Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hombre de moda

Bagnaia, el piloto récord que persigue el título de MotoGP

El líder de Ducati ha ganado ya seis carreras este año, cuatro de ellas consecutivas y se encuentra ya a solo 30 puntos de Fabio Quartararo, a falta de seis carreras y 150 puntos en juego

Pecco Bagnaia

Hay mucha gente, incluso en la propia Italia del ya mítico Valentino Rossi (y no presente, pues ha dejado de venir a las carreras tras comprarse un equipo de MotoGP), que no acaba de otorgarle a Francesco ‘Pecco’ Bagnaia, de 25 años, la etiqueta de campeón, de líder, de gran piloto. Puede ser porque aún no ha conquistado el gran título. Puede ser porque, en el inicio de este Mundial-2022, él mismo ha reconocido tener la cabeza en otro sitio y cometer graves errores. Puede ser porque, pese a poseer la mejor moto de la parrilla de MotoGP, la impresionante y sofisticada (tecnológicamente) DucatiDesmosedici’, aún no ha sido un líder consolidado del campeonato y, por supuesto, no ha ganado el título.

Él, ‘Pecco’, pura corrección, educadísimo, exquisito siempre en sus maneras, respuestas y comportamiento no quiere hablar de esas cosas. Ni siquiera, por descontado, de la gesta conseguida ayer, en el trazado de Misano Marco Simoncelli, ante 51.000 aficionados, al convertirse en el primer piloto de Ducati que logra enlazar cuatro victorias consecutivas, algo que no consiguió el mito que él mismo persigue, el australiano Casey Stoner, el último piloto capaz de entregarle a la fábrica de Borgo Panigale el gran cetro mundial, en el 2017.

Números impresionantes

Pero este Bagnaia, que se ha subido al escalón más alto del podio en 10 de las últimas 20 carreras que se han disputado en el campeonato de MotoGP, que suma seis victorias este año (cuatro, repito, poker, de forma consecutiva: Assen, Silverstone, Spielberg y Misano), cree que todavía le queda mucho por hacer y conquistar. “No me fijo en los números. Es más, me encantaría mirarlos al final de temporada y, sobre todo, me encantaría que me ayudasen a traer el título a Ducati. Entonces sí pensaré que hemos hecho un gran trabajo, porque esto, las victorias, ganar, dominar, es cosa de mucha, de demasiada gente, en Ducati”.

'Pecco' Bagnaia, ganador ayer en Misano. Jesús Robledo

Bagnaia reconoce que ayer sintió el acoso, primero, de Maverick Viñales (Aprilia) y, en el tramo final del gran premio, es más, en la última vuelta, en la misma recta de meta (le acabó ganando por 34 milésimas de segundo) de su compañero de marca, Enea Bastianini, quien, pese a firmar recientemente un contrato bianual para ser el próximo compañero de Bagnaia en el ‘team’ oficial, no tenía órdenes de equipo y, según todos (los italianos), podía intentar ganarle.

Táctica equivocada

“Sé que Enea venía había sufrido el mismo problema que yo en el arranque del gran premio, es decir, no tenía agarre en la rueda trasera con el depósito lleno y sé, porque lo ha demostrado a lo largo de todo el año, que administra los neumáticos con enorme habilidad, por eso sabía que llegaría a acosarme”, explica Bagnaia. “Sé, también, que lo intentaría en el ‘curvone’, pero sabía que ese sería su error, pues yo creo que mi punto débil era en la siguiente curva y por eso hice el ‘curvone’ tan veloz en las dos últimas vueltas”, sentencia ‘Pecco’.

Bagnaia ha restado al campeón francés Fabio Quartararo (Yamaha), quinto ayer tras una carrera muy desesperada (“ni siquiera puedo decir que he tenido problemas, ¡ni hablar!, la moto iba bien, pero ese era su nivel en Misano, debemos estar preocupados”), 61 puntos en las últimas cuatro carreras. ‘Pecco’ está, ahora, a 30 puntos del ‘Diablo’ cuando restan por diputarse seis carreras (150 puntos). Hasta ahora a Quartararo le salían las cuentas siendo siempre segundo, aunque ganase el líder de Ducati, ahora deberá forzar y tratar de ganar, cosa que no ha conseguido en las últimas cuatro carreras.

Muchos puntos

“Yo no sé si Fabio está inquieto, ni pienso en ello. Yo sé que nuestra moto va muy bien, que el año pasado Quartararo fue campeón ganando aquí y que este año ha sufrido y nosotros hemos vencido, así que es evidente que nuestro progreso ha sido grande y de ello debemos de estar muy orgullosos todos: fábrica, equipo y pilotos”, comentó Bagnaia, que insiste en que “30 puntos son aún muchos, pero ahora debemos pensar en el test de martes y miércoles, en el que debemos preparar la moto del año que viene y, si es posible, tal vez aprovechar alguna de las soluciones que probemos para la última parte de esta temporada”.

Compartir el artículo

stats