10 de junio de 2019
10.06.2019
Redexis

Ventajas del gas natural

El gas natural es la fuente de energía del futuro. La instalación de gas natural es muy sencilla y tiene muchas ventajas ¡Conócelas aquí!

10.06.2019 | 11:37
Ventajas del gas natural

El gas natural es una fuente de energía de origen fósil que está formada por mezcla de gases, cuyo principal integrante es el metano. Este gas, pese a encontrarse en los depósitos de petróleo junto a él, ha empezado a utilizarse más tarde que éste. Hasta hace 200 años el gas natural que aparecía en casi todos los yacimientos petrolíferos se quemaba como un residuo más. Esto sucedía por los problemas que generaba su transporte y posterior almacenamiento por eso pese a su enorme poder calorífico no se consideraba una fuente de energía aprovechable. En 1843 el uso del gas natural se introdujo en España, estrenándose con el alumbrado público de la ciudad de Barcelona. Hoy en día las compañías de gas natural están en auge en todo el mundo gracias a sus múltiples beneficios.

El suministro de este gas cada vez está más generalizado en España. Poco a poco está disponible de manera sencilla en más pueblos y ciudades de la península. Esto es gracias a la ampliación de sus redes de distribución. Por lo que ahora puedes disponer de él fácilmente en tu domicilio en casi cualquier parte de España. En los últimos años está de moda Instalar gas natural en el hogar y es además muy barato.

Las ventajas del gas natural frente a otras fuentes de energía son muchas.

Fuente de energía eficiente

Su utilización para usos como la calefacción, el agua caliente o la cocina es más barata que la de la electricidad, por eso está considerada como una de las fuentes de energía más eficientes.

Menor coste

El alto rendimiento de este gas se traduce en un consumo final de energía más bajo y, por lo tanto, también en un coste total menor para el usuario. Actualmente es la energía de suministro permanente más barata del mercado, además, su precio no fluctúa tanto como el de otras fuentes.

Energía limpia

Otra ventaja del gas Natural es que su energía es limpia, mucho menos perjudicial para el medio ambiente que otras, su combustión es regulable y produce escasa contaminación. El gas se consume sin dejar rastros sólidos y produciendo menos emisiones de CO2 que otros combustibles fósiles como por ejemplo el petróleo. La producción de CO2 es poco mayor de la mitad de la producida por los restantes combustibles fósiles.

Baja densidad

En caso de fuga al ser un gas menos denso que el aire se disipa rápidamente en la atmósfera por lo que no representa una amenaza tan grave en caso de descuido, pero es muy inflamable por lo que, pese a que el riesgo de asfixia es bajo recomendamos ser muy cuidadosos con su uso y nunca dejarlo abierto sin supervisión.

Accesible a todos

Pese es una fuente de energía no renovable su abundancia convierte el gas natural en en una alternativa viable para el futuro ya que se encuentra en grandes cantidades en el subsuelo lo que lo hace muy accesible para todo el mundo.

Sin procesos de transformación

Además, el gas natural no pasa por ningún proceso de transformación desde que se extrae del subsuelo hasta que llega a los hogares. Esto significa que tampoco se gastan energías ni se estropea el medio ambiente en transformarlo.

Facilidad de uso y almacenaje

Una vez está instalado es fácil de conseguir, para acceder a él o utilizar este gas solo debe abrirse una válvula o grifo los cuales pueden regularse con facilidad en función de la potencia que sea necesaria en cada momento. Puede ser almacenado de diferentes formas, por ejemplo, en tanques bajo tierra o sobre ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook