Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los deportistas de Baleares, a tres meses de hacer historia en Tokio

Las islas aspiran a su récord de representación en unos Juegos Olímpicos, con la presencia de seis deportistas ya confirmados para la cita nipona: Mario Mola, Paula Barceló, Albert Torres, Marcus Cooper, Joan Lluís Pons y Hugo González

Los deportistas que tienen plaza asegurada en Tokio.

Los deportistas que tienen plaza asegurada en Tokio.

La cuenta atrás ha comenzado. En tres meses Tokio acogerá el inicio de las Olimpiadas. Serán los Juegos Olímpicos de 2020, ya que la organización ha decidido mantener el nombre a pesar del año de retraso. La cita, una aventura que ha sido capaz de resistir a la peor pandemia de los últimos tiempos, ya tiene asegurada la presencia de seis deportistas de la isla, pero en liza está ahora superar el récord de participación balear, cifrada en los 16 participantes que acudieron a Río de Janeiro en 2016.

El triatleta Mario Mola, el piragüista Marcus Cooper, la regatista Paula Barceló, los nadadores Joan Lluís Pons y Hugo González y el ciclista Albert Torres se preparan ya para la ocasión con su billete bajo el brazo, pero son muchos los deportistas que aspiran a concretar en los próximos meses su participación en los Juegos. Rafel Nadal, Alba Torrens, Enric Mas o Mavi García son solo algunos de ellos.

Marzo de 2020 supuso un mazazo para el deporte balear. El aplazamiento de los Juegos, debido a la pandemia de la Covid-19, condujo a unos meses de incertidumbre para la mayoría de los aspirantes. A deportistas como Joan Lluís Pons o Hugo González, que ya contaban con mínima para la cita olímpica, les arrebataron el billete, exigiéndoles nuevas marcas desde la Federación Española. Otros, sin embargo, han mantenido su plaza, pero la preparación para la cita ha sido un nuevo reto dadas las circunstancias provocadas por la pandemia.

Mario Mola buscará su primera medalla olímpica después de terminar decimonoveno en Londres 2012 y conseguir un diploma olímpico con su octavo puesto en Río 2016. El triatleta calvianer reconoció hace solo unos días que espera estar «en la lucha por el podio» en una prueba en la que «el calor y la humedad» pueden dificultar mucho el trabajo. «Me encuentro bien y trabajando lo mejor posible. He tenido la suerte de estar en el podio del Campeonato del Mundo, pero todos sabemos que los Juegos son especiales, en particular en un deporte como el nuestro. Espero estar en la lucha por las medallas», admitió.

Hugo González, natación.

Una de las tripulaciones de referencia en la clase 49er FX será la formada por la mallorquina Paula Barceló y la gallega Tamara Echegoyen. Ambas aseguraron su participación tras colgarse el oro en el Campeonato del Mundo celebrado en Australia en febrero de 2020. Con 25 años, la regatista del Club Nàutic s’Arenal aprovechará junto a su compañera la concentración en el CEAR de Santander para continuar con una óptima preparación de cara a los Juegos. «Sería increíble conseguir una medalla. Es el propósito de la campaña y ojalá que podamos llegar a ello», admitía ambiciosa la regatista de cara a su primera participación en una cita olímpica.

Albert Torres, ciclismo en pista.

El ciclista menorquín Albert Torres confirmó su participación en febrero de 2020. Junto al valenciano Sebastián Mora, tratará de lograr una medalla en el velódromo de Izu en la prueba de Madison. La pareja confirmó sus buenas sensaciones al colgarse la presea de oro en los campeonatos de ciclismo en pista que se celebraron en Plovdiv (Bulgaria) el pasado mes de noviembre. Se tratará de la segunda participación del de Ciutadella, ya que en Londres 2012 intervino en la prueba de persecución por equipos, obteniendo un diploma y siendo récord español de la categoría.

