Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros impulsan un "Imserso privado" ante el fracaso del programa del Gobierno

La patronal plantea a la Federación que aglutina a las asociaciones de mayores de España organizar viajes a partir del próximo octubre

Turistas jubilados disfrutando de la playa en Benidorm. DAVID REVENGA

La patronal hotelera mueve ficha ante el parón que sufre el programa de vacaciones de la tercera edad del Imserso. Muchos hoteles ya han comunicado a gestores (Mundosenior y Mundiplan) que no suscribirán contratos y de la mano de Hosbec se lanzan a la búsqueda de jubilados conscientes de que demanda no va a faltar, sobre todo para la Costa Blanca y, en concreto, Benidorm. En este escenario, los hoteleros y las asociaciones de mayores han movido ficha para intentar organizar el turismo senior privado para la próxima temporada otoño-invierno ante el desastre que se avecina con el caos del Imserso.

Hosbec denuncia que “la nefasta gestión del Gobierno y de los responsables de Política Social han herido de muerte un programa exitoso al prorrogar todas las condiciones económicas sin ningún tipo de actualización de precios mientras que el sector sufre incrementos en los costes de producción por encima del 30% lo que hace inviable el cierre de contratos para proporcionar camas”.

Muchos hoteles ya han comunicado la imposibilidad de prorrogar sus contratos con el adjudicatario del Imserso por que el precio (22 euros por persona en pensión completa, con bebida, animación, wifi y todos los servicios de un hotel de 4 estrellas). "Es una ruina multiplicada por la inflación en las maltrechas cuentas hoteleras tras dos años de pandemia", subraya Nuria Montes, secretaria general de la patronal. Por ello, Hosbec ha iniciado contactos para empezar a trabajar en circuitos paralelos, a través de asociaciones y colectivos de mayores, que siguen muy interesados en continuar con los viajes durante la temporada baja y que eligen Benidorm como uno de sus destinos preferentes. 

Toni Mayor, presidente de la patronal y Nuria Montes, secretaria general se han reunido esta semana con Marcelo Cornellá, presidente de la Federación Española para la Defensa de las Personas Mayores para empezar a sentar las bases de un programa de viajes senior de carácter privado que por un lado continúe con la labor social de potenciar la actividad de los mayores y que, por otro, contribuya a "mantener abiertos establecimientos hoteleros durante el invierno con el correspondiente mantenimiento del empleo y de la actividad en un marco económico ajustado a la realidad que vivimos" tal y como ha informado Toni Mayor.  

Toni Mayor advierte, en este sentido, de "no nos podemos quedar de brazos cruzados ante la pasividad y el desprecio que el Gobierno de España somete al sector turístico una y otra vez. Nos jugamos mucho el próximo invierno, con una responsabilidad muy grande con nuestros trabajadores sobre todo después de dos años de inactividad. Por eso vamos a estudiar hasta la última opción que exista de comercialización de un turismo senior sostenible y ajustado a las necesidades de todos: de los mayores y de las empresas".

Marcelo Cornellá, representante de los mayores está trabajando activamente también en esta línea, tanto a través de la federación como de la asociación Acumafu, que fue la primera organización que rompió el aislamiento de los mayores tras el covid con los primeros viajes a Benidorm una vez estabilizada la crisis sanitaria. Los turistas senior se encuentran tremendamente seguros en destinos como Benidorm y están deseando poder retomar sus viajes habituales tal y como hacían antes de la pandemia. No sólo mejoran su salud y estado anímico, sino que en este invierno van a ser más necesarios que nunca tras casi tres años de aislamiento social por la Covid.

Descenso del gasto

Por otro lado, los turistas que eligen como destino turístico la Costa Blanca dedican a la restauración casi un 30% del total de su presupuesto, según la app financiera Revolut, que asegura que los extranjeros gastan un 16% más en restaurantes en España que los españoles que viajan fuera. Los viajes y las compras ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente, en el listado de categorías con mayor gasto realizadas por los viajeros internacionales.

Pese a que el gasto total de los extranjeros en España ha aumentado un 151% de mayo a mediados de este julio de 2022 frente al mismo período del año anterior, el gasto medio por turista ha descendido un 5,18% frente al año pasado y un 10% respecto a 2019 debido al descontrol de la inflación. Así, este año el turista gasta una media de 403 euros, mientras que en 2019 el gasto medio por turista se situaba en 363 euros, pero sin la inflación disparada por lo que los analista advierten de que este aumento no se traduce en rentabilidad. Las perspectivas económicas negativas pueden estar detrás de la moderación en el gasto de los viajeros internacionales, según este informe.

Recordar que hostelería de la provincia, que esperaba un reventón este verano con un enorme negocio, por encima de 2019, después de dos meses, mayo y junio, de gran consumo ha visto que estas expectativas se enfrían, con un descenso en el gasto medio, recortes a la hora de pedir y lleno solo los fines de semana, sobre todo en las terrazas de zona de playas, Benidorm, Santa Pola, Torrevieja o la isla de Tabarca. El resto de la semana, pese a la gran afluencia de turismo, es más flojo y ni mucho menos está todo reservado. En cuanto a los productos estrella este verano son el agua la cerveza, y los que piden vino, más económico.

Este verano de 2022, también ha cambiado el perfil de turista, que crece entre los jóvenes de entre 18 y 24 años y entre los mayores de 55 años. Frente a esto, la franja de edad que tradicionalmente era más viajera, entre los 25 y los 44 años, reduce sus viajes respecto al pasado año. En cuanto a las nacionalidades de los usuarios de Revolut que visitan nuestro país, en primer lugar se encuentra el Reino Unido, seguido de cerca por españoles que residen fuera de España y vuelven de vacaciones o de visita.

Por otro lado, el gasto medio de los alicantinos que deciden viajar al extranjero ha aumentado un 48,33% de mayo a julio de 2022, frente al mismo período del año pasado. Mientras que en 2021 se gastaba de media unos 444 euros, este 2022 se ha aumentado el presupuesto hasta los 658 euros. La subida de precios, especialmente del transporte, parece estar detrás de este aumento del presupuesto. De hecho, si en 2021 el transporte suponía un 11,96% del gasto total, en 2022 este porcentaje sube hasta el 16,76%. Pero sin duda la categoría en la que más dinero dedican los españoles cuando viajan son las compras, a las que dedican hasta un 20,84% del gasto.

La alta inflación y la crisis económica pueden ser los motivos de este menor aumento impulsando a los españoles a realizar un turismo más nacional que supone un menor nivel de gasto. El sector turístico cerró la primera quincena de julio con una ocupación media del 60%, que ha hecho que ha posibilitado que muchos hoteles y apartamentos turísticos recuperen los niveles de ocupación de 2019. La patronal espera que a partir del lunes se produzca el auténtico despegue anqe queden plazas libre, agosto y septiembre serán espectaculares pero los empresarios advierten de que los nubarrones arrancan de cara al otoño, inicio de la temporada baja que, ahora mismo, está marcado por el descontrol de la inflación y la subida de los precios de la energía que frenan la reservas.  

Compartir el artículo

stats