10 de julio de 2019
10.07.2019
Libra

Así será Libra, la moneda digital de Facebook

La compañía ha creado Libra, una criptomoneda que dota a las transacciones de una mayor seguridad

10.07.2019 | 11:57
Libra, la criptomoneda de Facebook, llegará en 2020.

Libra llegará en 2020 con intenciones de quedarse. Facebook ha creado una criptomoneda propia con el objetivo, según sus creadores, de ser una moneda global, sencilla y que sea capaz de facilitar el acceso a servicios financieros básicos a millones de personas.

Se trata de una nueva moneda digital cuyo funcionamiento se basa en el blockchain, que dota (en teoría) a las transacciones de mayor seguridad. El lanzamiento de Libra está pensado para el primer semestre de 2020 y para entonces, Facebook espera que ya sean 100 compañías las que apoyen la moneda, entre las que ya se encuentran por ejemplo Mastercard, Paypal, Visa, Ebay, Uber, Spotify o Vodafone entre otras.

El objetivo de Facebook es que esta moneda sea estable, de baja volatilidad, ya que entiende que éste es uno de los principales problemas del resto de criptomonedas y que provocan que su uso no sea mayoritario.

¿Cómo funcionará?

La moneda estará respaldada, tal y como han anunciado desde Facebook en el documento de presentación de Libra, por una reserva de activos reales (la llamada Reserva de Libra) y por una red de plataformas de cambio que serán las que compren y vendan Libra. Estos activos serán de baja volatilidad, de modo que, aunque una unidad de Libra no tendrá semejanza fija respecto a otra moneda, se busca minimizar el riesgo y que el valor de la Libra se pueda conservar en el tiempo.

Esta es una de las mayores características que diferencian a Libra de otras criptomonedas, ya que no cuentan con esa llamada reserva que aplacaría, en la medida de lo posible, la variación de la tasa de cambio de la moneda.

Con Libra se podrá, principalmente, almacenar, enviar dinero y pagar la compra de productos y servicios. Además, Libra será la moneda digital en la que se basarán el resto de los servicios de pago de Facebook, Messenger y Whatsapp. Eso sí, su uso no olvidemos que también contemplará comisiones, aunque desde Facebook apuntan que será reducidas y siempre transparentes (sobre todo de cara a enviar dinero al extranjero).

¿Qué supone esta nueva moneda?

De ser un éxito, y teniendo en cuenta que Facebook tiene alrededor de 2.300 millones de usuarios, supondría una revolución económica a nivel mundial. Supondría que todo aquel con conexión a Internet podría tener acceso a servicios básicos financieros.

Pero no solo eso, todo ello lleva a pensar en una clara consecuencia: sería necesario que Calibra (la entidad subsidiaria de Facebook que proporcionará los servicios financieros a Libra) estuviese sujeta a la misma supervisión a la que están sometidos el resto de los bancos. O al menos eso es lo que pediría el sector financiero ya que consideran que todos han de jugar con las mismas reglas y bajo la misma regulación.

Otro aspecto importante es lo que muchos cuestionan: la seguridad de las operaciones. Desde la compañía de Mark Zuckerberg se ha lanzado el mensaje de que cada operación con Libra será privada, pero habrá excepciones de cara a la prevención de blanqueo de capitales y fraudes. Planea la idea de que Facebook, al igual que el resto de las compañías, no está exenta de ataques contra la seguridad y los datos de los usuarios en cuanto Libra sea una realidad, de modo que será necesario un arduo trabajo por parte de Facebook para evitar el acceso fraudulento de terceros.

Habrá que esperar a ver si esta nueva moneda digital realmente se consolida y se diferencia de la más de 3.000 criptomonedas que ya existen en todo el mundo y si, por tanto, marca un antes y un después en el sector financiero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído