y voy a aplaudir a rabiar a los señores de Turn 10 Studios por haber tenido la genial idea de permitirnos conducir hacia el atardecer con el Aston Martin DB5 que llevó Sean Connery en Dr. No , o el mítico e inigualable Lotus Esprit S1 submarino en el que Roger Moore enamoró a Barbara Bach. ¿Cómo? ¿El juego? Perfecto, como un buen Dry Martini agitado, y no mezclado. Se lo dice Arráez, David Arráez.

P Xbox One G Conducción P 70 €

Compartir el artículo

stats