Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Lorena Bonnín: "'Prodigios' me ha hecho evolucionar como cantante"

La participante mallorquina, ganadora en la categoría de Canto del programa de TVE, quiere dedicarse profesionalmente a la música, ya sea como vocalista o con el oboe, instrumento que estudia desde hace 10 años

12

Lorena Bonnín: "'Prodigios' me ha hecho mejor cantante"

La cantante mallorquina Lorena Bonnín Oliver, de 17 años, no ha ganado la tercera temporada del programa Prodigios, cuya gala se celebró en la noche del pasado sábado, en La 1 de TVE, pero se ha proclamado vencedora de la categoría de Canto y, "lo más importante, he disfrutado. Eso es lo que te queda en el recuerdo. Si no disfrutas, nada vale la pena", reflexiona en una entrevista concedida a este diario.

No ganó el título de 'Prodigio del Año' pero sí obtuvo la victoria en la categoría de canto. ¿Satisfecha?

Estoy muy contenta. No me esperaba llegar tan lejos. Cuando entré en el programa vi que había mucho nivel. Mi oponente, la cantante Selma Sola, que interpretó el Sempre libera (de La Traviata de Verdi), era un portento, subía y bajaba de registro como si nada. Somos dos cantantes muy diferentes, la suya es una voz más de soprano, y la mía, más profunda. 

¿Se sintió cómoda en la canción que interpretó usted: El día que me quieras?

Es una canción de Carlos Gardel y es muy especial para mí porque le gusta mucho a mi abuelo, con el que tengo un vínculo muy fuerte. De pequeño pasaba mucho tiempo con mis abuelos. Él es compositor, con un estilo muy propio, clásico, y pianista, y siente tanto la música como yo. Tengo sus canciones siempre en mi cabeza. 

¿Qué le ha enseñado una experiencia como la de Prodigios?

Que de los demás se puede aprender mucho. Durante el concurso evolucioné, porque tenía muchos ejemplos de grandes músicos alrededor mío, y muy diferentes. Lo más importante es disfrutar. Eso es lo que te queda en el recuerdo. Si no disfrutas, nada vale la pena.

¿Qué recuerdo se lleva para siempre del programa?

Estar en escena y ver que tanto el público como el jurado sonreía mientras yo cantaba.

¿Cuál es su primer recuerdo musical?

Una canción que tocaba mi abuelo al piano. Ese día él me llevó al colegio y yo estuve todo el camino tarareando esa canción.

¿Es Sofía Rodríguez una justa ganadora?

Sofía tiene mucho talento, vale para el violín. Tiene mucha madurez para la edad que tiene y está centrada, sabe lo que quiere. Le veo un gran futuro, le da dinámica y color a la música.

¿Por qué decidió presentarse?

Porque programas como Prodigios son experiencias que merecen ser vividas, y también retos. Tuve serias dudas sobre si Prodigios se haría o no, por la Covid-19. Nos tuvieron que hacer pruebas todos los días y llegué a preocuparme, pero fue una oportunidad para volver a subirse a un escenario, porque ya se sabe que actualmente está complicado lo de los conciertos. Prodigios también me ha dado la oportunidad de conocer a grandes músicos, como el tenor José Manuel Zapata, la soprano Ruth Iniesta o la mezzo Nancy Fabiola, a quien tuve en la primera gala y me hizo sentir muy cómoda por sus consejos. Fue alguien que me enriqueció.

El oboe es su otra pasión. ¿Cómo llegó a él?

Actualmente estoy cursando el último grado profesional de oboe en el Conservatori. Empecé con el piano, a los 3 años, y mi primer concierto lo di a los 4, en un teatro. Seguí con el piano hasta los 8 y luego hice la prueba de oboe para el conservatorio. Es un instrumento que me encantó desde el principio. Tuve y tengo un profesor, Alvaro Renard, que me hace disfrutar con el oboe. Cuando empecé a mejorar con el instrumento me ilusioné. Desde entonces el oboe me pide más y más.

¿Prodigios le ha hecho mejor cantante?

Sí. En Prodigios he mejorado como cantante. Es un programa que, por su nivel, me ha exigido mucho. He aprendido y he evolucionado, a base de rectificar y buscar soluciones a los problemas que iban saliendo. 

¿Quiere dedicarse a la música profesionalmente?

Sí. Quiero seguir con el canto y el oboe, a nivel profesional. Me gustaría entrar en una orquesta sinfónica con mi instrumento. Sé que la profesión está mal pero cuando uno lo hace con pasión... Si me quitaran la música no sé en qué estaría centrada. La música, para mí, es una forma de vida. Gracias a Prodigios estaré becada en el Centro de Alto Rendimiento Musical de la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid.

En la gala final se rindió homenaje a Perales y les visitó Tamara. ¿Dos de sus músicos preferidos?

Mi último descubrimiento ha sido José Mercé, me encanta su estilo y me ha influido en algunas de mis nuevas composiciones. 

¿Desde cuándo compone?

Desde hace un par de años, siempre en el piano de mis abuelos. Compongo canciones para guitarra y voz, y piano y voz. Algunas de esas letras son de un amigo poeta, Yago Hernández. Ahora estoy con la música de una banda sonora.

Compartir el artículo

stats