Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dreyer, alma máter del Voleibol Palma: «Necesitamos cien mil euros»

El entrenador considera que «tendría que ser fácil» encontrar un patrocinador

Marcos Dreyer. | DM

Marcos Dreyer. | DM

Marcos Dreyer, el entrenador y la persona que maneja los hilos del Voleibol Palma desde la desaparición de Damià Seguí, asegura que necesitan cien mil euros antes del próximo día 14 para salir de la delicada situación en que se encuentra el club tras la retirada del patrocinador principal, Urbia. «La cantidad que necesitamos es de cien mil euros», señalaba ayer a este diario Dreyer. «Tendría que ser fácil encontrar un patrocinador principal», añadió. El técnico brasileño ha recibido muchas llamadas de ánimo y en las que le muestran la preocupación por la situación de la entidad. «Agradezco todos estos mensajes de apoyo. Muchos me preguntan qué pueden hacer para ayudar, pero que algo se concrete en dinero resulta complicado».

Dreyer ve muchos aspectos positivos para el patrocinador que se decida a invertir en el club. «Sirve para relanzar el nombre de la empresa en el mercado, y Urbia es el mejor ejemplo. Su nombre ha salido por todos los medios de comunicación durante toda la temporada, pero lamentablemente este año ha decidido destinar el dinero a otro tipo de proyectos», apuntó un desolado Dreyer, que ve cómo el tiempo corre demasiado deprisa.

El club recibe una subvención del Govern que sirve para cubrir los desplazamientos, pero Dreyer necesita esos cien mil euros para pagar a los jugadores y los pisos donde viven durante la temporada. El técnico, que suma seis años en el Voleibol Palma, dice que solo ha renovado un jugador y que se hace «complicado pedir a la plantilla que espere».

Hila: «Hacemos un llamamiento a las empresas»

El alcalde de Palma, José Hila, lamentó la situación del Voleibol Palma. «Hace un tiempo que cada año estamos con esta incerteza de si continúa o no. Tener un equipo en la élite no es fácil. Como ayuntamiento no podemos poner directamente el dinero pero hacemos un llamamiento a las empresas para que ayuden».

Compartir el artículo

stats