Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleo

Preocupación en los empresarios por el desánimo de las plantillas

El 15% de los españoles reconoce sentirse "poco comprometido e insatisfecho" con su puesto de trabajo tras la pandemia

Foro Nueva Economía, Nueva Empresa. JUAN CARLOS CASTRO

La pandemia ha generado un fenómeno que preocupa a las empresas. La tendencia conocida como gran renuncia de las plantillas, que nació el año pasado en EEUU, está en auge y comienza a inquietar a los empresarios españoles que ante la fuga de trabajadores se replantean el papel de los líderes para atraer y retener el talento. La tendencia en España, por ahora, no tiene como desenlace la renuncia, pero acumular personal desanimado e insatisfecho puede causar aún más daño al rendimiento de las compañías. Esta y otras cuestiones protagonizaron ayer la última edición del Foro Nueva Economía, Nueva Empresa organizado por la Fundación CajaCanarias y la Fundación la Caixa en la capital grancanaria. Un encuentro que bajo el título El arte de liderar en 10 claves sirvió a los participantes para realizar un perfil completo de los jefes del futuro. Alfonso Jiménez, partner de Exec Avenue, Alejandro Pociña, presidente de AF Steelcase, y Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Once, fueron los invitados del evento que moderó el vicepresidente de la Asociación Española de Directivos, AED Canarias, y director territorial de CaixaBank, Juan Ramón Fuertes.

30.000 personas han renunciado este año a su empleo según los datos de la Seguridad Social

decoration

El confinamiento, las restricciones, el teletrabajo y la incertidumbre hicieron que mucha gente se replantease sus objetivos en el trabajo y en la vida. "El susto que nos hemos llevado ha sido tan grande que todo el mundo se replantea su vida y muchos quieren dejar su empleo", apuntó ayer Pociña, quien explicó que este fenómeno es cada vez más común en EEUU donde las cifras de renuncias voluntarias están superando su récord histórico. "Allí cada mes se van cuatro millones de personas de sus empresas de forma voluntaria", añadió Jiménez sobre el fenómeno.

Según explicó Pociña, lo que ocurre en España también puede afectar en gran medida a los negocios. "En nuestro país no es tan fácil encontrar otro empleo por lo que la mayoría de la gente se queda resignada en sus empresas», aclaró el presidente de AF Steelcase en el acto, que se celebró bajo la dirección técnica de la Asociación Española de Directivos (AED) y de la Fundación FYDE CajaCanarias. Lo cierto es que todos los participantes del foro coincidieron en subrayar el efecto negativo que produce esta tendencia en las compañías. «No hay nada peor que un trabajador infeliz en su puesto porque no se siente realizado y encima la empresa paga una nómina que no da resultados", aclaró Jiménez. Las Big Four –firmas más importantes del mundo en el sector de la consultoría y auditoría– durante la pandemia duplicaron sus datos de rotación pasando de un 20 a un 40% de la plantilla.

En España los niveles de compromiso y satisfacción con respecto al espacio de trabajo son bajos, así lo demuestra el Informe de Steelcase titulado El compromiso y el espacio de trabajo global, que refleja que solo el 7% de los trabajadores están muy comprometidos, cifra que se ve duplicada por el número de empleados muy poco comprometidos (15%).

Este estudio internacional en el que participaron 2.500 personas de 17 países confirma que los trabajadores españoles son los que peores resultados acumulan en los relativo a sentirse motivados por su trabajo, valorar la cultura de su empresa y estar de acuerdo con su estrategia y dirección.

Los directivos de las compañías creen que las altas tasas de paro en España frenan las dimisiones

decoration

Según los datos de la Seguridad Social, en lo que va de año, alrededor de 30.000 personas han abandonado su empleo de forma voluntaria. Solamente en el mes de abril, 5.500 personas renunciaron a su puesto de trabajo. Los datos señalan que durante 2021 la tendencia en España ya era creciente. Entre los primeros tres meses de ese año ya se produjeron unas 2.000 renuncias mensuales, un número que fue aumentando de manera paulatina, con algún altibajo, hasta que en diciembre superó las 3.000.

Esta situación ha provocado que para los directivos ahora sea imprescindible contar con capacidad de seducción de las plantillas para poder ser un buen líder. "En España parece que tenemos que aceptar la resignación de los trabajadores, cuando no es así, podemos trabajar en generar ilusión en las personas", explicó Pociña. Además de esta cuestión los ponentes ayer plantearon otras característica indispensables para tener éxito al frente de una compañía. Durán insistió en la importancia de lograr un punto de equilibrio entre la tradición y la adaptación a los cambios.

Por su parte, Jiménez resumió las ideas recogidas en su libro El arte de liderar y mencionó cuatro aspectos básicos para triunfar en este área: una visión clara del rumbo de la empresa, conocimiento del negocio, buena gestión del personal y ser integro para poder servir de ejemplo.

¿Cómo ser un buen líder?

-¿Cuáles son las característica comunes de todos los líderes?

Según el libro de Alfonso Jiménez, El arte de liderar, hay cuatro rasgos que comparten los grandes líderes. El primero es tener una visión clara del rumbo de la empresa. Esta visión es importante porque permite dar seguridad a los equipos para que confíen en su líder. El segundo rasgo es la gestión del negocio. Ser el primer vendedor del proyecto empresarial y conocerlo de cerca y a la perfección. La tercera característica tiene que ver con la buena gestión de las personas, la atracción de talento. Dirigir al resto del equipo, comunicar todo lo necesario y despedir cuando la empresa lo requiera. Por último, Jiménez habla de la importancia de la integridad en la figura del líder ya que tiene que ser un ejemplo para el resto de empleados. Esto implica tener ética y dejar a un lado el beneficio personal.

-¿Existe solo un líder o puede haber más de uno?

Los expertos coinciden en señalar que en las empresas siempre hay más de un líder, ubicados en diferentes niveles y áreas concretas de la organización. La clave del éxito de un equipo está en poder conjugar la diversidad con una organización fuerte que tenga unos principios muy claros y establecidos. Esto permite crear una cultura de entendimiento conjunta pero con todos los beneficios que aporta la novedad.

-¿Cuál es mejor consejo para un joven líder?

Los directivos empresariales coinciden en señalar que el mejor consejo para un líder joven es que disfrute del trabajo, que lo pase bien y sobre todo que le ponga pasión a las cosas que hace en el día a día. Otra clave para triunfar es tener flexibilidad para adaptarse a los cambios del mercado.

-¿Hay vida después de ocupar un puesto de directivo?

En España se da el fenómeno de la segunda carrera profesional. Al incrementarse la esperanza de vida muchos directivos quieren seguir desarrollando su carrera profesional cuando dejan de liderar una empresa a los 55 o 60 años. Según Jiménez, los directivos pueden aportar cuatro cosas muy concretas: conocimiento, experiencia, reputación y una gran red de relaciones. Con estas cualidades muchos se ponen a buscar alguna actividad en otras áreas como trabajadores autónomos. De los tres millones de autónomos que hay en España, un millón son personas con más de 55 años.

Compartir el artículo

stats