03 de noviembre de 2017
03.11.2017
Natación

La piscina de Son Hugo ya funciona

La pileta interior del recinto opera con normalidad después de ser reparada de forma provisional la fisura estructural

03.11.2017 | 01:14
La piscina de Son Hugo, ayer, después de ser abierta a las 7:30 horas.
La piscina interior de Son Hugo abrió ayer de nuevo a los usuarios y cursillistas tras la reparación provisional de la fisura estructural que fue detectada el pasado 24 de octubre y que obligó a su cierre por motivos de seguridad.

Fuentes del Institut Municipal de l´Esport (IME) confirmaron que, como estaba previsto, la pileta de la instalación municipal fue abierta a las 7.30 horas y mantendrá a partir de ahora su horario habitual de lunes a viernes hasta las 17.00 horas. Los sábados de 8.00 a 22.00 horas. Y los domingos y festivos de 8.00 a 15.00 horas.

Los trabajos de reparación se iniciaron el 30 de octubre. Técnicos de la empresa Mirtha, encargada del proyecto comenzaron ese día la reparación del vaso de la pileta con el objetivo de que el trabajo de remodelación estuviera acabado ayer y el Institut Municipal de l´Esport (IME) pudiera dar la orden de reabrir la piscina sin riesgo alguno para los nadadores, tal como anunciaron el alcalde de Palma, Antoni Noguera, y la concejala de Deportes Susanna Moll. En su diagnóstico, los técnicos explicaron que pese al importante estado de deterioro que presentaba el vaso metálico que sustenta la estructura de la piscina, era posible reforzarla sin tener obligatoriamente que vaciarla. Gracias a las inspecciones semanales que realiza el servicio de mantenimiento del IME se pudo detectar una fisura en el perfil de la piscina interior y una deformación en alguna de las planchas de acero que conforman el vaso de la piscina.

Inmediatamente, detalló Cort, se requirió la presencia de un arquitecto experto en patología edificatoria, que el año pasado ya había firmado un informe sobre el estado de la piscina. Este arquitecto dirigió las labores de reparación. El hecho de no haber vaciado la piscina durante el proceso permitió encontrar una solución mucho más rápida. Además, la reparación se pudo completar con un tratamiento anticorrosión para evitar la oxidación del vaso de la pileta. Para realizar las obras de urgencia, el IME ha contado también con la presencia de dos técnicos procedentes de Italia de la empresa fabricante que han ejecutado su cometido en colaboración con el arquitecto responsable. Además, han asesorado al personal sobre el mantenimiento más adecuado para este tipo de piscinas. Se da la circunstancia, mantiene Cort, que este tipo de piletas requiere de un mantenimiento que hasta ahora no se había llevado a cabo.

Las piscinas de Son Hugo son utilizadas por miles de abonados del IME, unos 1.300 cursillistas, dos clubes de waterpolo y cuatro clubes de natación. Al margen de la solución provisional que se ha dado a la piscina interior, se sigue trabajando en el proyecto de rehabilitación integral de Son Hugo, que incluye la adecuación de las piscinas exteriores, hoy cerradas, con el cambio del sistema de calefacción mediante placas solares, así como las restauración completa de todas las piletas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine