Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Laia Urquijo es un personaje icónico porque hicimos un trabajo en equipo"

La actriz Vicky Luengo el pasado fin de semana en el teatro Cuyás. / JUAN CASTRO

Después de su fantástico trabajo en la serie ‘Antidisturbios’ en la que interpretaba a la agente Laia Urquijo, Vicky Luengo se ha convertido en uno de los nombres más destacados del mundo audiovisual en España. La actriz mallorquina, que interpretó este fin de semana al personaje de Felicia en la obra de teatro ‘El Golem’, habla de algunas de sus inquietudes y recuerda varios momentos más destacados de su carrera.



-¿Cómo ha repercutido su trabajo en la serie Antidisturbios en su posterior carera como actriz?

-Fue un cambio a nivel profesional muy grande porque es un proyecto que me ha colocado en el mapa y que mucha gente no sabía quién era yo, que no habían trabajado nunca conmigo y de repente, al verme ahí, me han tenido en cuenta. Y estoy supercontenta y muy agradecida porque no es fácil que eso ocurra.

-¿Cree que era un papel que le encajaba como anillo al dedo?

-Bueno, eso no lo sé. Creo que yo hice lo mejor que pude y creo que conseguimos entre todos, el director, la guionista y los compañeros de reparto hacer que Laia Urquijo fuera un personaje bastante icónico. Yo estoy orgullosa del trabajo. Siempre, a toro pasado, puedes pensar ‘lo hubiera hecho mejor’, pero estoy orgullosa y es un personaje que voy a recordar siempre.

-¿Cómo es trabajar con Rodrigo Sorogoyen?

Es una persona maravillosa, un director muy talentoso. Le quiero muchísimo, es muy sensible, le encanta los actores y eso quiere decir que una se siente muy cómoda trabajando con él. Creo que tenemos una conexión bastante especial trabajando y ojalá pueda repetir con él muchas veces más.

-¿Cómo valoraría sus numerosas incursiones en el teatro?

-Yo he hecho más teatro que series. Llevo 17 montajes profesionales, lo que pasa que muchos de ellos los hice antes de Antidisturbios y la gente no me ubica o no los ha visto.. He trabajado con Álex Rigola, con Flotats, con Gerardo Vera, Andrés Lima, etc.

-¿Qué destacaría de El Golem?

-Es tipo de una obra que no ha visto nunca nadie. Y solo por eso es especial, por ser diferente. Y estoy encantada de terminar la gira por España de la obra aquí.

-La obra es muy abierta, en el sentido de que a veces no está claro lo que está pasando. ¿Cree que esto es una moda actual tanto en cine como en teatro?

-No creo que sea una moda, sino que cada vez la gente busca diferentes maneras de crear y por suerte podemos tener mucha variedad. Yo creo que en España tenemos muchísimo talento y cada vez hay más variedad de tipos de maneras de contar historias. Y a lo mejor esto se acerque a nuevas miradas en el cine que son interesantes también.

-¿Qué título teatral cree que le ha dejado más huella?

-El Golem va a ser, sin duda, una de las que se van a quedar para siempre en mi recuerdo. Y también tengo un recuerdo muy potente de una obra que se llamaba Como una perra en un descampado que hice en Barcelona que escribió Claudia Sedo, que iba sobre el duelo prenatal y la voy a recordar especialmente siempre.

-¿Y en el campo audiovisual?

-Pues Antidisturbios es de las cosas que más orgullosa estoy. Luego el verano pasado rodé una película catalán que se llama Sudu que quiere decir corcho y también quiere decir floto. Es una película que se va a estrenar este otoño y con muchas ganas de que se estrene. Es de Mikel Gurrea, que es un director novel, vasco, y es una película muy bonita que va a gustar mucho. Creo que es una de las mejores películas que he hecho

-¿Y alguna obra en a que se haya divertido especialmente?

-Pues me he divertido mucho rodando El doble, que era un capítulo de Historias para no dormir que también dirigió Sorogoyen con David Verdaguer. Me he divertido mucho rodando Chavalas porque hice muchas amigas y fue un rodaje, aunque complicado porque tuvimos el Covid de por medio, muy divertido. Pero realmente me lo he pasado bien casi siempre con todo lo que hago.

"Cuando vi a Gene Rowlands en ‘Una mujer bajo la influencia’ me dije «yo quiero hacer eso"

decoration

-Y teniendo en cuenta que es una de las actrices del momento, ¿vive bien de la profesión?

-Sí, teniendo en cuenta que es una profesión muy inestable, muy difícil, en la que hay muchos compañeros y compañeras que, por desgracia, no están en la situación en la que estoy yo, a pesar de tener un talento abrumador. Porque el inconveniente de este trabajo es que no depende de ti a veces el tenerlo o no tenerlo. Y yo, cada día que me levanto, doy gracias por tener la situación que tengo ahora de poder trabajar y poder disfrutar de mi trabajo, y poder vivir en una situación de no precariedad.

-¿No ha acudido nunca al Festival de Cine de Las Palmas?

-Me han invitado, pero nunca he podido venir, pero en cuanto pueda me encantará porque me encanta venir aquí.

-¿Cómo recuerda su primera visita a la isla para actuar en la obra Principiantes en este mismo escenario.

-Estaba muy afónica y llegué a Las Palmas porque venía de rodar una cosa hasta las 8.00 de la mañana. Cogí un avión a las 10.00 y llegué sin voz. y lo pasé bastante mal. Me tuvieron que pinchar cortisona, no podía hablar. Así que espero que esta experiencia sea mejor, la verdad.

-¿Tiene algún hobby?

-Leer.

-¿Qué tipo de lectura?

-De todo. Ahora me estoy leyendo un libro de González Sains que se llama La vida pequeña: el arte de la fuga, que es un ensayo. Me he leído la novela Ritual de duelo de Isabel de Naverán.

-¿Y tienes actrices que le hayan influido o marcado?

-La verdad es que no. No soy muy mitómana con estas cosas. Me interesa el trabajo de muchas actrices y sigo la carrera de mucha gente, pero nunca he tenido como un referente de esto en mi vida.

-¿Y películas?

-La primera película que vi y de la que dije «quiero hacer eso como actriz» fue Una mujer bajo la influencia, de Cassavettes por el papel que Gena Rowlands hace ahí. Pensé «a ver si algún día consigo hacer algo así».

-¿Cómo es un día normal en su vida?

-Un día normal mío, me levanto. Voy a ensayar. Cocino, porque me gusta cocinar aunque no cocino muy bien. Leo. Voy al cine y quedo con mis amigos.

-¿Es cierto que practicó judo siendo muy joven?

-Sí, como actividad extraescolar y me lesioné el pie.

-¿Hay alguna obra que le gustaría interpretar?

-No especialmente. Las que he hecho y las que me quedan por venir.

-¿Qué ha visto de Las Palmas?

-Nada, porque la vez anterior no estuve bien y ahora acabo de llegar del avión. Pero me voy a pasear, comer bien y decansar.

-¿Cuáles son sus gustos musicales?

-Mi cantante favorito es Nacho vegas, y sigo también a Silvia Pérez Cruz, Pero en realidad escucho de todo.

-¿Una canción favorita?

La gran broma final.

Compartir el artículo

stats