06 de julio de 2013
06.07.2013

El Baleares de Segunda B jugará en Magaluf

El club blanquiazul empleará las instalaciones de Calvià también con el Juvenil de Honor, por el precintado "por mal estado" del Estadio Balear

06.07.2013 | 00:30
El Municipal de Magaluf será ahora la sede blanquiazul.
Los equipos de Segunda B y Juvenil de Honor del Atlético Baleares entrenarán y disputarán en el Campo Municipal Magaluf sus compromisos oficiales de la próxima temporada, tras llegar a un acuerdo el club palmesano con el Ajuntament de Calvià.
"Los dos equipos más importantes jugarán en Magaluf, dónde también tendremos las oficinas del club", señaló ayer su presidente, Dani Fiol, a la Cadena Ser. El grueso de las plantillas del club blanquiazul –juvenil B, cadetes e infantiles– emplearán Son Malferit; mientras que el Germans Escalas acogerá a los jugadores más pequeños de edad, desde alevines hasta la escuela de fútbol.
"Nuestra intención es la de no alejarnos de la barriada para no perjudicar a nuestros jugadores. El Germans Escalas y Son Malferit están cerca del Estadio Balear", indicó ayer Dani Fiol.
El motivo de esta peregrinación de las distintas plantillas del Atlético Baleares, por distintos terrenos de juego de Palma y Calvià, obedece al precinto técnico que realizó el Ajuntament de Palma al Estadio Balear, al comprobar que "su estructura está en malas condiciones" y que esa circunstancia ponía en peligro la integridad física de sus inquilinos y la de quienes visitaban el vetusto recinto.
La problemática radica ahora en determinar quién se hace cargo de la inversión que requiere la reforma integral que necesita el Estadio Balear, de propiedad privada, aunque Cort ya lo adecuó hace años –con Catalina Cirer en el cargo de alcaldesa de Palma–.
El presidente blanquiazul reconoció que existe un problema con el Estadio Balear y que espera que "en un plazo no muy largo pueda haber una solución" para que todas las plantillas balearicas tengan un acomodo.
Una de esas posibles salidas sería que el Ajuntament de Palma diera luz verde a la construcción de la Ciudad Deportiva del Atlético Baleares en unos terrenos que compraron los empresarios Bartolomé Cursach y Fernando Crespí en la proximidades de Son Espases, en Palma. Una posibilidad remota al ser los terrenos, hoy por hoy, no urbanizables.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook