Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ñaco Fabré busca la belleza visual y el sosiego con ‘Elogio del aire’

La muestra reúne pinturas, esculturas y ‘collages’ en los que ha utilizado distintas técnicas y que tienen diferente lenguaje

Ñaco Fabré, junto a la escultura colgante ‘Una leve sugerencia’. B. Ramon

Deleitarse contemplando formas y colores es el objetivo que Ñaco Fabré tiene con Elogio del aire, la exposición en la que muestra once de sus obras en la galería Marimón de Palma. La belleza y el sosiego forman parte de su discurso artístico que manifiesta en las pinturas al óleo, con formas geométricas, dos esculturas ligeras colgantes y cuatro collages seleccionados.

La pintura que expone Fabré es muy tradicional, sobre tela y al óleo, material que le aporta una «densidad distinta». «Busco esta depuración entre los campos de color, la idea de la geometría que construye un poco los espacios y en el fondo una idea de búsqueda de la belleza y el sosiego para la libre contemplación». Comenta que metafóricamente quiere acercarse a la poesía, utilizando colores que puedan funcionar entre sí, como en los cuadros que pertenecen a la serie Horizonte compartido. «Me interesa esa idea de que tu visión y la mía puedan coincidir en un mismo plano, porque los colores de en medio crean una distancia y los de los lados, otra», añade sobre estas piezas.

Si en esa serie, los cuadros tienen una perspectiva más lineal, en Loslímites de la forma azul y en Yellow space, «la geometría invita al libre movimiento de la mirada».

‘Nube modernista’ y dos de sus cuadros con formas geométricas. | B. RAMON

Ñaco Fabré preparó esta exposición condicionado por el espacio que le proporcionaba la galería Marimón, que abrió puertas en la calle Can Serinyà hace poco. El artista se decantó por una pintura más despojada, trabajos verticales, en los que cuida desde el marco, que forma parte del propio cuadro, a la sombra que proyectan sobre la pared.

Además de la pintura, Elogio del aire, que se puede visitar hasta el 23 de diciembre, muestra cuatro collages de la Suite Montparnesse que Ñaco Fabré hizo en París en 2018 pero que no había expuesto todavía. Compuestos por diferentes piezas geométricas de papel, su paso por el tórculo hace que visualmente parezcan cuatro pinturas más.

‘Horizonte ideal VI’, pintura de este año. | B. RAMON

Las dos esculturas están creadas con aluminio, moldeado por el artista y suponen una ruptura visual con las formas lineales de las pinturas. La Nube modernista es un sinfín en espiral, en continuo movimiento gracias a un pequeño motor. «Por la simplicidad y ligereza es un misterio, también es su atractivo visual, que es de lo que se trata, que te emocione», reflexiona.

Compartir el artículo

stats