Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música/Moda

Edoardo Ferragamo: «Mi trabajo y mi gran pasión es la música, seguido de navegar y Mallorca»

El cantante, compositor y guitarrista, nieto de Salvatore Ferragamo -visionario y fundador de la lujosa firma de calzado-, ha participado en la Copa del Rey con el Swan 36 Cuordileone

Edoardo Ferragamo MANU MIELNIEZUK

Edo Ferragamo nació y creció en Florencia, Italia hace 30 años. Con tan sólo 12 años, comenzó a tocar la guitarra eléctrica, su gran pasión. Su historia de amor con la música surgió viendo la película School of Rock, con el actor Jack Black. «Fue amor a primera vista. La primera vez que escuché el sonido de la guitarra eléctrica, quedé fascinado. Mi madre tenía una vieja guitarra clásica en el sótano, la cogí y comencé a practicar y después de tomar algunas lecciones me enamoré de ella y nunca ya he dejado la música». 

En la escuela secundaria, Edo formó su primera banda, y cuando tenía 16 años supo que la música sería su vida. Siempre anhelando ir a los Estados Unidos, y queriendo ser parte de la mejor escuela de música del país, convenció a su familia para asistir a la Berklee College of Music en Boston, Massachusetts, donde cursó estudios durante tres años y medio. «Crecer con el apellido Ferragamo ha sido fantástico pero también un reto. Llevar un gran nombre conlleva una gran responsabilidad. Mi familia me ha apoyado siempre para poder desarrollar mi carrera en la música», subraya. 

Después de un tiempo en Berklee, Edo se mudó a Nueva York para centrarse completamente en su música. Se volcó en componer, escribir y producir, convirtiéndose en músico profesional. Ha llevado su talento al siguiente nivel. Es productor, arreglista, multi-instrumentista y hace conciertos en directo

Desde Nueva York, donde lleva ya ocho años, viaja con frecuencia a Los Ángeles y Florencia, aunque ahora comenzará una nueva etapa en Europa. «Voy a pasar una temporada en Roma donde está mi equipo de producción. Estoy trabajando en mi nuevo álbum y lo estoy produciendo y grabando en Roma. Estoy muy feliz porque he encontrado un equipo fantástico. En el álbum la mayoría de las canciones son en inglés pero también algunas en italiano y ahí es donde se notan más mis orígenes. He crecido como guitarrista de Rock & Roll pero este nuevo álbum es muy orgánico ya que grabamos en directo con influencias del pop, blues y el rock. Yo canto y toco la guitarra acompañado de batería, bajo y otros músicos. Las canciones son un poco oscuras pero la melodía engancha y es muy pegadiza y energética. Lanzaremos el álbum en otoño, probablemente en octubre. Estoy muy contento de estar en casa cerca de la familia ya que puedo llegar a Florencia en tren en una hora». 

La familia de Edo, como no podía ser de otra manera, es muy creativa. Su hermana Sole es diseñadora de joyas, Martina, la hermana pequeña es actriz, su hermano Riccardo está más involucrado en el negocio familiar con su padre, Leonardo y su madre Beatrice apoya iniciativas culturales. «Somos una familia muy ecléctica. Provenir del mundo de Salvatore Ferragamo ha sido muy inspirador pero también un gran reto. Ferragamo significa elegancia, atención a los detalles y trabajo duro. Mi carrera prácticamente acaba de empezar, pero esos mismos valores son los que pongo también en mi música. Se precisa también mucha practica, estudio y producción hasta conseguir lo que quieres». 

Su inspiración surge de muchas formas, sobre todo escuchando música de diferentes artistas pero también de momentos tristes, felices, de cuando se enamora, situaciones de la vida cotidiana que traduce a la música en su estudio y luego transmite en sus conciertos en directo. «En el estudio soy creativo, tengo una idea y la convierto en una canción o en un álbum, siendo para mi una gran satisfacción. Empiezo improvisando con mi guitarra, algunos acordes, pequeñas melodías y poco a poco surge mi canción y añado la letra. Es un proceso que necesitas concentración y preparación. Cuando tocas en directo en un escenario te sientes vivo, conectas con la audiencia. Te expones a la gente, retándote a ti mismo. La preparación para ello es la misma que la de un atleta», explica el artista.

Edo viene a Mallorca para navegar con su padre Leonardo desde muy pequeño, tanto por placer en su barco privado como para competir profesionalmente en regatas. «Este es el tercer año consecutivo que vengo con el nuevo barco club Swan 36 Cuordileone para participar en la Copa del Rey de Vela. He ido en barcos de regatas toda mi vida, pero a los 16 años tuve que concentrarme muy seriamente en la música por lo que dejé de lado la competición durante años para concentrarme en la música. Navegar es mi pasión. Hacemos la Nations League en Europa organizada por Club Swan en Italia, Mallorca, Cerdeña, Croacia… participamos con mi hermano Riccardo, a veces va él, otras voy yo. ¡Quiero dar las gracias a Diario de Mallorca por contar mis proyectos y decir que esto es solo el principio de mucho por venir!».

Leonardo Ferragamo, padre de Edo, es un apasionado navegante. Compró los astilleros Swan, los Rolls Royce del mar que se construyen artesanalmente, siempre por encargo, con la precisión técnica de un reloj suizo y la misma elegancia que la firma de moda familiar. Su abuelo, Salvatore Ferragamo, fundador de la marca de lujo italiana más prestigiosa explica en su autobiografía, titulada Zapatero de sueños, como abrió su primera tienda de zapatos cuando tenía tan solo 12 años. Con la industria del cine de Hollywood dando sus primero pasos, Salvatore creó el calzado de algunas de las actrices del momento: Greta Garbo, Marlene Dietrich, Bette Davis… aumentando así su fama y su prestigio.

Desde entonces, el éxito y reconocimiento de la firma no han hecho más que aumentar sin perder un ápice del glamour y el estilo. Tras cumplir con su sueño americano, Ferragamo regresó a Florencia y fue allí donde comenzó a gestarse su fama de visionario. Una vez fallecido el fundador, sus herederos se encargan de la gestión y expansión de la firma. 

Compartir el artículo

stats