04 de noviembre de 2017
04.11.2017
Fútbol Sala / Primera División
Osasuna Magna23Palma Futsal
 

Chicho completa la remontada

El Palma Futsal conquista en Pamplona una victoria de mucho mérito ante un rival directo en la lucha por entrar en las plazas de play-off por el título

04.11.2017 | 00:45
Tomaz, con el 14, intenta detener una acción de ataque de un jugador del Osasuna Magna.
Diego Favero, al borde del descanso; Maico, al contragolpe en el minuto 22, y Chicho, de volea a media vuelta en el 23, completaron la sensacional remontada del Palma Futsal en el pabellón Anaitasuna frente al Osasuna Magna.
De esta forma, el conjunto mallorquín que dirige Antonio Vadillo alcanzó en la clasificación a los navarros y los dos quedan con 17 puntos, a cinco del liderato que ostenta el Movistar Inter.

El equipo navarro, que encadena su tercer encuentro sin ganar y su segunda derrota consecutiva después del 5-0 del pasado martes ante el Jaén Paraíso Interior, había tomado antes una ventaja de dos goles por medio de Dani Saldise, aunque insuficiente para sumar algún punto en un trepidante duelo entre dos bloques muy potentes, con tres lanzamientos locales a los postes en el tramo final. Minutos de asedio para la portería defendida por Carlos barrón quien una vez más fue uno de los más destacados en el equipo mallorquín.

El resultado dio la razón a Vadillo quien prefirió que el equipo permaneciese concentrado en tierras navarras tras empatar el martes (1-1) el partido que disputó frente al Aspil Vidal Ribera Navarra. Un periplo que le ha reportado al Palma Futsal la suma de hasta cuatro puntos a domicilio y que le permite asentarse en la cuarta plaza, junto al Jaén Paraíso Interior y el Osasuna Magna.

Y es que hay victorias que valen más que los tres puntos que se adjudica un equipo y la del Palma Futsal en Pamplona es una de ellas por el nivel del rival, la fortaleza en su pabellón y la situación en la tabla. Triunfo ante un rival directo, con remontada incluida, y el Palma Futsal que ya mira hacia arriba en la clasificación tras una gran segunda parte.

No era un partido nada sencillo ante un equipo con las ideas claras. Un estilo de juego asumido desde hace años y con un patrón que cada año es el mismo y siempre le funciona. El Osasuna Magna sabe a qué juega y lo aplica a la perfección en su pista por lo que siempre es difícil el reto de derrotarles en Anaitasuna.

El Palma inició el partido con dos avisos pero le faltó intensidad durante muchos minutos de la primera parte. Necesitaba de su mejor versión para ganar y fue de menos a más. Saldise, sacando petróleo de la estrategia, marcó en dos ocasiones. Favorecido por errors defensivo del Palma.
El descanso sentó de maravilla a los mallorquines. Vadillo marcó las pautas y sus jugadores ofrecieron su mejor versión sobre la pista. La intensidad que impuso de salida el Palma fue tan alta que remontó el partido en un abrir y cerrar de ojos. Maico marcó el empate a los dos minutos de la reanudación y Chicho hizo el tercero de media chilena.

Y es que cuando el Palma Futsal pone la quinta marcha es difícil de parar y lo demostró el conjunto mallorquín ante Osasuna. Y eso que incluso gozaron de una acción para marcar otro gol antes del tanto de Chicho pero Araça evitó el de Favero.

El Palma mutó a una versión más ofensiva, combinando bien con el pívot y le complicó la defensa al conjunto navarro, que en la primera mitad controló mejor el partido a nivel defensivo.

Los locales tuvieron una buena ocasión en un disparo que rechazó Eseverri prácticamente sobre la línea de gol. Tal fue el nivel de los de Vadillo que los locales se cargaron de faltas y agotaron las cinco sin llegar al ecuador de la segunda mitad, lo que añadía más presión a los navarros. Hubo intercambio de golpes pero el Palma gestionó muy bien el marcador, el partido y su ventaja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine