Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los libreros despiden la Fira del Llibre de Palma con buenas ventas y un gran éxito en las actividades

La muestra echó ayer el cierre en Es Born con un balance positivo en cuanto a afluencia público, más concentrado entre semana, y con algunos títulos despuntando, como la segunda parte de ‘Queridos mallorquines’

Los libreros, este domingo, en Es Born.

Los libreros, este domingo, en Es Born.

Después de un Sant Jordi histórico y espectacular, la Fira del Llibre se ha mantenido a lo largo de diez días con buenas ventas y sobre todo mucho éxito en las actividades. «El programa ha sido un acierto», comentan los libreros. «La diversidad en las actividades ha sido la tónica, había cosas para todos los públicos y eso también se ha notado después en los expositores», explica a este diario Neus Mateu de Es Raconet. «Regresar a Es Born ha sido un poco como volver a la normalidad y eso ha sido fantástico», comenta. 

Para Francesc Sanchis (Embat, Quars), «no ha sido para tirar cohetes, pero la gente sí ha respondido bastante bien y estamos contentos», señala. «En nuestro caso, hemos vendido de todo, no he visto que hubiera un género por encima de otro. Ha estado repartido», comenta. «Yo todavía no sé qué he vendido más, hasta el martes no lo sabré, pero mientras he estado en el expositor he visto que han pedido mucho la segunda parte de Queridos mallorquines y también el Premio Mallorca Els mallorquins a l’Olimpiada que no fou, de Pau Tomàs Ramis. Nosotros también hemos vendido bastante Transbordo en Moscú de Eduardo Mendoza, el último de Donna Leon y Lungomare de Gabriel Janer Manila», enumera. «Una de las diferencias que veo entre Sant Jordi y la Fira del Llibre es que en el primero la gente viene más con una idea preconcebida o un título en su cabeza, mientras que en la Fira la gente va más « la aventura a la hora de comprar».

Para el presidente del Gremi de Llibreters, Àlex Volney, ha sido una buena Fira. «Quizá estos días últimos que han subido las temperaturas y en las que nos ha entrado el verano ha bajado la afluencia, pero empezamos muy bien, con mucha gente durante las primeras jornadas». Además de las buenas ventas, Volney puso énfasis en «las más de cien actividades organizadas, algo que tiene mucho mérito teniendo en cuenta que es un programa hecho en tiempo récord». El librero de Llibres Ramon Llull quiso destacar también «la buena convivencia que ha habido con los bares en Es Born». El presidente del Gremi explicó que el próximo evento que llevarán a cabo los libreros es la Setmana del Llibre en Català, que este año se celebrará en septiembre en Palma «simultáneamente a la de Barcelona. Allí se celebra entre el 10 y el 19, nosotros no creo que hagamos tantos días», apunta.

Laia Alegret de Drac Màgic también cree que ha sido una buena feria. «Entre semana ha funcionado muy bien, mejor que otros años. Los fines de semana ha sido un poco más floja», opina. La librera también cree que el atractivo programa de actividades ha servido para atraer a gente muy diversa y eso se ha notado. En su expositor, se han vendido muy bien El nom del món és bosc de Ursula K. Le Guin y Después de lo trans de Elizabeth Duval, cuya presentación el sábado pasado fue una de las actividades que más público congregó en la Fira. 

El Gremi aún no ha elaborado el ranking oficial de más vendidos, pero algunos libreros, entre ellos Neus Mateu, Àlex Volney y también Sanchis, coincidieron en que la segunda parte de Queridos mallorquines fue uno de los más solicitados. 

Compartir el artículo

stats