Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Broto brinda una fiesta de colores en Son Carrió

El artista aragonés, afincado en Mallorca desde hace años, vuelve a exponer en Ca n’Apol·lònia para celebrar su 25 aniversario

Broto brinda una fiesta de colores en Son Carrió

Broto brinda una fiesta de colores en Son Carrió

Broto, en su casa-taller de Sant Llorenç.

José Manuel Broto (Zaragoza, 1949), una de las figuras más significativas de la pintura contemporánea española, ganador de los más importantes galardones, entre ellos el Premio Nacional de Artes Plásticas, es el autor de Papers, exposición con la que el Centre Cultural Ca n’Apol·lònia de Son Carrió (Carrer Mar, 56) celebra su 25 aniversario.

La muestra, que se podrá visitar del 29 de septiembre al 29 de noviembre de 2020, consta de un total de trece dibujos creados entre 2012 y 2019 y elaborados especialmente para ser expuestos en Ca n’Apol·lònia, un espacio íntimo y recogido que se levanta a poca distancia de donde Broto tiene su casa-taller. “Es una deliciosa selección de su obra para papel pensada para un centro pequeño con una magia muy especial como es Ca n’Apol·lònia”, apunta el comisario de la exposición, Pere Santandreu.

El comisario define Papers como “una fiesta de colores, una explosión de colores y de formas”, y se muestra radiante ante el hecho de que Ca n’Apol·lònia se situará “en el centro del arte” al menos durante dos meses gracias a la muestra de Broto, “un gran creador de renombre y al mismo tiempo un carrioner más”.

Broto, que cada vez pasa más tiempo en Mallorca –hace más de cinco lustros que tiene estudio en la isla–, está enamorado de su luz. Siempre que ha tenido oportunidad, así lo ha confesado. “La luminosidad de la isla me da cierto optimismo”, subrayó a este diario en 2011, cuando asistió al recital que en Es Baluard ofreció Alberto Rosado, quien interpretó una pieza de José Manuel López, compositor que ha formado tándem con el pintor. Su amor se extiende a la sencillez y la simpleza, a la armonía y la belleza, aspectos que se conjugan en una exposición para la que el artista aragonés, representante de la generación de los setenta, considerado el último grupo de grandes pintores españoles, se ha volcado.

Broto, “encantado”

“Está encantado con el espacio y se ha implicado mucho en esta exposición, tanto, que hoy mismo (ayer para el lector) nos ha redistribuido los dibujos”, comenta Santandreu. “Que después de una carrera como la suya, con una producción enorme y cientos de exposiciones en todo el mundo, se implique como lo está haciendo en una exposición humilde y en un espacio tan pequeño como el nuestro, nos llena de satisfacción”, añade el comisario.

Precisamente fue el mismo Broto quien protagonizó, en 1997, dos años después de su apertura, la primera de las exposiciones en Ca n’Apol·lònia, Els Jocs. Desde entonces, el centro de Son Carrió ha acogido una muestra anual, a cargo de artistas de referencia de la plástica contemporánea como Jim Bird, Xavier Grau, Josep Guinovart, Antón Lamazares, Guillem Nadal, Albert Ràfols Casamada y José María Sicilia, entre otros.

De Madrid a Son Carrió

A sus 70 años, Broto no deja de crear y de mostrar su obra, a la que se entrega en París, Mallorca y Barcelona, ciudades que forman parte de su itinerario vital. Este mismo año ha exhibido su trabajo en la Real Casa de la Moneda de Madrid, con una importante exposición antológica que llevó por título Algunos colores. ·“La pintura, en mi caso, es luz y colores limpios”, declaró con motivo de esa antológica.

La exposición de Broto en Ca n’Apol·lònia se podrá visitar, con entrada gratuita, los viernes, sábado y domingos de 18 a 20 horas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats