Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mafalda: «Es un honor participar en el Atlàntida Film Fest con artistas a los que admiro»

La hija de la mallorquina Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria ofrecerá su primer concierto en Mallorca y presentará su nuevo sencillo, ‘Rotos’, el próximo jueves en el festival de cine

La cantante en la costa mallorquina. | ELISABETH SALCEDO

La cantante en la costa mallorquina. | ELISABETH SALCEDO

«Es un gran honor poder participar en este festival con otros artistas que admiro tanto y es aún más especial hacerlo en Mallorca, la isla a la que tengo tanto cariño. ¡Estoy muy emocionada, qué ganas!», declara Mafalda al comenzar la entrevista sobre su participación en el Atlàntida Film Fest, uno de los festivales de cine más selectivos y que apoya cada año a los jóvenes talentos más destacados.

A punto de cumplir 27 años este mismo martes, Mafalda tiene claro que quería dedicarse a la música desde que era muy pequeña. «Fue a los ocho años cuando mi madre me llevó a uno de mis primeros conciertos. Nunca olvidaré esa experiencia. En ese momento no tenía aún muy claro lo que haría, pero sí sabía, con toda seguridad, que iba a formar parte del mundo de la música», tal como relata.

Mafalda toca el piano y con tan solo 14 años ya empezó a componer sus propias canciones. Recuerda perfectamente cuando las cantó delante de un público por primera vez, era el año 2012 en un pub de Londres. Cantar empezó a ser su profesión, por lo que decidió estudiar en la Berklee College of Music, en Boston. «Fue una experiencia que cambió mi vida y me siento muy agradecida por haber tenido esa oportunidad. Durante mi tiempo en la escuela me sumergí en una comunidad creativa increíble. De hecho, algunos colaboradores de mi EP Bailando sin sentido fueron a Berklee conmigo», explica.

Hace lo que hace gracias a sus padres, por todo el patrimonio cultural que le han dado. «Mis padres han sido una gran influencia, tanto por introducirme en el mundo artístico como por enseñarme una ética de trabajo». Se siente profundamente afortunada de poder decir que su familia siempre la ha apoyado en su sueño. «Reconozco que tiene sus ventajas, y nunca las doy por sentado. A veces, he sentido que algunas personas tienen ideas preconcebidas de mí. Por mi parte, trato de enfocar toda mi energía en mi música», subraya.

De momento avanza a pasos agigantados en conciertos, pero no en cualquiera, sino en escenarios muy bien elegidos. Su nombre figura en el cartel del Primavera Sound 2022, con las entradas vendidas y encabezado por figuras como Massive Attack, Dua Lipa o Megan Thee Stallion. «Las mujeres no tienen suficiente representación en la industria de la música y creo que es hora de deshacerse de conceptos anticuados. Hay mucho talento de mujeres o bandas de mujeres que deberían estar mas representadas», propugna la artista.

Mafalda define su estilo como «pop oscuro», aunque hay gente que ha clasificado su nuevo proyecto como «nuevo pop». «Mis canciones siempre empiezan con un sentimiento propio. Al principio tengo unas cuantas ideas sobre la melodía o la letra, que voy anotando. Después mi proceso se centra en la colaboración e intento trabajar con músicos diferentes para transformar las ideas en una canción». En su último trabajo, lanzado el pasado abril con su primer EP en castellano, Bailando sin sentido, la intención es que las canciones expresen que es normal sentirse confundido, vulnerable e inseguro, explica. «La vida es complicada, y es en esos momentos más difíciles cuando encontramos las oportunidades para descubrir nuestra confianza y darnos cuenta de que no estamos solos».

En cuanto a próximos proyectos, prefiere comentar solo, con la frescura que le caracteriza, que «van a llegar muchas cosas nuevas», y confiesa que uno de sus objetivos es poder hacer colaboraciones con otros artistas, como Delaporte, Sen Senra, Labrinth o Buscabulla. Mafalda se siente bien tanto en el directo como en el trabajo de estudio. Se expresa artísticamente de varias formas, ya sea escribiendo música o cantando en un escenario, aunque puntualiza: «¡Me encantan los dos, pero nada remplaza la energía del público!» Y es que nada puede sustituir el contacto directo con la gente y el subidón que aporta la gente emocionada.

Mafalda llega a Mallorca para que podamos disfrutar de su arte y de una voz que traspasa. El lugar que para ella significa el reencuentro con su familia: sus tías, sus primas y sus abuelos maternos. «Me encanta pasar tiempo con ellos yendo a la playa o haciendo comidas con mi abuela. También adoro ir en coche y explorar diferentes partes de la isla. Mientras conduzco de un sitio a otro me gusta escuchar la radio o una de mis playlists preferidas en Spotify, como On Loop o Pollen», concluye sobre sus costumbres en la isla donde pasa sus vacaciones desde que era una niña.

Compartir el artículo

stats