Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

De la euforia al ridículo

De la euforia al ridículo

De vuelta a las andadas fuera de casa. A los cuatro minutos gol en contra y el resto de la primera parte un equipo lento y contemplativo rozó el ridículo.

El Mallorca que jugó en Córdoba dejó mucho que desear y confirmó lo rápido que se pasa de la euforia al ridículo agarrándose al final en los últimos minutos a una épica sin premio que seguramente ocultará todas las carencias del resto del partido.

El Mallorca fue un equipo espeso, sin iniciativa, mal en las entregas y peor en la presión y ocupación de espacios. El Córdoba, con 4 victorias en 31 partidos, abocado al descenso y con mar de fondo institucional, parecía el equipo de play-off con aspiraciones desde el inicio.

Los jugadores que han estado marcando diferencias recientemente parecían cansados de tanto elogio y echaron el freno de mano en el momento de dar el golpe tras tres victorias y antes de los puntos por decreto ante el Reus.

Pero esto también es fútbol. El éxito desgasta y estadísticamente después de una racha considerable de seis partidos sin perder, siempre llega una derrota, ya sea porque el rival es mejor, por dejadez propia o porque el fútbol es así. Mención aparte para un árbitro muy malo que concedió dos goles, uno a cada equipo, en clarísimo fuera de juego. Esto también es fútbol.

Compartir el artículo

stats