Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcaraz y Nadal ya son el 1 y el 2 de la ATP, "un éxito del ADN del tenis español"

"Es una pasada, un éxito por la forma de trabajar, la mentalidad y la constancia en el esfuerzo”, valora Corretja sobre los dos jugadores, que ocupan las dos primeras plazas del ránking mundial

Alcaraz y Nadal

El 3 de octubre de 2022 quedará marcado en la historia del tenis español. Este día Carlos Alcaraz y Rafael Nadal han aparecido números 1 y 2 del ranking de la ATP. Un éxito que nunca antes habían conseguido dos tenistas del mismo país desde que lo lograron por última vez los estadounidense Pete Sampras Andre Agassi en el año 2000. "Dos españoles en lo más alto del ránking. Orgulloso de compartir este momento histórico con Rafa Nadal. Vamos!", escribía en las redes sociales Alcaraz este lunes desde Astana (Kazajitán), donde el joven tenista murciano reaparece mañana tras ganar el Abierto de Estados Unidos.

“Es una pasada y una alegría infinita. Un éxito al ADN de nuestro tenis por la forma de trabajar, la mentalidad y la constancia en el esfuerzo”, valora Àlex Corretja que, en 1999, pudo hacer también el doblete cuando Carlos Moyà se colocó número 1 mundial en Indian Wells y el catalán estaba cuarto, tras ser segundo a principios del año. “Lo tuvimos en la mano varias veces, pero eso fue algo temporal. Lo de ellos dos es más para quedarse”, valora el tenista catalán a EL PERIÓDICO. “Lo de Nadal es otra dimensión y Alcaraz agua bendita. Los dos demuestran que la factoría del tenis español no para desde ya hace muchos años”, destaca. 

“Si ya es muy difícil tener un número 1, imagínate tener a los dos primeros en un tiempo tan próximo y con la diferencia de edad que les separa. Carlos, con 19 años y un futuro espectacular, y Rafa, número 2, con casi con 37 años. El cambio generacional no podía ser mejor para el tenis español”, destaca Javier Duarte, excapitán campeón de la primera Copa Davis en el 2.000. 

El dominio de EEUU

La última vez que dos tenistas de un mismo país lograron algo parecido fue el 7 de agosto de 2020 cuando Sampras y Agassi se situaron al frente de la clasificación, aunque no lograron mantenerse en esa posición al final de esa temporada. Ese año el número 1 sería el brasileño Gustavo Kuerten, mientras que Sampras y Agassi acabarían número 3 y número 6. Fue el final del dominio de Estados Unidos, el único país que, de momento, ha conseguido hacer el doblete a final de un año desde que se creó el ranking en 1973. Los primeros en conseguirlo fueron John McEnroe y Jimmy Connors (1982 y 1984), les siguieron Sampras y Agassi (1995 y 1994) y por última vez lo lograron Sampras y Michael Chang (1996). 

En 2013 Nadal y David Ferrer cerraron una espectacular temporada como número 1 y número 3, pero el tenista alicantino nunca tuvo la opción de acercarse el número 2 mundial, posición en que acabó Djokovic con 6.460 puntos de ventaja.

El reto final

Alcaraz suma este lunes su cuarta semana como número 1 con 6.740 puntos y 930 puntos de ventaja sobre Nadal que ha desplazado de la segunda plaza, sin jugar, al noruego Casper Ruud, tercero (5.645 puntos) y el ruso Daniil Medvedev, cuarto (5.065). 

Unas diferencias mínimas que dejan abierta la clasificación final del año con 2.750 puntos en juego durante estas últimas seis semanas hasta las Finales ATP del 13 al 20 de noviembre en Turín y donde, de momento, ya tienen billete asegurado Alcaraz, Nadal, Ruud y el griego Stefanos Tsitsipas

En esa batalla por el número 1 de final de año, el más beneficiado es Nadal, que no defiende ningún punto. Alcaraz le va a la zaga al mallorquin ya que solo defiende 240 puntos por una tercera ronda en el Masters 1.000 de París y unas semifinales en Viena. Mientras que Ruud, tercero en discordia, le tocan defender los 400 puntos de las semifinales en el Masters. Tsitsipas también tiene abierta su opción en un final de año en que solo defiende 45 puntos.

Más complicado le resultará a Medvedev, campeón en Paris y finalista en el Masters el año pasado y al que le tocan defender 1.950 puntos antes de pensar en recuperar el número 1 mundial. 

En esa última batalla Djokovic, que no puede optar a recuperar el liderato que ha mantenido durante 373 semanas por su negativa a vacunarse de Covid-19 y dejar escapar este año 10.000 puntos, se convertirá en un juez decisivo. 

El campeón serbio ha retornado conquistando el título en Tel Aviv, el 89 de su carrera, y se presenta al esprint final dispuesto a ganarse también su plaza en las Finales ATP de Turín.  

Compartir el artículo

stats