Marcus Cooper, piragüismo

Marcus Cooper, piragüismo Elena garcía. palma

El pasado 23 de marzo, la Federación Española de Piragüismo hizo oficial que el mallorquín Marcus Cooper Walz, junto a los palistas Saúl Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, serán los tripulantes del K4 500 que competirá en los Juegos. Campeón olímpico en K1 en Río 2016, Marcus cambia su posición en la embarcación y ahora se situará en el segundo lugar por decisión del entrenador. Tras una preselección no carente de polémica, el mallorquín admitió a este diario que «el hecho de haberse atrasado la cita olímpica un año» le ha dado tiempo «para madurar más deportivamente». «Creo que es mejor intentar olvidar el 2020 logrando éxitos en 2021», admitía con Tokio entre ceja y ceja.

Mario Mola, triatlón.

El pasado 6 de diciembre, Hugo González se volvía a subir al carro olímpico después de que la Real Federación Española de Natación hubiera dejado sin efecto las mínimas logradas el año anterior. El palmesano cerraba en el Trofeo Internacional Castalia Castellón dos mínimas olímpicas. El nadador del Canoe, que estudia y entrena en Estados Unidos, logró el billete para Tokio en los 100 espalda y en los 200 estilos. González se estrenó como olímpico en los Juegos de Río.

Por su parte, el solleric Joan Lluís Pons, en una situación muy parecida a la de su compañero, certificó su presencia en tierras niponas el pasado 25 de marzo, al imponerse en la prueba de los 400 metros estilos celebrados en el XXI Campeonato de España Open Absoluto. El mallorquín encontró la fuerza mental y física que necesitaba para, con unos espectaculares últimos 200 metros, sellar en 4:15.29 un 400 estilos que le catapultaba hacia Tokio. «Ha sido un año muy duro, no tanto el parón, sino el aplazamiento de los Juegos. Estaba entrenando muy bien y tener que encerrarte en casa da rabia, pero era lo que tocaba. Lo peor es que para los Juegos planificas toda tu vida alrededor de estos cuatro años», reconocía el mallorquín sobre la complicada situación que ha supuesto la pandemia.

Joan Lluís Pons, natacion.

Solo falta la confirmación

El foco durante los últimos días está puesto en el repunte de contagios por Covid en Japón y las nuevas restricciones que pueden suponer este hecho para tratar de frenar al virus. Una de las medidas aprobadas más destacadas es que no podrá acudir público extranjero.

El COI, además, publicó una guía de seguridad en la que se prohíbe a los deportistas hacer turismo o utilizar transporte público.

Será una cita muy diferente a las dos que ya ha vivido durante su carrera el tenista Rafel Nadal, quien, como muchos otros deportistas de la isla, tiene pie y medio en la cita.

Salvo sorpresa mayúscula, en forma de lesión, el tenista manacorí tiene también su presencia asegurada este próximo verano. Será la tercera ocasión en la que Nadal viva la experiencia de unas Olimpiadas, tras su medalla de oro en Pekín 2008, derrotando en la final al chileno Fernando González, y en Río 2016, cuando cedió ante el japonés Kei Nishikori en la lucha por la medalla de bronce. El mallorquín todavía no ha desvelado si participará tan solo en la disciplina individual o si por el contrario se animará con los dobles masculinos o mixtos. Una de las personas implicadas, la tenista Garbiñe Muguruza, ya ha manifestado sus ganas de luchar por una medalla junto al balear, pero será decisión de Nadal el tomar parte o no del equipo mixto, valorando la exigencia de la competición y el calendario.

Paula Barceló, vela.

Los gimnastas Adrià Vera y Nicolau Mir están entre los preseleccionados para acudir a los Juegos. El equipo ya está clasificado, pero ahora será Fernando Síscar, seleccionador español, quien determinará el nombre de los cuatro gimnastas que representarán al combinado nacional en tierras niponas. Tanto Adrià como Nicolau clasificaron a España para Tokio en el Mundial celebrado en octubre de 2019, por lo que sus nombres suenan con fuerza junto al de Ray Zapata, aspirante a medalla individual y único deportista que ya tiene su plaza asegurada. La selección, que se concentró hace solo unos días en el Centre de Tecnificació de les Illes Balears, se reunirá durante dos ocasiones más y será en junio cuando Síscar decidirá los gimnastas que formen parte del combinado. «Nuestro objetivo es clasificar a España entre los ocho mejores equipos del mundo», destacaba Vera.

