Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado laboral

¿Qué empleo genera el I+D+I? Bien pagado y tan difícil de encontrar como de retener

Los salarios son un 20% superiores a la empresa ordinaria y más de la mitad de las firmas reconoce tener dificultades para encontrar profesionales cualificados

Trabajadores en una oficina. Manu Mitru

No llena de ofertas los portales de empleo ni revoluciona el paisaje como erigir una fábrica, pero la apertura de un centro de I+D+I asegura ocupación de calidad y bien pagada. El desembarco durante los últimos años en Barcelona de empresas que han apostado por la capital catalana para montar espacios de innovación y creación ha contribuido a encarecer el nivel de vida de la ciudad. No en vano, según señalan desde la empresa de cazatalentos Hays, los sueldos en un centro de I+D+I son un 20% superiores al que tendría ese mismo perfil en otro puesto de la empresa ordinaria. 

Y es que las firmas se pelean por conseguir esa élite profesional compuesta por programadores, ingenieros, arquitectos, especialistas de comercio electrónico o nanotecnólogos, entre otros. Según un reciente informe de la consultora Manpower, más de la mitad de las empresas reconoce tener dificultades para encontrar profesionales cualificados para sus centros de I+D+I. “Los profesionales del ámbito IT son cada vez más demandados y esto conlleva a que estos tengan una gran posibilidad de elección entre sus ofertas de trabajo”, explican desde Techyon , una empresa de cazatalentos especializada en perfiles informáticos. 

¿Quién trabaja en los centros de I+D+I?

“No es un único perfil, aunque todos tienen que tener tres requisitos indispensables. Deben saber trabajar en equipo con perfiles muy diferentes, deben ser creativos y propositivos y deben tener un mínimo de conocimientos tecnológicos y lenguaje digital”, apunta la responsable de 'lifescience' de Hays, Marta Ibáñez. La exigencia de competencias es elevada, aunque las condiciones suelen acompañar. 

El perfil es diferente al retrato robot que uno puede encontrarse en una incubadora de ‘start-ups’. En los centros de I+D+I la media de edad no es de 25 años ni todo el mundo viste un jersey ‘casual’, por más que tengan el teletrabajo como requisito indispensable, no duren más de dos o tres años en el mismo proyecto y exijan altas dosis de autonomía en su día a día. "Cada vez nos encontramos más profesionales de este tipo que solo aceptan ofertas que les permitan trabajar cuatro días a la semana. Hay tanta competencia entre las empresas que saben que si no aceptan esa demanda en una pueden irse a otra”, explica Ibáñez. 

En el caso concreto de los programadores y profesionales IT, de los perfiles más al alza actualmente y que figuran recurrentemente en los ránkings de la Generalitat de Catalunya como los que ofrecen mejores condiciones laborales, las empresas deben invertir mucho no solo en salarios, sino en las últimas tecnologías. "Darles la posibilidad de estar siempre actualizados en las grandes tendencias de su campo es sin duda un buen factor de atracción y, sobre todo, de retención", afirman desde Techyon.

De cara a futuro, la demanda de este tipo de profesionales irá a más, tal como refleja el estudio de Manpower. Según el mismo, tres de cada cuatro compañías con centros de I+D+I tiene previsto incrementar el número de profesionales cualificados en su plantilla en los próximos 5 años. En este sentido, las distintas fuentes consultadas para este reportaje coinciden en señalar que Barcelona es un destino atractivo para atraer este tipo de perfiles, pues combina un ecosistema empresarial y universitario nutrido con unas condiciones de vida asequibles y lejos -de momento- de los precios de otras urbes más encarecidas.

Compartir el artículo

stats