20 de noviembre de 2009
20.11.2009
40 Años
40 Años
8ª jornada – Liga BBVA

El Real Madrid rubrica la octava victoria consecutiva

Los blancos mantienen el liderato en solitario

19.11.2009 | 23:12
El Real Madrid rubricó su octava victoria consecutiva, que le hacen seguir siendo líder invicto en la ACB, ante un DKV Joventut que dio la cara en todo momento, mientras que le duraron las fuerzas a Clay Tucker.

Si Tucker fue vital en el DKV Joventut, otro tanto hay que decir del, otra vez, excepcional Novica Veickovic, que realizó un partido para enmarcar con 29 puntos y 13 rebotes, 7 de ellos ofensivos.

El Real Madrid aceptó el intercambio de canastas en los primeros minutos de partido, aunque la velocidad en ataque del Joventut creó demasiados problemas a la defensa local, por lo que comenzaron las primeras ventajas verdinegras, que llegaron a ser de siete puntos, 13-20, a falta de minuto y medio para el final del primer cuarto.

Tras el 17-20 de los primeros diez minutos, la defensa del Real Madrid salió mucho más concentrada y presionante, lo que comenzó a dar sus frutos. La Penya tardó tres minutos y medio en anotar, ya con ventaja del Real Madrid, 23-22.

Los de Ettore Messina llevaron la iniciativa en el marcador, pero el partido se entretuvo en el duelo ofensivo que mantuvieron Velickovic, 13 puntos, y Tucker, 9 puntos, que se echaron a sus equipos sobre sus espaldas.

El Madrid, como en otras ocasiones, se fue ligeramente en el marcador, 32-25 en el minuto 16,30, pero no acabó de rematar y dejó que los verdinegros se fueran vivos al descanso, 40-38.

Tucker siguió igual tras el paso por vestuarios y dos triples suyos volvieron a dar una mínima ventaja, 43-45, a su equipo. Pese a la dedicación defensiva de Hansen y Kaukenas, Tucker se las apañó para mantener vivo a su equipo.

Velickovic no quiso ser un convidado de piedra en la fiesta anotadora y también mantuvo su conexión con el aro rival, 55-50 en el minuto 26.

En los diez minutos finales, fue Sergio Llull el que se encontró en estado de gracia y dos triples y un mate sirvieron para poner las primeras diferencias serias en el marcador, 68-57 a falta de 7 minutos. Por si fuera poco, se dedicó a asfixiar a Tucker, que pese a dar muestras de cansancio su entrenador no le dio un segundo de respiro.

Los últimos minutos fueron más tranquilos para el Real Madrid, pese a los pobres porcentajes de los escoltas Hansen y Kaukenas, y a la ausencia de Bullock, que rubricó su octava victoria consecutiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine