Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva normativa para adelantar ciclistas en la vía | «Si la reforma en la Ley de Tráfico sirve para salvar al menos una vida, habrá valido la pena»

El mundo de las dos ruedas acoge con los brazos abiertos la nueva normativa de la DGT para adelantar ciclistas en la vía

«Si la reforma en la Ley de Tráfico sirve para salvar al menos una vida, habrá valido la pena»

«Si la reforma en la Ley de Tráfico sirve para salvar al menos una vida, habrá valido la pena»

A partir de ahora ya no será suficiente con dejar al menos 1’5 metros de separación lateral al adelantar a un ciclista o un grupo de ellos. La Dirección General de Tráfico quiere acabar con uno de los grandes problemas de la carretera de los últimos años y para ello va a presentar una reforma en la actual Ley de Tráfico. Dicha nueva normativa ha sido acogida con los brazos abiertos por el mundo del ciclismo mallorquín, quien considera que «todo lo que sea proteger al más vulnerable, siempre es satisfactorio».

Hasta ahora, la norma dictaba que se debía rebasar a los ciclistas manteniendo una distancia de seguridad con ellos de 1’5 metros. Ahora este espacio aumentará a dos, pero además será obligatorio reducir la velocidad hasta en 20 km/h con respecto a la máxima permitida en la vía, es decir, será necesario levantar el pie del acelerador para efectuar la maniobra.

«Creo que es una normativa muy bienvenida porque protege todavía un poco más al ciclista y además es pionera a nivel europeo. Es una medida que veníamos reivindicando hace ya tiempo y que creemos que es muy acertada para la seguridad de todos, tanto conductores como ciclistas», reivindica Fernando Gilet, presidente de la Federació de Ciclisme de las Illes Balears (FCIB).

En la misma línea se manifiesta Mavi García, corredora del equipo Alé BTC Ljubljana: «El incremento de la distancia de seguridad me parece genial, aunque siempre hay algunos conductores que no cumplen con la norma. De todas formas, creo que en Mallorca somos unos privilegiados porque la gente respeta bastante. He estado en otros países y hay desastres. Resulta muy peligroso ir en bici por la carretera».

El triatleta Carlos López, quien en septiembre de 2017 sufrió un grave atropello mientras entrenaba en la carretera de Biniagual, se muestra algo más escéptico. «Es verdad que si las medidas que ya hay se respetaran y se condujera con prudencia, creo que sería suficiente. El problemas es que la ley no se cumple y ahí es cuando se producen los atropellos», destaca el triatleta del equipo ANB Solagüen Labastida.

Una idea que comparte con Raúl Márquez, ciclista del Qromia, quien precisamente este pasado fin de semana fue protagonista en Gran Canaria de un vídeo que se ha hecho viral, al ser golpeado por un conductor que no cumplió ni con la velocidad ni con la distancia de seguridad obligatorias: «La norma puede ser la que sea, un metro, metro y medio, dos… Aquí el problema es que se cumpla. Yo también soy conductor y hay veces que la vía no te permite dejar ese espacio de seguridad. Lo que cuenta aquí es la cabeza y la responsabilidad, tanto de unos como de otros. Por muy estricta que sea la norma, si al final no se cumple, ¿de qué sirve?».

Por su parte Lluís Mas, corredor del equipo Movistar, opina que se «trata de una ley que desde hace tiempo se tendría que haber implantado con más severidad». El saliner recuerda que han «tenido que perder demasiados compañeros en el camino para que se haya endurecido la normativa». «Uno se siente totalmente indefenso sobre la bici. En ese momento, nuestro único escudo es la piel y sientes frustración porque no puedes hacer nada. Muchos hemos optado por colocar cámaras para grabar las salidas que hacemos, pero eso solo te sirve para denunciar, no para salvar la vida» explica.

«La gente que rebasa a un ciclista sin la distancia adecuada es que nunca ha practicado este deporte», sentencia Mavi. «A mí muchas veces me han pasado rozando y se te pone la carne de gallina. Una bicicleta es muy indefensa al lado de un coche y más cuando se produce un adelantamiento por detrás», añade.

Todos reconocen haber sufrido algún susto sobre la bicicleta, incluso algunos, como Carlos López, dos graves accidentes, y además coinciden en la idea de que hay carreteras en Mallorca que es mejor evitar. Señalan la que une Inca con Sineu como la más peligrosa de todas. «Si alguna vez ves a algún ciclista en ella es porque algo le ha pasado o porque no le queda más remedio. Los vehículos deberían ir a 90, pero ahí pocos que circulen a menos de 100 km/h», destaca Carlos López.

Gilet, por su parte, reconoce que en las carreteras de la isla, pese a que siguen produciéndose accidentes, sí existe «un gran avance en cuanto a la conciliación entre conductor y ciclista». «Hay una cultura en este deporte en Mallorca muy importante y hay una gran mejora con respecto a lo que podía pasar hace dos años», analiza.

Por el momento no hay fecha para la entrada en vigor de la nueva norma que formará parte de la Ley de Tráfico, pero si con ella «se puede evitar aunque solo sea una muerte, ya habrá valido la pena».

Compartir el artículo

stats