Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polideportivo

Los niños vuelven a jugar 13 meses después

Los menores de 12 años regresan a la competición tras el parón provocado por la pandemia

22

Penya Arrabal-Madre Alberta de alevines

Los niños vuelven a jugar y, sobre todo, a sonreír. Los campos de fútbol, pabellones y distintos recintos deportivos de Mallorca recuperaron ayer el ruido de los balones, los gritos, los aplausos, las risas, las alegrías y los enfados. Todo enmarcado en un haz de ilusión y nervios, como si fuera el primer día de clase de los participantes.

Y es que no era para menos ya que los niños menores de 12 años –que corresponde a las categorías prebenjamín, benjamín y alevín en fútbol; y premini y minibàsquet en baloncesto– llevaban 13 meses sin competir debido al coronavirus.

Una pandemia que obligó a paralizar todas las competiciones en la primavera de 2020. Las Ligas superiores tuvieron la autorización para empezar, tanto en octubre como en el pasado mes de marzo, después de los distintos parones que ha habido, pero los grandes damnificados fueron los más pequeños.

Alevines del Cala d'Or y del Atlético Manacor vuelven a competir

«Se recupera después de mucho trabajo de todos, del esfuerzo de los propios niños y niñas»

Juanjo Talens - Presidente de la FBIB

decoration

El objetivo se logró tras mucha persistencia, en especial por parte de la plataforma 'SOS Fútbol Base', liderada por el directivo de Cala d’Or Matías Adrover, y en la que los clubes del San Francisco y Penya Arrabal, entre otros, han tenido mucho que ver. Salut y Esports autorizaron el inicio, a finales de un mes de abril que es casi cuando en una situación normal finalizan las competiciones, de unas ‘miniligas’ de dos meses y medio. Eso sí, si los clubes cumplen a rajatabla una serie de medidas preventivas

17

El retorno a la competición de los más pequeños

«Es un día increíble. Después de trece meses sin competición en los más pequeños basta ver la cara de los niños para darse cuenta de que están disfrutando como locos. El deporte no es una fuente de contagios y lo que hemos de intentar ahora es cumplir los protocolos», señaló ayer Jordi Horrach, directivo del Penya Arrabal.

«Estamos muy ilusionados, la verdad. Los chicos estaban ya muy nerviosos y necesitaban jugar. Los partidos a los que he podido asistir en nuestro campo han ido muy bien y los padres han cumplido con todos los protocolos. Esperamos que todo esto vaya bien y podamos acabar las ocho jornadas que están previstas», apuntó Tolo Verd, presidente del Collerense.

«Basta ver la cara de los niños para darse cuenta de que están disfrutando como locos»

Jordi Horrach - Directivo del Penya Arrabal

decoration

«En primer lugar, quisiera agradecer a la federación por todo el trabajo que ha hecho al respecto y a todos los clubes, que nos hemos tenido que poner las pilas para tener listas las fichas en una semana, de récord, y por tener las medidas preparadas. Como presidente hoy –ayer para el lector– he tenido una gran satisfacción al ver la cara de los niños antes del inicio de los partidos o a la hora de celebrar un gol. No tiene precio, la verdad. Los padres han sido un ejemplo. El mundo del fútbol se ha unido y es de agradecer», opinó el máximo responsable del Alaró, Llorenç Guardiola.

El baloncesto también recuperó ayer sus partidos en la base. «Estoy muy contento», manifestó Juanjo Talens, presidente de la Federació de Bàsquet de les Illes Balears (FBIB). «Después de 13 meses retorna la competición para los menores de 12 años. Son Ligas muy bonitas porque los niños y niñas disfrutan de jugar y destilan mucha ilusión», añadió.

4

Bàsquet Calvià-Indioteria de Premini mixto Bàsquet Calvià

Protocolos estrictos y medidas de seguridad

El inicio de las competiciones obliga a las federaciones y a los clubes, en especial, a cumplir con unos protocolos estrictos de prevención: No usar los vestuarios, acatar que solo puede haber dos acompañantes por menor y cumpliendo con todas las medidas, como llevar mascarilla durante todo el tiempo y disponer en las instalaciones de gel desinfectante. Además, en cada instalación tiene que haber un delegado encargado de que se cumplan todas las medidas higiénicas.

«Lo más importante aquí no es la competición, es todo lo que la rodea: los nervios y la ilusión de los más pequeños de jugar contra sus amigos, sus compañeros del otro pueblo, de la otra escuela, de otros clubes», explicó Talens, que agregó: «Y se recupera después de mucho trabajo de todos, del esfuerzo de los propios niños y niñas, que han cumplido de manera rigurosa aquellas indicaciones que les han dado sus entrenadores, del esfuerzo de los clubes en la organización y el cumplimiento de los protocolos». «Creo que debemos estar muy contentos», concluyó el presidente de la FBIB.

Otras federaciones también tienen este fin de semana competición en sus divisiones de base.

Compartir el artículo

stats