Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Bisbat impulsa el estudio de varios conjuntos monumentales

Urge restaurar el tejado de la iglesia de Banyalbufar

El conjunto monumental de la Cartoixa tendrá un plan director. | MANU MIELNIEZUK

El Bisbat de Mallorca trabaja ya en los planes directores de varios conjuntos monumentales para poder planificar su mantenimiento y restauración. Es el caso de la Cartoixa de Valldemossa, la Ermita de Betlem, el Puig de Pollença y el Convent de Sant Agustí, en Felanitx.

Francesc Vicens, vicario episcopal de Patrimonio, presentó ayer la memoria de su área y comentó las líneas estratégicas que sigue. Una de ellas es la puesta en marcha de los planes directores de varios conjuntos monumentales, que ya están en fase de estudio. De la Cartoixa, se está redefiniendo el discurso museográfico, entre otras cuestiones; en cuanto a la Ermita de Betlem, se está en fase de negociación sobre los usos agrarios y el mantenimiento de los espacios etnológicos, apuntó Vicens. Los planes directores más avanzados son los del Puig de Pollença y el Covent de Sant Agustí de Felanitx , que ya están en el inicio de su redacción.

«Son conjuntos monumentales muy grandes en los que no se puede estudiar parcialmente, porque sería un estudio sesgado, incompleto, y podría causar más daño que bien intervenir sobre un elemento y no tener en cuenta los otros», detalló Vicens. El vicario aseguró que hasta que no se cuente con estos planes directores no se intervendrá en estos inmuebles, pese al deterioro de la torre del Puig de Pollença y al de una capilla de Sant Agustí.

Francesc Vicens descartó que corran peligro estos elementos. En cambio, sí consideró una emergencia la restauración del tejado de la parroquia de Banyalbufar, dañado por los temporales del pasado invierno, y pendiente de obtener financiación, ya que de momento se dispone de 50.000 euros conseguidos por el Ayuntamiento y su coste es mucho mayor.

En los dos últimos años, el taller de restauración del Obispado, dirigido por Antònia Reig, ha trabajado en 11 esculturas, 5 pinturas sobre madera, otras 11 pinturas sobre tela, así como en la sillería de Porreres y en el retablo del Convent de Campos.

Bartomeu Bennàssar, aparejador del Bisbat, comentó que a diario reciben peticiones de parroquias. Vicens estimó que el mantenimiento de estos edificios supone entre el 30 y el 40% de los ingresos de cada templo.

800 años de historia eclesiástica

El Obispado de Mallorca ha comenzado a inventariar sus bienes patrimoniales, un trabajo que requerirá años ya que se trata de compilar las piezas más valiosas de los 800 años de historia eclesiástica en Mallorca, según comentó ayer el vicario episcopal de Patrimonio Histórico y Cultural, Francesc Vicens.

Para decidir qué piezas formarán parte de este inventario se están siguiendo tres criterios: que la pieza sea anterior a 1939, o que tenga una autoría conocida o que se trate de piezas fabulosas o delicadas.

Además, el Bisbat está habilitando nuevos depósitos para estas piezas.

Compartir el artículo

stats