Si no hay sorpresas, Cintia Rodríguez liderará el equipo español de gimnasia artística en Tokio. La atleta, que se quedó a un paso de Londres y Río, ya ve cada vez más cerca su sueño de estar en una cita olímpica. La inquera ocupa un lugar preferencial en los planes de la seleccionadora Lucía Guisado, quien a principios de marzo ya realizó una serie de controles para «ir perfilando el equipo de cuatro gimnastas que acudan a Tokio». «Toca planificar todo a corto plazo, con objetivos diarios, porque no hay nada previsto antes de los Juegos», recordaba la gimnasta del Club Xelska sobre lo complicado que ha sido el último año sin competir.

En ciclismo, Mavi García y Enric Mas son dos serios candidatos a representar a España en los Juegos. La ciclista palmesana del equipo Alé BTC Ljubljana, que este pasado miércoles finalizó quinta en la Flecha Valona, aspira a conseguir una de las plazas con las que contará el combinado nacional, dos para la carrera de ruta y una en la contrarreloj. Mavi espera ser una de las dos corredoras seleccionadas. «El año anterior tenía ilusión por preparar el tema de los Juegos y ese fue un poco el mayor chasco de la temporada. Yo siempre he seguido intentando sacar lo mejor de mí misma y ya veremos qué pasa. Para mí sería algo muy emocionante porque nunca he estado en unas Olimpiadas. Si además puedo hacer una buena carrera allí, mucho mejor», reconocía.

Por su parte, el ciclista artanenc también parte con muchos números para representar a España. La UCI anunció en noviembre de 2019 las cuotas de corredores con las que contarán en la capital japonesa. En un tramo final en el que Valverde y Mas lideran las actuaciones de los corredores nacionales, el combinado logró meterse en la clasificación entre las seis selecciones que contarán con el máximo de ciclistas, cinco, en la prueba en línea, y una plaza para la contrarreloj. Sin duda el principal problema para el ciclista del Movistar es la cercanía de las dos citas más importantes del año: el Tour de Francia comenzará el 26 de junio y finalizará en París el 18 de julio. Las Olimpiadas se inician el día 23.

En una situación muy parecida se encuentran los baloncestistas Sergi Llull, Rudy Fernández y Álex Abrines. En septiembre de 2019 la selección masculina logró el pasaporte para la cita asiática como uno de los primeros europeos en clasificarse. Con ese logro España se convirtió en uno de los tres países que no ha fallado a ninguna cita desde Sidney 2000, junto a Estados Unidos y Australia. Sergio Scariolo tendrá la última palabra en la selección de los jugadores, pero salvo sorpresa, Llull y Rudy no se perderán la llamada. Serán los terceros Juegos para el menorquín, tras la plata conseguida en Londres y el bronce en Río, y los cuartos para el mallorquín, tras subirse también al segundo escalón en Pekín 2008. La gran noticia, sin duda, será el regreso de Álex Abrines, quien a duras penas habría llegado a la cita olímpica de haberse celebrado el año pasado. Abrines siempre ha sido del gusto de Scariolo, que lo llevó al Eurobasket de 2017 y quiso esperarlo para el Mundial de 2019. La depresión que reconoció el mismo jugador, obligó al seleccionador a tirar la toalla en los meses posteriores a su rescisión de contrato con Oklahoma, pero su gran temporada en el Barça le convierten, a día de hoy, en el gran fichaje de la ÑBA.

Por su parte, el equipo de Lucas Mondelo cumplió con los pronósticos y se clasificó para sus quintos Juegos tras imponerse a Gran Bretaña en el preolímpico de Belgrado celebrado en febrero de 2020. En manos del seleccionador de baloncesto femenino está la presencia de Alba Torrens y Nogaye Lo. Para la primera se tratarían de sus terceros Juegos, tras participar en Pekín 2008 y lograr la plata en Río 2016. «Unas Olimpiadas son siempre algo emocionante y todo el equipo tiene muchas ganas de que se celebren tras el chasco del año pasado. Esperamos que todo siga su curso y que podamos ir a Tokio sin ningún problema», reconocía la de Binissalem el pasado lunes, tras conquistar su sexta Euroliga.

