12 de junio de 2017
12.06.2017

Toni Nadal: "No soy muy expresivo, pero hoy me he emocionado"

El técnico del campeón de Manacor asegura que solo se puso nervioso "al principio del partido"

12.06.2017 | 02:41
Toni Nadal: "No soy muy expresivo, pero hoy me he emocionado"
"La verdad es que no soy muy expresivo, pero debo reconocer que hoy me he emocionado en medio de la central junto a mi sobrino". Entre un enjambre de periodistas, así se expresaba Toni Nadal, el mentor del campeón, en la antesala de vestuarios de jugadores, y reflexionaba sobre lo que significa la décima vicroria de Rafel en Roland Garros. "No sé si lo volveremos a ver, pero nadie pensaba que se batieran los catorce grandes de Sampras y ya hay dos jugadores que lo han conseguido", en referencia a Federer y a su sobrino. Toni aseguró que no estuvo muy nervioso durante el partido: "Solo al principio. Ha habido mucha diferencia y no lo he vivido con los nervios de otras veces. No sé si es el título más emocionante, pero estar dos años sin ganarlo lo convierte en especial", comentó.

Toni restó importancia al hecho de que entregara la Copa. "Es bonito, pero no deja de ser algo anecdótico, lo importante es la victoria". Preguntado por con qué gesta compararía los diez títulos de su sobrino, respondió. "Es difícil decirlo ahora, pero tal vez con el salto de Beamon, o las Champions del Barcelona", bromeó, con una sonrisa en los labios.

Se quita protagonismo cuando se le pregunta cuánta culpa se atribuye en los éxitos de Rafel: "Bastante poca. Si no me hubiera tenido a mí, también hubiera ganado, aunque no sé si tanto", dijo.

Toni Nadal ve a su pupilo a un gran nivel. "Técnicamente está mejor que hace unos años. El revés lo tiene mejor, el segundo saque también. Antes tenía el desparpajo de la edad, pero en mi opinión en todas las superficies está mejor que en 2008. La segunda parte de la temporada se presenta interesante porque quedan muchos títulos importantes", concluyó.

Por su parte, Carlos Moyá, dijo sentirse muy feliz por su primer título grande como entrenador después de perder las finales de Australia con Nadal y de Wimbledon con Raonic. "La felicidad es inmensa, pero en la pista es mayor". Calificó de "casi irreal" los diez títulos de Nadal y ve muy difícil que se pueda igualar o superar. "A lo mejor alguna vez, pero no creo que ninguno de nosotros lo veamos", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine