Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA CRÍTICA

Un canto in maschera

Esperamos con ganas el día en el que las formaciones corales puedan quitarse la mascarilla. Nos sonará extraño después de meses escuchando un sonido apagado y menos nítido del habitual debido a la pantalla sonora que representa la tela facial.

Esta introducción sirve para introducir el comentario a la interpretación de la Petite Messe Solennelle de Rossini, que tuvo lugar el pasado viernes en Sant Felip Neri de Palma. Una primera de varias audiciones que se ofrecerán en diferentes lugares de la isla (estén atentos por si se programa cerca de sus hogares) por el grupo vocal de cámara Euroclàssics, que dirige Joan Laínez, junto a Francesc Blanco al piano, Victòria Cortès al armónium y cuatro solventes voces: Mercedes Darder (soprano), Mar Campo (contralto), José M. Sánchez (tenor) y Joan Miquel Muñoz (barítono), que resolvieron sus difíciles y comprometidas partes de forma brillante. Especialmente destacada fue la interpretación del Sanctus, con los solistas y el coro cantando a capella. De hecho, la sesión fue de menos a más, con un inicio un tanto titubeante y un final de notable.

Los dos instrumentistas no quedaron atrás, por lo que a responsabilidad y calidad se refiere, ya que adaptaron el sonido del piano y del armónium al de los miembros del coro, que, con el efecto ya citado de la mascarilla, resultó apagado y un tanto oscuro, aunque afinado y musical.

Muy bien la dirección de Laínez, que, con esta nueva formación de cámara se atreve con un repertorio nada sencillo, primero Brahms y ahora Rossini. Y en ambos casos, con un resultado muy aceptable.

Compartir el artículo

stats