Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector turístico

El turismo rural coge aire en Zamora, pero el repunte del empleo se resiste

Zamora cierra el mes de abril con cifras de viajeros y pernoctaciones similares a las del 19

Varios excursionistas, en el entorno rural de la provincia. A. S.

El turismo rural va recuperando el vigor que tenía antes de la irrupción de la pandemia. Las cifras de viajeros del mes de abril, publicadas este martes por el Instituto Nacional de Estadística, reflejan una realidad muy similar a la que se percibió en el mismo periodo de 2019. En abril de hace tres años, los negocios de la provincia de Zamora recibieron a 7.236 visitantes; en esta ocasión, ese número cayó hasta los 7.197, en lo que supone un empate que exhibe el regreso a la casilla de salida previa al virus.

Más visitantes extranjeros

De hecho, el gran cambio que se puede observar en abril de 2022 es el incremento de la cifra de visitantes extranjeros en comparación al mismo mes de 2019. La cifra de foráneos que ha pernoctado en un negocio de turismo rural de la provincia prácticamente se ha duplicado de un periodo a otro, al pasar de 342 a 638. Hay que recordar que aquí el factor Semana Santa existe para los dos casos, pues en ambos la Pasión tuvo lugar en abril.

En lo que tiene que ver con las pernoctaciones, sí se percibe aún una brecha algo mayor entre abril de 2019 y de 2022. En el mes ubicado antes de la pandemia, los establecimientos zamoranos de turismo rural acumularon 16.339 noches de ocupación, mientras que tres años después esa cantidad se redujo hasta las 15.724.

La comparación con 2019 sigue siendo más coherente que la que se puede realizar con 2021. En abril del año pasado, aún se mantenían vigentes numerosas restricciones relacionadas con la limitación al movimiento de las personas; entre ellas, sin ir más lejos, el cierre perimetral o el toque de queda, por lo que los datos quedan bastante condicionados.

En ese sentido, basta con ver que, en Zamora, el número de viajeros creció un 297% con respecto a abril de 2021, mientras que la cifra de pernoctaciones se elevó un 244%. Ese incremento contribuyó a impulsar el liderazgo de Castilla y León como destino predilecto de turismo rural en España.

Sin traslado al empleo

De este modo, los últimos datos ponen de manifiesto una recuperación palpable en el sector que, sin embargo, aún no se traslada por completo al empleo. Al menos, en lo que respecta a Zamora, donde en abril de 2019 había 464 personas trabajando en estos establecimientos, mientras que ahora apenas hay 372. La parte positiva es que, en el mismo mes de 2021, el personal estaba compuesto por 327 hombres y mujeres.

La expectativa es que también el empleo se vaya recuperando, a medida que el sector del turismo en general vaya asentándose en su nuevo contexto. Con un año ya de ausencia de las restricciones más dañinas para los negocios, colectivos como la Asociación Zamorana de Turismo Rural (Aztur) ya van dando pasos para dinamizar la actividad, y están comenzando a poner en marcha proyectos que se habían quedado un tanto aparcados a causa de la pandemia.

La prueba del algodón para este sector llegará en verano, cuando se espera que el movimiento turístico esté ya a pleno rendimiento, toda vez el miedo al virus ha ido mermando de forma progresiva y la confianza de los ciudadanos va tomando cuerpo de nuevo.

Compartir el artículo

stats