25 de agosto de 2018
25.08.2018
Segunda B

El Atlético Baleares se estrena con un empate en Castellón

El equipo de Mandiola reacciona tras una floja primera parte e iguala con un gol de Canario

25.08.2018 | 22:04
El Atlético Baleares se estrena con un empate en Castellón

El Atlético Baleares ha logrado un meritorio empate en su estreno en Segunda B (1-1). Los balearicos han ido de menos a más ante un Castellón que desde el primer minuto ha peleado por cada balón y que ha intentado dar una alegría a su afición en su retorno a la categoría después de siete años sufriendo en Tercera.

El primer periodo ha sido igualado, aunque siempre ha dado más sensación de peligro el Castellón, apoyado desde las gradas por más de diez mil aficionados que no quisieron perderse el debut de su equipo tras el ascenso desde Tercera. El Atlético Baleares ha colgado bastantes balones al área local, pero ha sido incapaz de rematar a puerta con claridad ante unos defensas que han impuesto su contundencia.

Precisamente, la solidez defensiva ha sido la mayor carencia de un Atlético Baleares que ha pagado caro uno de sus tres despistes atrás. En el minuto 25, un pase largo ha dejado a Juanjo solo ante Klaus pero ha chutado fuera tras hacer un buen control. No ha errado, sin embargo, Juanma pasada la media hora, rematando con el pie en semifallo un balón colgado al segundo palo que no ha defendido bien Expósito y que ha hecho imposible cualquier intento de parada del cancerbero balearico. Al borde del descanso, el once de Manix Mandiola se ha evitado un disgusto tras un cabezazo del veterano Máyor, que ha pegado en el larguero.

La segunda parte ha sido otra historia muy diferente. No se sabe qué les ha dicho Mandiola en el vestuario, pero lo cierto es que sus jugadores han entrado al campo de forma muy diferente a la primera. Y los frutos se han visto a los seis minutos en una jugada trenzada del conjunto blanquiazul en la que Canario ha sido principio y final. El extremo se ha hecho con el balón en el centro del campo, se la ha pasado a Fullana, que ha combinado con Marcos al borde del área. Este se la ha pasado a Canario, que se ha internado en el área para batir al guardameta local Campos.

Este gol ha dado alas a los blanquiazules, que se han hecho dueños del partido. Han encerrado al Castellón en su área y han puesto en serio peligro al guardameta local. En el minuto 71 se ha producido el susto del partido en un salto de Regalón con Rovirola, que ha acabado con los dos jugadores tendidos sobre el césped. La peor parte se la ha llevado el defensa del Castellón, que ha tenido que abandonar en camilla el terreno de juego después de seis minutos en los que no se movía, aumentado la incertudumbre de todos sobre su estado. Rovirola volvió al terreno de juego con un espectacular vendaje en la cabeza y, a los pocos minutos, estuvo a punto de marcar.

En el minuto 90, con ocho todavía por delante por el tiempo que se demoró en atender a Regalón y Rovirola, ha llegado un error de bulto del colegiado cuando ha anulado un gol legal a Juanma. El árbitro entendió que el rematador del Castellón estaba en fuera de juego, pero las imágenes se han encargado de demostrar que no ha sido así. Y se ha llegado al final del partido, un buen empate porque, si bien es verdad que en la segunda parte ha sido superior el Atlético Baleares, en la primera el mejor ha sido el Castellón.

Ficha técnica:


Castellón: Campos, Rubén, Regalón (Roig, m.76), Satrústegui, Verdú, Gálvez (Delgado, m.49), Caballero, José Carlos, Juanma, Juanjo (Hicham, m.68) y Máyor.

Atlético Baleares: Klaus, Expósito, Vallori, Vega, Rubén, Villapalos, Rovirola, Fullana, Kike López (Nacho Heras, m.96), Canario (Hugo Díaz) y Marcos (Nuha, m.83).

Goles: 1-0, m.32: Juanma. 1-1, m.51: Canario

Árbitro: Albert Ferran (C. Catalán). Tarjeta amarilla a Canario, Villapalos, Delgado, Rubén, José Carlos y Roig.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores