Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rincón de pensar

Un domingo de esperas

Los políticos esperan una respuesta desde Cataluña. En deportes se esperaba un título mundial, en motociclismo, y en tenis, que Nadal pudiera superar a Federer. Nada ocurrió.

Algunos trasnocharon, o madrugaron, que muy bien no sabe uno cómo calificar el hecho de estar pendiente de un acontecimiento que ocurre a las cuatro de la madrugada. A esa hora, algunos fanáticos del motociclismo se aprestaban a ver cómo un piloto mallorquín hacía historia y se proclamaba campeón del mundo de motociclismo en la categoría de Moto 3. Al mallorquín Joan Mir le bastaba con ser segundo en el Gran Premio de Japón o quedar por delante del italiano Fenati para lograr su entorchado. Habrá que esperar porque al final el piloto palmesano no pudo pasar de la decimoséptima posición en una carrera marcada por la lluvia y a la que se le quitaron gran parte de sus vueltas para evitar males mayores por la lluvia y por un derrame de aceite sobre la pista.

Demasiadas adversidades para Mir que había salido desde la posición 20 para cumplir una sanción que no le había sido impuesta. El mallorquín hizo bien en arriesgar y ya piensa en la carrera del próximo domingo en Australia donde tendrá una segunda oportunidad para hacerse con el ansiado título. Y por si fallara, también están Malasia y la postrera prueba en Valencia.

Nadal no puede con Federer

Rafel Nadal ha completado esta semana un excelente torneo en Shanghái, al que le ha faltado la guinda que todos esperábamos tras su brillante trayectoria: el título. El manacorí no ha podido con Federer, que le ha superado claramente en una final en la que el suizo fue superior sin ningún tipo de dudas.

Las dudas vienen por el hecho de que Nadal no ha podido ganar este año en ninguna de las cuatro ocasiones en las que se ha cruzado con Federer en el cuadro. El suizo le ha privado de tres títulos y le ha apartado de seguir adelante en Indian Wells en unos octavos de final. El mallorquín tiene el consuelo de que ha reforzado, pese a todo, su número uno y de que tal vez le queden en lo que falta de año otras dos oportunidades para tomarse una cumplida revancha: el Masters de París Bercy o la Copa de Maestros que se celebrará en Londres. Estas dos citas tenísticas son casi las únicas en las que el mallorquín no ha podido incluir su nombre en el palmarés, una razón de más para conseguir hacerse con los títulos.

El Mallorca sigue imparable

Los que no se han llevado ninguna sorpresa y han visto cómo ocurría lo esperado han sido los hinchas del Mallorca, que contaban con que su equipo se impusiera al Ebro en su minúsculo campo de juego.

El equipo de Vicente Moreno salió a por el partido desde el minuto 1 y evidenció una superioridad aplastante, tanto en juego como en ocasiones. Todo ello, unido al tropiezo del Elche, hacen que el Mallorca se consolide en el liderato del grupo. Solo resiste el filial del Villarreal, que casualmente es el próximo rival de los rojillos este domingo en Son Moix. De vencer el Mallorca el equipo se situaría siete puntos por encima del segundo clasificado, lo que empieza a ser una ventaja más que significativa a estas alturas de la Liga.

El atlético baleares, desesperado

También se dice que el que espera a veces desespera. La primera victoria del Atlético Baleares en Son Malferit sigue sin llegar y ya empieza a ser una urgencia. De la Morena no da con la tecla y su equipo está en una situación de impasse que puede tener consecuencias y, en fútbol, ya se sabe por dónde se rompe siempre el cántaro. Ayer, ante el Badalona, hubo una docena de tiros a puerta del Atlético Baleares pero muy pocos remates entre los palos. El equipo tiene delanteros que habían acreditado tener pólvora en sus botas pero el gol no llega. Hay tiempo para enderezar la nave y sobretodo para no perder la ilusión cuando la temporada apenas ha dado sus primeras bocanadas.

Compartir el artículo

stats