En la que es una de las principales novedades del certamen nipón entra Jaime Mateu. El mallorquín se jugará en mayo su clasificación para los Juegos en la modalidad de skateboarding. El rider ultimará su preparación para este tramo final de la temporada en las dos concentraciones organizadas por la Federación Española de Patinaje: la que acaba hoy en Málaga y la que se hará en Sevilla, del 28 al 30 de este mes). Mateu está clasificado en la actualidad en el puesto 22 del ranking del World Skate y es un habitual de los podios en los distintos campeonatos que se celebran alrededor del mundo.

Por su parte, el windsurfista de Formentera Mateo Sanz consiguió clasificar a Suiza, país para el que navega, y desde la federación helvética tienen mucha confianza en las opciones del pitiuso. La plaza existe, pero todavía tienen que poner su nombre en la misma.

Se lo tendrán que ganar

Adrián Abadía / Salto 

La RFEN cuenta estos días en San Cugat con el nadador del CS Mallorca, que prepara la Copa del Mundo de Saltos.

Aina Hierro / Natación

La nadadora del CN Palma ganó el Campeonato de España Open en 100 mariposa, oro que le dio el billete para el Europeo. 

Caridad Jerez /Atletismo

La mallorquina del Barcelona ha sido seleccionada por la RFEA para la concentración del sector Vallas del 29 de abril al 2 de mayo.

Cata Corró / Natación

La inquera del CN Sabadell buscará la mínima en el Europeo de Natación de Budapest que se celebrará del 10 al 23 de mayo.

Cristina Ferrer / Karate

La karateka ibicenca, recién recuperada de una lesión, tiene tiempo para preparar el clasificatorio que se celebrará entre el 11 y el 13 de junio en París.

David Bustos / Atletismo

El atleta especializado en las carreras de medio fondo fue 23º en Londres y diploma en Río.

Grace Sánchez / Lucha libre

La luchadora cuenta con una última bala en mayo, en Sofía (Bulgaría), donde se disputará el torneo de clasificación mundial. 

Joan Cardona / Vela

La Finn Gold Cup, mundial de la clase, que tendrá lugar en Oporto del 8 al 12 de mayo, pondrá en juego la última plaza continental por país para los Juegos.

Levan Metreveli / Lucha libre

El luchador balear de origen georgiano buscará fortuna en Sofía, para representar a España en libre olímpica dentro de los 57 kilos. 

Marc Sánchez / Natación

Pese a establecer récord de Balears absoluto en el Nacional de invierno de Castellón en 200 braza, su marca no es por ahora mínima para lograr el billete.

Marc Tur / Atletismo

El marchador ibicenco deberá ganarse un sitio compitiendo en la Copa de Europa de Marcha el 16 de mayo en Podebrady. 

Mateu Morey / Fútbol

El lateral del Borussia Dortmund contempla la llamada de Luis de la Fuente como «una opción». «Seguiré haciendo lo mismo y ya dependerá del seleccionador».

Melani Costa / Natación

Lucha por preclasificarse para los Juegos con las mínimas exigidas por la Federación.

Nuria Iturrioz / Golf

La de Son Servera no descarta sus opciones, pese a contar por delante con dos jugadoras de un grandísimo nivel: Carlota Ciganda y Azahara Muñoz.

Taimuraz Friev / Lucha libre

Causó baja en la expedición española en el preolímpico de Budapest por dar positivo por covid, pero luchará en mayo en Sofía por una plaza.

Xisca Tous / Triatlón

La triatleta inicia el próximo 15 de mayo su regreso a las Series Mundiales en Yokohama. Tous no descarta optar al relevo mixto en Tokio.

Cuadra Fernández, en el VAR de los Juegos Olímpicos

El árbitro del comité balear Guillermo Cuadra Fernández ha sido elegido por la FIFA para actuar como VAR en la competición de fútbol masculino de los próximos Juegos Olímpicos de Tokio. Cuadra Fernández es colegiado internacional desde el 1 de enero de 2020 y acaba de arbitrar en la fase de grupos del Campeonato de Europa Sub-21.


Compartir el artículo

stats